World

Un Mundo en Peligro: Informe anual sobre preparación mundial para las emergencias sanitarias - Junta de Vigilancia Mundial de la Preparación

Format
Analysis
Sources
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

Acerca de la Junta de Vigilancia Mundial de la Preparación Septiembre de 2019 En tanto que órgano independiente de vigilancia y promoción, la Junta de Vigilancia Mundial de la Preparación (en adelante la Junta o la GPMB) insta a la acción política para prepararse ante las emergencias sanitarias de ámbito mundial y mitigar sus efectos. La Junta, cofundada en mayo de 2018 por el Grupo del Banco Mundial y la Organización Mundial de la Salud, parte de la labor del Equipo de Tareas sobre las Crisis Sanitarias Mundiales y del Grupo de Alto Nivel sobre la Respuesta Mundial a las Crisis Sanitarias, establecidos por el Secretario General de las Naciones Unidas a raíz de la epidemia de ebola de 2014-2016. La Junta trabaja con total independencia, especialmente de los organismos cofundadores, con el fin de proporcionar las evaluaciones y recomendaciones más francas posibles. Las observaciones, interpretaciones, conclusiones y opiniones manifestadas en el presente informe y por los miembros de la Junta representan exclusivamente sus puntos de vista y no los de sus organizaciones o de los cofundadores.
En la Junta, integrada por 15 miembros, participan dirigentes políticos, jefes de organismos y expertos, bajo la batuta conjunta de la Dra. Gro Harlem Brundtland, antigua Primera Ministra de Noruega y Directora General de la Organización Mundial de la Salud, y el Sr. Elhadj As Sy, Secretario General de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Los miembros participan en la Junta a título personal.

Los objetivos de la Junta son:

• evaluar la capacidad del mundo para protegerse de las emergencias sanitarias;

• determinar deficiencias críticas en la preparación desde múltiples perspectivas;

• promover las actividades de preparación con los dirigentes e instancias decisorias nacionales e internacionales.

La Junta difiere de otras comisiones y mecanismos similares, cuya función está limitada en el tiempo y con frecuencia se restringe a un solo organismo o sector. La Junta, que cuenta con un mandato inicial de cinco años y goza de la colaboración de expertos independientes y el apoyo de una secretaría profesional, vigilará la preparación en un amplio espectro de agentes y sectores, y exhortará a la adopción de medidas concretas para impulsar el cambio. Su labor complementa y revaloriza las funciones que la Organización Mundial de la Salud, las Naciones Unidas, el Banco Mundial y otras partes interesadas realizan en materia de rendición de cuentas.