World

Palabras de Robert Mardini, director general del CICR, sobre los llamamientos a un alto el fuego a fin de vacunar a la población contra la COVID-19

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

“Desde que se desató la pandemia por COVID-19, los conflictos armados en todo el mundo no solo no se han interrumpido, sino que también han estallado nuevos enfrentamientos. Más de 160 millones de personas viven en zonas frágiles y afectadas por conflictos, de las cuales más de 60 millones se hallan en lugares que están fuera del control gubernamental.

La pandemia ha dejado en evidencia que nadie estará a salvo hasta que todos estemos protegidos contra el virus. Eso abarca a todas las personas, incluidos los integrantes de comunidades marginadas y quienes viven en las zonas de conflicto en las que desempeñamos nuestra labor.

Solicitamos a los Estados que dispongan lo necesario para que los planes de vacunación incluyan a todos y contemplen una reserva humanitaria establecida y dotada de los recursos suficientes mediante el mecanismo COVAX, en caso de que sea necesaria, como último recurso.

Rogamos al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que ha aludido al tema el día de hoy, que apoye los esfuerzos de implementación nacionales, que promueva activamente toda iniciativa que ayude a dar un respiro a las personas que se encuentran en medio de conflictos y que insista en el respeto del derecho internacional humanitario, que protege la vacunación, en su carácter de actividad médica, y al personal de la salud que la lleva adelante."

Para más información:

Sam Smith, CICR, Londres, ssmith@icrc.org, tel.: +44 7809 374593

Diana Santana, CICR, Nueva York, dsantana@icrc.org, tel.: +1-917-455-9035