Zimbabwe

Respuesta humanitaria de Cáritas Española a la llamada de ayuda de Cáritas Zimbabwe

Cáritas. 29 de enero de 2008.- Los miembros de la red internacional de Cáritas van a colaborar con la Cáritasde Zimbabue en la puesta en marcha a lo largo de 2009 de un programa urgente de rehabilitación y de respuesta a la precaria situación por la que atraviesa el país. Cáritas Española va a participar con una aportación de 100.000 euros en esta intervención humanitaria, que permitirá distribuir alimentos a unas 165.000 personas en situación especialmente vulnerable, además de servir una comida diaria a unos 90.000 escolares.

Dentro de este plan se contempla también el reparto de semillas a unas 4.600 familias, con objeto de promover su autosuficiencia alimentaria, así como la rehabilitación de 60 puntos de distribución de agua potable en distintas ciudades del país, que atenderán las necesidades de una población de más de 16.000 familias. En el programa se incluye, además, un programa anual de distribución de medicamentos básicos en 47 centros de salud.

Situación crítica

Esta intervención humanitaria de la red Cáritas en Zimbabue pretende paliar la dramática situación de subsistencia a la que se enfrenta una buena parte de la población, agravada por la seria crisis política y económica por la atraviesa este país africano. Los indicadores de la situación actual que se vive en Zimbabue son escalofriantes: mientras la mitad de la población del país (12.350.000 habitantes) necesita con urgencia ayuda alimentaria, un objetivo para el que son necesario al menos 550 millones de dólares, los brotes de cólera se han multiplicado en los =FAltimos meses debido a la falta de agua potable y se han cobrado hasta la fecha más de 1.000 víctimas mortales. Al mismo tiempo, cuatro grandes hospitales han tenido que cerrar sus puertas ante la falta de medicamentos, equipamiento médico y agua potable, mientras cada semana mueren 3.000 personas a causa del SIDA, una cifra que se ha disparado debido a la escasez de antirretrovirales.

En el terreno agrícola, el desastroso programa de redistribución de las tierras cultivables impulsado por el Gobierno ha arruinado la abundante producción de cereales de la que hacía gala el país hasta hace pocos años, mientras que los agricultores carecen de semillas y fertilizantes, y la hiperinflación les impide cualquier acceso a los créditos. Como consecuencia de ello, la mayor parte de la población está por debajo de las 1.500 calorías diarias.

El sistema educativo de Zimbabue, uno de los mejores de toda África hace años (90% alfabetización y 85% de escolarización), se ha hundido. Muchas escuelas primarias y secundarias han tenido que cerrar porque los maestros se niegan a trabajar por un sueldo de 10 dólares mensuales. Además, unos 30 docentes mueren cada mes a causa del SIDA. El absentismo escolar se ha disparado hasta el 80 por ciento y muchas titulaciones universitarias se han suspendido indefinidamente.

Empujados por esta caótica situación, se estima que al menos cuatro millones de zimbabuenses, la tercera parte de la población, han abandonado el país en b=FAsqueda de nuevas posibilidades en Sudáfrica, Mozambique, Botsuana o Reino Unido.

Teléfono de donaciones: 902.33.99.99

Prensa: Marisa Salazar (619.26.89.39 - Angel Arriví (91.444.10.16 - 619.04.53.81)