World

A medida que el COVID-19 conduce al cierre de la mayoría de las escuelas en todo el mundo, UNICEF intensifica el apoyo en 145 países para que los niños sigan aprendiendo

Source
Posted
Originally published
Origin
View original

NUEVA YORK, 26 de marzo de 2020 – A medida que los cierres generalizados de escuelas interrumpen la educación de más del 80% de los estudiantes del mundo, UNICEF anunció hoy un aumento del apoyo en todos los países para ayudar a los niños a continuar su aprendizaje y para seguir manteniendo la seguridad en las escuelas.

“Las escuelas están cerradas en la mayoría de los países del mundo. Se trata de una situación sin precedentes y si no actuamos ahora para proteger la educación de los niños, las sociedades y las economías seguirán sufriendo mucho después de que hayamos superado esta pandemia. En las comunidades más vulnerables, las repercusiones se sentirán durante las próximas generaciones”, dijo el Jefe Mundial de Educación de UNICEF, Robert Jenkins.

“Las lecciones aprendidas del cierre de escuelas como parte de la respuesta al ébola indican que cuanto más tiempo permanezcan los niños fuera de la escuela, menos probable será que vuelvan a ella. Ofrecer a los niños formas alternativas de aprender y, al hacerlo, ayudarles a rehacer sus hábitos, forma una parte esencial de nuestra respuesta”, dijo.

A fin de limitar la perturbación y facilitar que los niños sigan aprendiendo en condiciones de seguridad, UNICEF ha aportado fondos adicionales para intensificar su colaboración con los gobiernos y los asociados en 145 países de bajos y medianos ingresos. Esta dotación mundial inicial de 13 millones de dólares –de los cuales casi 9 millones de dólares proceden de una contribución de la Alianza Mundial para la Educación– será decisiva para ayudar a los gobiernos, y a una amplia gama de asociados de la educación en cada país, a elaborar planes para ofrecer una respuesta rápida y sistémica.

Gracias a esta iniciativa, los países podrán elaborar programas de aprendizaje alternativos en caso de que se cierren las escuelas y ayudar a los centros a proteger a los niños y a sus comunidades proporcionándoles información vital sobre el lavado de manos y otras prácticas de higiene. Los fondos también servirán para apoyar los esfuerzos encaminados a proteger la salud mental de los niños y prevenir el estigma y la discriminación, alentando a los estudiantes a evitar los estereotipos cuando hablen del virus.

En estos 145 países, UNICEF trabajará con sus asociados para:

  1. Prestar apoyo a los planes gubernamentales establecidos a fin de responder a la crisis, incluida la asistencia técnica, el análisis rápido de riesgos, la recopilación de datos y la planificación de la reapertura de las escuelas.
  2. Contribuir a la planificación y ejecución de operaciones escolares seguras y a la comunicación de riesgos, entre otras cosas mediante: la traducción, impresión, difusión y aplicación de directrices para lograr que las escuelas sean seguras; el suministro de botiquines de higiene e información esencial sobre la prevención de enfermedades; la capacitación de maestros y cuidadores en servicios de salud mental; y el apoyo psicosocial para ellos mismos y sus estudiantes.
  3. Garantizar la continuidad del aprendizaje y el acceso a los programas de educación a distancia, entre otras cosas mediante la elaboración y el desarrollo de recursos didácticos alternativos disponibles a través de la Internet, la radio y la televisión.
  4. Mejorar el intercambio de conocimientos y la creación de capacidad en el contexto de la emergencia actual y en previsión de futuras pandemias.

Notas para los editores

A principios de este mes, UNICEF, la Organización Mundial de la Salud y la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja publicaron una guía para ayudar a los niños y a las escuelas a protegerse del coronavirus COVID-19.

Para obtener más información, sírvase dirigirse a

Georgina Thompson, UNICEF Nueva York, Tel: +1 917 238 1559, gthompson@unicef.org