World

Se advierte que urge tomar conciencia de la inminente crisis del agua

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

Deben mejorarse la gestión de los recursos hídricos, la vigilancia y los sistemas de alerta temprana para hacer frente al aumento de los peligros relacionados con el agua y del estrés hídrico

Ginebra, 5 de octubre de 2021 — Los peligros relacionados con el agua, como las crecidas y las sequías, se han intensificado a causa del cambio climático. Se prevé que el número de personas afectadas por el estrés hídrico se elevará considerablemente, lo que se verá exacerbado por el crecimiento de la población y la disminución de los recursos hídricos disponibles. No obstante, de acuerdo con un nuevo informe elaborado por diversos organismos, los sistemas de gestión, vigilancia, predicción y alerta temprana son fragmentados e inadecuados, y los esfuerzos desplegados a escala mundial en materia de financiación climática resultan insuficientes.

En el [Informe sobre el estado de los servicios climáticos en 2021: agua]https://reliefweb.int/node/3780363), se destaca la necesidad de tomar medidas urgentes orientadas a mejorar la gestión cooperativa de los recursos hídricos, adoptar políticas integradas sobre el agua y el clima, e incrementar las inversiones en este preciado bien que sustenta todos los objetivos en materia de desarrollo sostenible, adaptación al cambio climático y reducción de riesgos de desastre.

“El aumento de las temperaturas está generando cambios en las precipitaciones a nivel mundial y regional, lo que ha dado lugar a variaciones en la distribución de las lluvias y las estaciones agrícolas, con importantes repercusiones en la seguridad alimentaria, así como en la salud y el bienestar de los seres humanos”, afirmó el profesor Petteri Taalas, Secretario General de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

“Durante el año pasado, se han registrado numerosos fenómenos extremos relacionados con el agua. En Asia, las lluvias extremas causaron inundaciones masivas en el Japón, China, Indonesia, Nepal, el Pakistán y la India. Millones de personas se vieron obligadas a desplazarse, y cientos de seres humanos perdieron la vida. Sin embargo, las graves perturbaciones provocadas por las inundaciones no se limitaron a los países en desarrollo. En Europa, las catastróficas inundaciones ocasionaron cientos de muertes y daños generalizados”, agregó.

“La falta de agua continúa siendo uno de los principales motivos de preocupación para muchas naciones, especialmente en África. Más de 2 000 millones de personas viven en países que padecen estrés hídrico y carecen de un suministro de agua potable y servicios de saneamiento”, explicó.

“Debemos tomar conciencia de la inminente crisis del agua”, advirtió el profesor Taalas.

El informe fue coordinado por la OMM e incluye los aportes de más de 20 organizaciones internacionales, organismos para el desarrollo e instituciones científicas.