World

Más allá de la recuperación: con miras a 2030

Format
Analysis
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

La próxima fase de la respuesta del PNUD a la crisis desatada por la COVID-19 se diseñó para ayudar a los responsables de adoptar decisiones a mirar más allá de la recuperación. Esto es, con miras a 2030, para tomar decisiones y gestionar la complejidad e incertidumbre en cuatro áreas principales: gobernanza, protección social, economía verde, y alteración digital. Esto comprende nuestra función de liderazgo técnico en la respuesta socioeconómica de la ONU.

Puntos críticos: las decisiones que forjarán el futuro después de la COVID-19

El desarrollo humano (la medición combinada de niveles de vida, salud y educación) está retrocediendo en 2020, por primera vez desde que se comenzó a medir.

Con casi 100 millones de personas más que van cayendo en la pobreza extrema en 2020, 1.400 millones de niños afectados por el cierre de escuelas, y más de 400.000 muertes confirmadas por COVID-19 a principios de junio, la pandemia golpea con dureza todas las dimensiones del desarrollo humano, en todos los países y prácticamente al mismo tiempo. Los Gobiernos y las sociedades deben enfrentar decisiones de políticas, regulatorias y fiscales sin precedentes mientras actúan para salvar vidas y fijar el rumbo para un futuro sostenible. Las decisiones de hoy, si se adoptan bien, podrían ser el punto crítico que transforme para bien nuestras sociedades y nuestro planeta.

Una respuesta de amplias miras a la COVID-19 podría poner fin a una era donde se desperdicia la tercera parte de todos los alimentos producidos, mientras que 1 de cada 10 personas pasa hambre, donde se gasta 10 veces más en subsidios para combustibles fósiles que para energías renovables, y donde más de dos mil millones de personas viven en contextos frágiles, de conflicto o violencia. Esta respuesta podría transformar la vida de quienes tuvieron que abandonar la escuela, quedaron sin trabajo, sin conexión digital y fuera de la red, incluso antes del brote del virus.

El PNUD ha identificado siete de esos puntos críticos, los cuales van desde la renovación de la búsqueda de la paz enunciada en el llamado del Secretario General de la ONU a un alto el fuego mundial, hasta cambios decisivos para combatir la exclusión, el racismo y las desigualdades de género. En conjunto, todos ofrecen una vía más allá de la recuperación, con miras a 2030, para convertir el mayor retroceso del desarrollo humano en un salto cualitativo histórico, con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) como brújula.