La Unión Europea aumenta apoyo a la Convención sobre la Prohibición de Minas Antipersonal, pide a los que utilizan estas armas que abandonen su uso

Report
from Anti-Personnel Mine Ban Convention
Published on 20 Dec 2017

Viena, Bruselas, Ginebra - La Unión Europea (UE) ha anunciado un apoyo adicional para que los países afectados puedan cumplir con sus obligaciones en virtud de la Convención sobre la Prohibición de Minas Antipersonal que prohíbe el uso, la producción, la transferencia y el almacenamiento de estas armas.

La UE reafirmó su firme apoyo a la Convención durante la Decimosexta Reunión de los Estados Parte de la Convención que se celebra en Viena. Más de 400 representantes de organizaciones gubernamentales, internacionales y no gubernamentales se reúnen en la sede de la ONU en Viena para abordar la implementación del histórico tratado de desarme humanitario firmado este diciembre hace 20 años.

"La UE condena el uso de minas antipersonal por parte de cualquier actor, ya sean Estados o actores no estatales. También hacemos un llamamiento a todos los Estados que no hacen parte de la Convención y a actores no estatales para que dejen de fabricar, comerciar y usar estas armas", dijo Jacek Bylica, Enviado Especial de la UE para Desarme y No Proliferación durante la reunión. "Particularmente preocupante es el uso de minas antipersonal improvisadas en el contexto de la guerra urbana, hecho específicamente para aterrorizar a los civiles y obstaculizar el regreso de desplazados internos y refugiados. Este es un factor clave que obliga a la población a dejar sus hogares y un factor importante tras la actual crisis de refugiados", agregó Jacek Bylica.

"El uso de minas antipersonal improvisadas ha creado una nueva contaminación a gran escala en Iraq, un Estado Parte de la Convención, así coomo Libia y Siria, países que aún no se han unido. El uso de estas minas improvisadas ha provocado una reversión en el número de víctimas mundiales de minas por segundo año consecutivo, desde la entrada en vigencia de la Convención. Las nuevas amenazas deben abordarse con determinación pero sin distraer la atención de las vastas áreas en todo el mundo que permanecen inaccesibles debido a la contaminación heredada de guerras", dijo el Enviado de la UE, ya que países como Angola, Camboya y Zimbabue siguen sufriendo los efectos de las minas antipersonal plantadas hace décadas.

“Su impacto continúa afectando de manera desproporcionada a las comunidades rurales, generalmente algunas de las más pobres, así como a las minorías y los grupos marginados". No deben ser olvidados. A la luz de estos acontecimientos, es necesario reafirmar nuestro compromiso con respecto a la cooperación y la asistencia internacional ya que la obligación de librar al mundo de las minas antipersonal es un esfuerzo colectivo de todos los Estados Partes”.

Asistencia financiera de la Unión Europea a la acción contra las minas

La UE y sus Estados Miembros son uno de los mayores donantes mundiales de acción humanitaria contra las minas. La ayuda de la UE incluye remoción de minas, educación sobre riesgos, asistencia a víctimas, destrucción de arsenales y beneficios para casi todos los países gravemente afectados, incluidos Chad, Colombia, Croacia, Iraq, Laos, Líbano, Libia, Myanmar, Siria y Ucrania.

En el período 2012-2016, la UE, a través de sus instituciones y Estados Miembros, comprometió más de 600 millones de euros para hacer frente a la amenaza de las minas y los restos explosivos de guerra en los países afectados por conflictos.

Sin embargo, algunos Estados Parte necesitan apoyo adicional para el desarrollo de la capacidad a fin de identificar y superar los desafíos pendientes si desean cumplir su ambición de un mundo libre de minas para 2025.

La Unión Europea, a través de una Decisión del Consejo, asignará 2,3 millones de euros adicionales para promover la adhesión universal al tratado, incluidos los enviados especiales de la Convención, el Príncipe Mired de Jordania y la Princesa Astrid de Bélgica. Otros proyectos en virtud de la Decisión del Consejo ayudarán a los Estados Parte a cumplir sus compromisos en materia de remoción de minas, destrucción de existencias y asistencia a las víctimas en virtud del Plan de Acción de Maputo para 2014 de la Convención.

“La Decisión facilitará las reuniones nacionales de partes interesadas en los países afectados por las minas con las autoridades pertinentes, las organizaciones internacionales y no gubernamentales, los donantes y las comunidades afectadas por las minas. En el espíritu de asociación incluido en la Convención, la aplicación de esta Decisión incluirá la participación del grupo ganador del Premio Nobel de la Paz 1997, la Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas Terrestres, el Comité Internacional de la Cruz Roja y otras organizaciones de las Naciones Unidas e internacionales pertinentes”, dijo Jacek Bylica

La Convención de prohibición de minas antipersonal

La Convención fue adoptada en Oslo y firmada en Ottawa en diciembre de 1997. Hasta la fecha, hay 163 Estados Parte: la semana pasada, Sri Lanka, país fuertemente afectado por las minas, se unió al tratado. Los Estados Parte han destruido más de 51 millones de minas antipersonal y liberado millones de hectáreas de tierras que estaban contaminadas. Hasta la fecha, 30 Estados han declarado estar libres de minas, mientras que 31 continúan implementando su obligación de desminado. 29 Estados Parte han declarado la responsabilidad de un gran número -cientos o miles- de supervivientes de minas, incluidos algunos de los países más pobres del mundo, y enfrentan a desafíos importantes para cumplir con sus responsabilidades.

MEDIA CONTACT: Laila Rodriguez-Bloch