Zimbabwe

El brote de cólera deja más de 1.700 muertos y 34.000 afectados en Zimbabwe

Cruz Roja Española enviará esta semana otro equipo de delegados de emergencia a Zimbabwe, dentro del operativo humanitario puesto en marcha con motivo el brote de cólera que afecta al país africano y que ha dejado ya más de 1.700 muertos y 34.000 afectados. La situación podría empeorar a=FAn más con la llegada de lluvias estacionales, que provoca una subida de las infecciones.

Este nuevo equipo, integrado por cuatro personas, dará relevo a los miembros de la Unidad de Respuesta en Emergencias (ERU, en sus siglas en inglés), especializada en Saneamiento Masivo. "El objetivo de esta Unidad es dar asistencia a los Centros de Tratamiento de Cólera y poner en marcha acciones de promoción de higiene a nivel comunitario", seg=FAn apunta Cristina Estrada, miembro de la primera ERU enviada a Zimbabwe.

La ERU de Saneamiento Masivo está operando en la provincia de Mashonaland West, al norte de la capital, Harare, una de las tres áreas más afectadas por el brote de cólera, que ya se ha extendido a las 10 provincias del país.

Hasta el momento, la ERU ha realizado distintas acciones de saneamiento en 6 Centros de Tratamiento de Cólera, incluyendo la construcción de letrinas, la mejora o construcción de morgues, la gestión de basuras, drenajes, dotación de materiales, etc.

La ERU de Saneamiento Masivo de Cruz Roja Española, en colaboración con la Cruz Roja de Zimbabwe, está diseñando además una campaña de promoción de higiene en la zona que cuenta con el respaldo del Ministerio de Salud y otras organizaciones locales.

La intervención de Cruz Roja Española forma parte de la campaña humanitaria que está llevando a cabo la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. La Federación ha realizado un llamamiento de ayuda por valor de 6,6 millones de euros para financiar una respuesta masiva a esta epidemia en el país africano. Con esta intervención se espera asistir a 1,5 millones de damnificados durante los próximos siete meses. El llamamiento servirá para proporcionar suministros médicos adicionales, aumentar la provisión de agua potable y segura a las instalaciones de saneamiento, facilitar cursos a personal y voluntarios de la Cruz Roja de Zimbabwe para que éstos lleven a cabo un amplio programa de educación y, asimismo, asentar medidas para atenuar el impacto de futuros brotes de cólera en el país.