World

Plan de Acción sobre el Cambio Climático 2021-25: Apoyar el desarrollo verde, resiliente e inclusivo

Format
Other
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

RESUMEN

Introducción

Nuestras respuestas colectivas al cambio climático, la pobreza y la desigualdad son las decisiones que definen nuestra era. Debemos abordarlas en conjunto para alcanzar nuestros objetivos de reducir la pobreza e impulsar la prosperidad compartida. La pandemia de COVID-19 y la crisis económica han sido devastadoras, y, en la labor que llevamos adelante para ayudar a los países a responder a la crisis actual y reconstruirse, surge la necesidad imperiosa de integrar las estrategias climáticas y de desarrollo para posibilitar un desarrollo verde, resiliente e inclusivo. La implementación de una agenda ambiciosa referida al cambio climático implicará hacer algunas concesiones, entre las que se incluyen los costos de la transición, pero estas pueden reducirse mediante un enfoque centrado en las personas, políticas efectivas en el ámbito fiscal y social y políticas que atraigan la inversión del sector privado. El costo de no abordar el cambio climático ya es inmenso y se seguirá acrecentando. El Grupo Banco Mundial (GBM) reconoce que, a nivel internacional, los pobres suelen ser los que más sufren debido a los impactos del cambio climático, a pesar de ser el sector que menos responsabilidad tiene por las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

Los países clientes del GBM y los clientes del sector privado tienen fuertes motivos para luchar contra el cambio climático, debido a que muchos de ellos se encuentran en una situación de gran vulnerabilidad frente a los impactos climáticos, que amenazan su desarrollo actual y el bienestar de su población. Asimismo, a medida que la economía avance hacia un futuro de cero emisiones netas, deberán mantener su competitividad. Una transición bien administrada puede garantizar que la acción climática genere más y mejores puestos de trabajo y permita reducir la pobreza. Acelerar la transformación económica es la mejor forma de fomentar la sostenibilidad del empleo. El GBM trabajará con los sectores público y privado a fin de apoyar la agenda sobre el cambio climático. Por ejemplo, las intervenciones del sector público pueden ayudar a los países a implementar reformas regulatorias y de políticas y a generar incentivos para atraer participantes del sector privado y para catalizar la inversión de dicho sector, mediante los diversos instrumentos financieros y de asesoría que ofrecemos.

El GBM es el mayor proveedor multilateral de financiamiento climático para los países en desarrollo y, en los últimos dos años, logró aumentar el financiamiento a niveles sin precedentes. Partiendo de la base de nuestro apoyo de larga data a la acción climática, tenemos la intención de profundizar y acelerar nuestro trabajo para ayudar a los países a integrar el clima en sus agendas para el desarrollo. El contexto actual presenta enormes diferencias respecto del de 2016, cuando el GBM lanzó su primer Plan de Acción sobre el Cambio Climático (CCAP) 2016-20. Además de la pandemia de COVID-19, en los últimos dos años los países adelantados y en desarrollo más importantes se han comprometido a alcanzar metas de cero emisiones netas para 2050 y a adoptar diferentes vías para llegar al punto máximo en 2030.

El objetivo del Plan de Acción sobre el Cambio Climático 2021-25 es avanzar en los aspectos relacionados con el cambio climático del enfoque sobre desarrollo verde, resiliente e inclusivo (GRID) del GBM, tendiente a lograr la erradicación de la pobreza y la prosperidad compartida sin perder de vista la sostenibilidad. En el Plan de Acción, apoyaremos a los países y a los clientes del sector privado para maximizar el impacto del financiamiento climático, apuntando a lograr mejoras cuantificables en la adaptación y la resiliencia y reducciones mensurables en las emisiones de GEI. El Plan de Acción también contempla la importancia vital del capital natural, la biodiversidad y los servicios ecosistémicos, y con él se incrementará el apoyo a las soluciones basadas en la naturaleza, dada su importancia tanto para la mitigación como para la adaptación. Como parte de su labor en favor de la acción climática, el GBM cuenta con una vasta trayectoria de participación en alianzas clave y foros de alto nivel dirigidos a mejorar las iniciativas para abordar el cambio climático en todo el mundo.

El nuevo Plan de Acción representa una transición en la que se dejan de lado los esfuerzos tendientes a incorporar criterios ecológicos en los proyectos y hacerlos más “verdes”, para aplicar una perspectiva ecológica en economías enteras, al tiempo que se pasa del énfasis en los insumos al énfasis en los impactos. Se centra en i) la integración del clima y el desarrollo; ii) la identificación y priorización de medidas dirigidas a aprovechar las oportunidades de mitigación y adaptación más importantes, y iii) el aprovechamiento de dichas oportunidades para impulsar nuestro financiamiento climático y movilizar el capital privado en formas que permitan obtener el máximo nivel de resultados. Eso significa ayudar a los principales emisores a aplanar la curva de emisiones y a acelerar la tendencia descendente, y mejorar el financiamiento de iniciativas de adaptación para ayudar a los países y a los clientes del sector privado a prepararse para el cambio climático y a adaptarse a él y, al mismo tiempo, perseguir objetivos de desarrollo más amplios mediante el enfoque GRID.