World + 2 more

RMRP 2021 - Plan Regional de Respuesta para Refugiados y Migrantes (enero - diciembre 2021) - Resumen

Format
Appeal
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

SITUACIÓN Y ANTECEDENTES

Los acontecimientos políticos, de derechos humanos y socioeconómicos en la República Bolivariana de Venezuela (en adelante «Venezuela») han dado lugar al mayor movimiento de personas refugiadas y migrantes de la historia reciente de América Latina y el Caribe. A fecha de noviembre de 2020, de las aproximadamente 5,4 millones de personas refugiadas y migrantes de Venezuela que se encuentran fuera de su país de origen, unas 4,6 millones están alojadas solo en esta región, incluido un creciente número de personas en situación irregular. A pesar de las devastadoras y continuas repercusiones socioeconómicas y humanas de la COVID-19, los países de América Latina y el Caribe han seguido mostrando su solidaridad con los venezolanos y las venezolanas para facilitar el acceso a derechos básicos y a servicios vitales, así como para apoyar su integración.

Sin embargo, la situación ya precaria de muchas personas refugiadas y migrantes de Venezuela y de las comunidades de acogida afectadas está alcanzando niveles alarmantes, ya que las capacidades nacionales y locales se han visto peligrosamente sometidas a presión debido al impacto continuo de la COVID-19 en América Latina y el Caribe, que amenaza el tejido social general en los 17 países cubiertos por el Plan Regional de Respuesta para Refugiados y Migrantes (en adelante «RMRP» o «el Plan»). En la región, caracterizada por altos niveles de trabajo informal, la aplicación de medidas destinadas a frenar la propagación de la COVID-19 (incluidos los cierres de fronteras, los confinamientos, los toques de queda y otras medidas de cuarentena) ha tenido un impacto desproporcionadamente grave en las personas refugiadas y migrantes. Sin ahorros ni redes de seguridad social alternativas, la pérdida de empleo ha hecho que muchas personas no puedan cubrir sus necesidades básicas o acceder a servicios vitales.

Como resultado del complejo panorama económico y político, la mayor dependencia de la asistencia humanitaria de emergencia en las áreas de salud, vivienda, alimentos, agua, saneamiento e higiene, así como el acceso a la educación, la protección y la integración, se refleja en el aumento de las necesidades que se describen en el RMRP 2021. La pandemia de COVID-19 también ha dado lugar a un aumento considerable de los casos notificados de violencia basada en el género (VBG) y de necesidades de salud mental, al tiempo que ha provocado inseguridad alimentaria generalizada, aumento de los niveles de malnutrición y una creciente indigencia, especialmente entre las personas más vulnerables, a saber, los niños y niñas no acompañados y separados de sus familias (UASC), hogares encabezados por una sola persona, mujeres y niñas en riesgo de sufrir violencia de género y trata, personas mayores, las personas con enfermedades crónicas, la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, queer e intersexuales (LGBTQI+) y las personas en situación de irregularidad. La xenofobia y la estigmatización están aumentando, y frecuentemente se basan en percepciones negativas asociadas al temor a la propagación del virus y al aumento de las tasas de desalojos y de personas sin hogar, lo que da lugar a un círculo vicioso de irregularidad, vulnerabilidad y estigmatización. De hecho, el RMRP 2021 deberá tener en cuenta el número y las necesidades cada vez mayores de las personas en situación irregular que son sumamente vulnerables a la explotación y el abuso, incluidas la violencia y la discriminación, así como la trata de personas y el tráfico ilícito.

Como reflejo de su carácter interagencial y multisectorial, el RMRP 2021 se basa en las evaluaciones conjuntas de necesidades realizadas por los socios del RMRP en ámbito nacional y subregional de forma continua, y en los intercambios continuos con los gobiernos de los países de acogida, los actores de la sociedad civil y las poblaciones afectadas. La fase de planificación comenzó en agosto de 2020 tras las consultas con los principales socios estratégicos de la Plataforma, los gobiernos de los países de acogida y la comunidad de donantes.

Teniendo en cuenta los diversos acontecimientos políticos y socioeconómicos que se están produciendo en Venezuela, así como en numerosos Estados de acogida, y el impacto continuo de la pandemia COVID-19, las perspectivas para 2021 siguen siendo particularmente complejas y frágiles. Estas dinámicas se han reflejado a lo largo del ejercicio de planificación y en todos los capítulos de este RMRP.