Violencia contra las trabajadoras migratorias: Informe del Secretario General (A/74/235)

Report
from UN General Assembly
Published on 26 Jul 2019 View Original

Septuagésimo cuarto período de sesiones
Tema 26 a) del programa provisional*
Adelanto de las mujeres: adelanto de las mujeres

Resumen

Este informe, presentado de conformidad con la resolución 72/149 de la Asamblea General, describe el contexto actual del problema de la violencia contra las trabajadoras migratorias. Ofrece información sobre las medidas adoptadas por los Estados Miembros y las actividades llevadas a cabo por el sistema de las Naciones Unidas para solucionar este problema y garantizar la protección de los derechos humanos de las mujeres migrantes. El informe concluye con una serie de recomendaciones para la adopción de medidas futuras.

I. Introducción

  1. En su resolución 72/149 sobre la violencia contra las trabajadoras migratorias, la Asamblea General solicitó al Secretario General que, en su septuagésimo cuarto período de sesiones, le presentara un informe exhaustivo, analítico y temático sobre el problema de la violencia contra las trabajadoras migratorias, especialmente las trabajadoras domésticas, y sobre la aplicación de la resolución, teniendo en cuenta la información actualizada que facilitasen los Estados Miembros, las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas, en particular la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU-Mujeres) y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), así como los informes de relatores especiales en los que se hiciera referencia a la situación de las trabajadoras migratorias y otras fuentes pertinentes, incluidas las organizaciones no gubernamentales. La Asamblea exhortó a los Estados a que adoptaran medidas para proteger los derechos humanos de las trabajadoras migratorias, incluidas las trabajadoras domésticas, sea cual fuese su estatus migratorio, incluso en las políticas que regulan la contratación y colocación de las trabajadoras migratorias, o a que reforzaran las medidas existentes, a que consideraran la posibilidad de ampliar el diálogo entre los Estados para idear métodos innovadores que permitieran promover cauces legales de migración a fin de desalentar la migración irregular, y a que consideraran la posibilidad de incorporar una perspectiva de género en las leyes de inmigración para prevenir la discriminación y la violencia contra la mujer. El presente informe abarca el período comprendido entre julio de 2017 y junio de 2019.

  2. Desde la finalización del informe anterior (A/72/215), la Asamblea General aprobó el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular en una conferencia intergubernamental celebrada en Marrakech (Marruecos) en diciembre de 2018. El Pacto Mundial es un marco que fomenta la cooperación internaciona l sobre la migración entre todas las instancias pertinentes. Incluye entre los principios rectores generales un enfoque sensible a las cuestiones de género, y la cuestión de la eliminación de la violencia contra los migrantes se aborda en los objetivos 6, 7 y 17.
    El objetivo 6 contiene un compromiso específico de revisar la legislación laboral y las políticas y programas de empleo nacionales pertinentes para que tengan en cuenta las necesidades y contribuciones específicas de las trabajadoras migratorias, especialmente en el trabajo doméstico y las ocupaciones menos cualificadas, y de adoptar medidas concretas para evitar cualquier forma de explotación y abuso, incluida la violencia sexual y de género, denunciar y abordar esos casos y proporcionar vías efectivas de recurso.

  3. La Plataforma de Acción de Beijing planteó un futuro en el que las mujeres pudieran vivir su vida sin sufrir violencia. Señaló que las mujeres migrantes, incluidas las trabajadoras migratorias, son particularmente vulnerables a la violenci a y otras formas de abuso. En el año 2020 se celebrará el 25º aniversario de la aprobación de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, por lo que será un año crucial para acelerar el progreso hacia el logro efectivo de la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas y para poner fin a la violencia contra ellas.

  4. En 2017 el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer presentó una recomendación general sobre la violencia por razón de género contra la mujer (núm. 35), en la que destacó que las mujeres en el contexto de la migración a menudo se enfrentan a un mayor riesgo de violencia.

  5. En junio de 2019, la Conferencia Internacional del Trabajo aprobó un nuevo convenio (núm. 190) y una recomendación conexa (núm. 206) referentes a la eliminación de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo. El convenio reconoce el derecho de toda persona a un mundo del trabajo libre de violencia y acoso, mientras que la recomendación exige que los miembros de la Conferencia adopten medidas legislativas o de otra índole para proteger a todos los trabajadores migratorios, y particularmente a las trabajadoras migratorias, contra la violencia y el acoso en el mundo del trabajo, con independencia de su estatus migratorio, en los países de origen, tránsito o destino, según proceda.

  6. En las conclusiones convenidas que aprobó en su 63er período de sesiones (véase E/2019/27-E/CN.6/2019/19), la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer recalcó la importancia de la protección de los derechos laborales y de un entorno de trabajo seguro para las trabajadoras migratorias, y señaló que las mujeres migrantes, en particular las que están empleadas en la economía informal y en trabajos menos cualificados, son especialmente vulnerables al abuso y la explotación;
    Además, reconoció que los sistemas de protección social pueden contribuir de manera decisiva al ejercicio de los derechos humanos de todas las personas, en particular las que están marginadas o en situación de vulnerabilidad, y que se deberían tomar medidas para prestar asistencia a las trabajadoras migratorias, sea cual sea su cualificación, para que puedan acceder a la protección social.

  7. El presente informe incluye comunicaciones de 25 Estados Miembros , una organización intergubernamental y seis entidades de las Naciones Unidas relativas a la violencia contra las trabajadoras migratorias en todas las esferas públicas y privadas. Se basa en las observaciones finales, recomendaciones generales y observaciones de los órganos creados en virtud de tratados de derechos humanos y los informes de los titulares de mandatos de los procedimientos especiales del Consejo de Derechos Humanos.