World

Un Mundo en Peligro: Informe anual sobre preparación mundial para las emergencias sanitarias - Junta de Vigilancia Mundial de la Preparación

Attachments

Acerca de la Junta de Vigilancia Mundial de la Preparación Septiembre de 2019 En tanto que órgano independiente de vigilancia y promoción, la Junta de Vigilancia Mundial de la Preparación (en adelante la Junta o la GPMB) insta a la acción política para prepararse ante las emergencias sanitarias de ámbito mundial y mitigar sus efectos. La Junta, cofundada en mayo de 2018 por el Grupo del Banco Mundial y la Organización Mundial de la Salud, parte de la labor del Equipo de Tareas sobre las Crisis Sanitarias Mundiales y del Grupo de Alto Nivel sobre la Respuesta Mundial a las Crisis Sanitarias, establecidos por el Secretario General de las Naciones Unidas a raíz de la epidemia de ebola de 2014-2016. La Junta trabaja con total independencia, especialmente de los organismos cofundadores, con el fin de proporcionar las evaluaciones y recomendaciones más francas posibles. Las observaciones, interpretaciones, conclusiones y opiniones manifestadas en el presente informe y por los miembros de la Junta representan exclusivamente sus puntos de vista y no los de sus organizaciones o de los cofundadores.
En la Junta, integrada por 15 miembros, participan dirigentes políticos, jefes de organismos y expertos, bajo la batuta conjunta de la Dra. Gro Harlem Brundtland, antigua Primera Ministra de Noruega y Directora General de la Organización Mundial de la Salud, y el Sr. Elhadj As Sy, Secretario General de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Los miembros participan en la Junta a título personal.

Los objetivos de la Junta son:

• evaluar la capacidad del mundo para protegerse de las emergencias sanitarias;

• determinar deficiencias críticas en la preparación desde múltiples perspectivas;

• promover las actividades de preparación con los dirigentes e instancias decisorias nacionales e internacionales.

La Junta difiere de otras comisiones y mecanismos similares, cuya función está limitada en el tiempo y con frecuencia se restringe a un solo organismo o sector. La Junta, que cuenta con un mandato inicial de cinco años y goza de la colaboración de expertos independientes y el apoyo de una secretaría profesional, vigilará la preparación en un amplio espectro de agentes y sectores, y exhortará a la adopción de medidas concretas para impulsar el cambio. Su labor complementa y revaloriza las funciones que la Organización Mundial de la Salud, las Naciones Unidas, el Banco Mundial y otras partes interesadas realizan en materia de rendición de cuentas.