World

Los líderes del G20 intensifican su apoyo al Acelerador del acceso a las herramientas contra la COVID-19 (Acelerador ACT), pero hacen falta medidas urgentes e inmediatas para mantener el impulso

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

La Cumbre Mundial de la Salud llega en un momento crítico: cada minuto pierden la vida nueve personas a causa de la COVID-19 y el riesgo de que aparezcan variantes aún más transmisibles y peligrosas no deja de crecer. El futuro de la pandemia está en manos de los líderes del G20.

El Acelerador ACT comenzó a funcionar hace poco más de un año, en respuesta al llamamiento del G20 de crear un mecanismo mundial para acelerar el desarrollo de pruebas diagnósticas, tratamientos y vacunas, y garantizar su distribución equitativa. Acogido por la Organización Mundial de la Salud, el Acelerador ACT constituye la única solución multilateral integral para acelerar el fin de la fase aguda de la pandemia de COVID-19.

El Acelerador ACT acoge con satisfacción los compromisos asumidos en la Cumbre Mundial de la Salud y colaborará con los países para que esas promesas se hagan efectivas cuanto antes, tanto las de orden financiero como las relativas a más de 100 millones de dosis de vacunas, unas aportaciones cruciales dada la escasez de estas últimas. Los compromisos financieros actuales se encuentran reflejados en el rastreador de financiación interactivo del Acelerador ACT- en inglés. No obstante, sigue existiendo un importante déficit de financiación.

Acelerar el fin de la pandemia por medio del acelerador ACT costaría menos del 1% de lo que los gobiernos están gastando en paquetes de estímulo para paliar las consecuencias de la pandemia. Ante el aumento continuado de los costos económicos y sociales de la pandemia, los argumentos a favor de la solidaridad mundial cobran aún más fuerza. El mundo necesita que el G20 actúe, y que lo haga ahora.

La Declaración de Roma- en inglés, difundida al final de la Cumbre, reafirmó el apoyo de los líderes al Acelerador ACT y subrayó la necesidad de compartir la carga financiera que supone y subsanar el déficit de financiación, a fin de que el Acelerador ACT cumpla su mandato de asignar y distribuir de forma equitativa pruebas diagnósticas, tratamientos y vacunas para vencer a la pandemia. El grupo destacó también otro aspecto de vital importancia al mostrar su apoyo al reparto mundial de las dosis de las vacunas aprobadas para uso de emergencia por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a través del Mecanismo COVAX.

Carl Bildt, enviado especial para el Acelerador ACT y ex Primer Ministro de Suecia, hizo las siguientes declaraciones: «Los compromisos asumidos hoy son bienvenidos, pero para cambiar el curso de la pandemia es preciso que se adopten más medidas ahora, no dentro de unas semanas o unos meses. Algunos países han ido más allá de las palabras y han donado vacunas y asumido el compromiso de financiar íntegramente el Acelerador ACT, pero es necesario que los líderes del G20 y del G7 vayan más lejos si queremos evitar que este virus se propague y siga mutando. Todos tenemos un trabajo importante por delante.»

El Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS, manifestó: «Ahora tenemos la oportunidad de corregir el desequilibrio mundial. En primer lugar, necesitamos subsanar el déficit de financiación de US$ 18 500 millones que arrastra el Acelerador ACT. En segundo lugar, necesitamos que los países donen inmediatamente decenas de millones de dosis de vacunas a través del COVAX, que es el mecanismo acordado a escala mundial para la distribución de las vacunas. Acogemos con satisfacción los generosos anuncios realizados hoy; en las próximas semanas y meses, necesitaremos cientos de millones de dosis más. Necesitamos que las empresas contribuyan a que las donaciones se realicen con rapidez y que concedan al COVAX, ahora, en 2021, un derecho de adquisición preferente sobre todas las dosis no comprometidas. En tercer lugar, debemos aumentar de forma urgente y drástica la producción de todas estas herramientas, ya sea a través de licencias voluntarias, el intercambio de tecnología y conocimientos especializados, o la renuncia a los derechos de propiedad intelectual. Nos encontramos en un momento crítico. La creación del Acelerador ACT representa un esfuerzo histórico y de futuro basado en los principios de la solidaridad y la equidad. Aprovechemos el momento y terminemos el trabajo que empezamos.»

Los compromisos de hoy llegan en un momento crítico. La única forma de controlar esta pandemia es establecer pruebas diagnósticas concertadas y rigurosas para contener la propagación del virus, garantizar el acceso al oxígeno y a la dexametasona para salvar vidas, y desplegar vacunas para proteger a la población. La enorme desigualdad que existe entre los países más ricos y los más pobres en el acceso a las pruebas diagnósticas, los tratamientos y las vacunas está prolongando la pandemia en todo el mundo. Optar ahora por financiar la labor del Acelerador ACT permitiría acelerar el fin de la pandemia en todas partes.

- Las tasas de pruebas realizadas en los países de ingresos altos son 100 veces superiores a las de los países de ingresos bajos, lo que contribuye a que el virus se propague sin vigilancia ni control. La plena financiación de la labor del pilar de los medios de diagnóstico del Acelerador ACT aumentaría significativamente el número de pruebas diagnósticas que se realizan en los países de ingresos bajos y medianos y crearía la capacidad de secuenciación necesaria para garantizar que las nuevas variantes del virus puedan identificarse y gestionarse con rapidez.

- Los países de ingresos altos han administrado casi 100 veces más dosis de vacunas por habitante que los países de ingresos bajos, lo que deja a millones de trabajadores de la salud y poblaciones vulnerables sin protección en los países más pobres del mundo. La plena financiación del Compromiso Anticipado de Mercado (CAM) de la Gavi para el COVAX- en inglés y el reparto de vacunas a través del Mecanismo COVAX de Acelerador ACT permitirían proteger al 27% de las poblaciones de los 92 países que reúnen los requisitos del CAM para finales de 2021.

- La drástica escasez de oxígeno está poniendo en peligro millones de vidas en todo el mundo. La plena financiación de la labor del pilar de los tratamientos del Acelerador ACT permitiría salvar hasta 4 millones de vidas gracias al suministro de oxígeno a quienes más lo necesitan, así como financiar la investigación de nuevos tratamientos para luchar contra la enfermedad.

- En muchos países, los sistemas de salud no están preparados para el despliegue de las herramientas contra la COVID-19, y los trabajadores de la salud de los países de ingresos bajos y medianos suelen estar desprotegidos por falta de equipos de protección personal. La plena financiación del Conector de los Sistemas de Salud serviría para proteger a 2 millones de trabajadores de la salud de primera línea en los países de ingresos bajos mediante suministros de equipos de protección personal y ayudaría a preparar los sistemas de salud para el despliegue de las herramientas de lucha contra la COVID-19.

La solidaridad mundial contra la COVID-19 no es solo la forma correcta de actuar. También es la forma más rápida y eficaz de derrotar a la pandemia y conseguir que nuestras vidas y economías vuelvan a la normalidad.

Notas para los redactores

El Acelerador del acceso a las herramientas contra la COVID-19 (Acelerador ACT) es una iniciativa de colaboración mundial, de reconocida eficacia, puesta en marcha para acelerar el desarrollo, la producción y el acceso equitativo a pruebas, tratamientos y vacunas contra la COVID-19. La OMS, la Comisión Europea, Francia y la Fundación Bill y Melinda Gates pusieron en marcha esta iniciativa en abril de 2020 en respuesta a un llamamiento hecho en marzo por los dirigentes del G20.

El Acelerador ACT no es un órgano decisorio ni una nueva organización, sino que trabaja para acelerar los esfuerzos de colaboración entre organizaciones ya existentes con objeto de poner fin a la pandemia. Es un marco de colaboración concebido para reunir a los principales interesados en torno a una mesa para poner fin a la pandemia lo antes posible mediante el desarrollo acelerado, la asignación equitativa y la distribución a gran escala de pruebas, tratamientos y vacunas, y de ese modo proteger los sistemas de salud y restablecer las sociedades y las economías a corto plazo. El Acelerador bebe de la experiencia de destacadas organizaciones sanitarias mundiales que se enfrentan a los retos más difíciles del mundo en materia de salud y que colaborando pueden lograr resultados nuevos y más ambiciosos contra la COVID-19. Sus miembros comparten el compromiso de asegurar que todas las personas tengan acceso a los instrumentos necesarios para superar la COVID-19 y colaborar a niveles sin precedentes para lograr ese objetivo.

El Acelerador ACT comprende cuatro pilares: medios de diagnóstico, tratamientos, vacunas y fortalecimiento de los sistemas de salud.

- El pilar de los medios de diagnóstico, que codirigen el Fondo Mundial y la Fundación para la Obtención de Medios de Diagnóstico Innovadores (FIND), tiene por objeto garantizar un acceso equitativo a las pruebas diagnósticas nuevas y existentes, apoyar su adopción y despliegue por parte de los países y reforzar la cartera de medios de diagnóstico con inversiones en I+D en pruebas de bajo costo, fáciles de usar y de calidad. Su objetivo central en 2021 es adquirir y distribuir al menos 900 millones de pruebas rápidas de antígenos y moleculares en países de ingresos bajos y medianos.

- El pilar de los tratamientos está dirigido por el Unitaid y Wellcome. El tratamiento puede abarcar todas las etapas de la COVID-19: la prevención de la infección; el alivio de los síntomas y la prevención de la transmisión a otras personas; el tratamiento o la prevención de los síntomas; un efecto terapéutico para salvar la vida a los enfermos con síntomas graves; y la aceleración de la recuperación. El objetivo en los próximos 12 meses es desarrollar, fabricar y distribuir millones de dosis de tratamientos para ayudar a los pacientes de COVID-19 a recuperarse de la enfermedad.

- El pilar de las vacunas, dirigido por la CEPI, la Gavi y la OMS, está acelerando la búsqueda de una vacuna eficaz para todos los países. Al mismo tiempo, está apoyando el fomento de la capacidad de fabricación y adquiriendo suministros con antelación para que, a finales de 2021, puedan distribuirse equitativamente al menos 2 000 millones de dosis a las poblaciones más vulnerables y expuestas del mundo.

- El pilar de conexión de los sistemas de salud, dirigido por el Banco Mundial, el Fondo Mundial y la OMS, está trabajando para asegurar que estas herramientas puedan llegar a las personas que las necesitan.

- La línea de trabajo relativa al acceso y la asignación, que dirige la OMS, es común a todos los pilares.

Desde abril de 2020, el Acelerador ACT ha servido de apoyo en la iniciativa mundial más rápida, coordinada y exitosa de la historia para desarrollar y desplegar herramientas para luchar contra una nueva enfermedad. Gracias a los considerables avances logrados en investigación y desarrollo a raíz de iniciativas de la comunidad académica, el sector privado y los gobiernos, el Acelerador ACT ha hecho avanzar nuestra comprensión de las medidas que funcionan para combatir la enfermedad. Ha transformado nuestra capacidad para hacer frente a la COVID-19 a escala mundial: las vacunas se están extendiendo por todo el mundo; hay pruebas de diagnóstico rápido de antígenos de bajo coste y alto rendimiento que permiten detectar la transmisión en cualquier lugar; existen tratamientos asequibles para la enfermedad grave capaces de salvar vidas en cualquier entorno; y se están reforzando los sistemas de salud para facilitar el despliegue de estas herramientas.

Contactos para los medios

Servicio de Prensa para los medios de comunicación

OMS
Teléfono: +41 22 791 2222
Email: mediainquiries@who.int