World

La OMS y sus asociados piden una acción urgente contra la meningitis - La nueva estrategia contra la meningitis tiene como objetivo salvar más de 200 000 vidas al año

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Origin
View original
Una campaña de vacunación contra la meningitis en Bouaké, en el centro de Côte d'Ivoire. © UNICEF/Frank Dejongh

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y sus asociados han presentado hoy la primera estrategia mundial para derrotar la meningitis, una enfermedad debilitante que mata a cientos de miles de personas cada año.

Para 2030, los objetivos de esta estrategia son eliminar las epidemias de meningitis bacteriana —la forma más letal de la enfermedad— y reducir las muertes en un 70% y el número de casos a la mitad. Las organizaciones estiman que, en total, la estrategia podría salvar más de 200 000 vidas al año y reducir significativamente la discapacidad causada por la enfermedad.

Esta estrategia, denominada Hoja de Ruta Mundial con miras a Derrotar la Meningitis para 2030, fue puesta en marcha por una amplia coalición de asociados involucrados en la prevención y el control de la meningitis en un evento virtual organizado por la OMS en Ginebra. La hoja de ruta se centra en la prevención de las infecciones y en la mejora de los servicios de atención y diagnóstico para los afectados.

«Dondequiera que se produzca, la meningitis puede ser letal y debilitante; ataca rápidamente, tiene graves consecuencias sanitarias, económicas y sociales, y provoca brotes devastadores,» dijo el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS. «Ha llegado el momento de hacer frente a la meningitis en todo el mundo de una vez por todas, ampliando urgentemente el acceso a las herramientas existentes, como las vacunas, encabezando nuevas investigaciones e innovaciones para prevenir, detectar y tratar las diversas causas de la enfermedad, y mejorando la rehabilitación de los afectados.»

La meningitis es una peligrosa inflamación de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal, causada principalmente por una infección bacteriana o vírica.

La meningitis causada por una infección bacteriana suele ser la más grave —provoca unas 250 000 muertes al año— y puede provocar epidemias de rápida propagación. Mata a una de cada diez personas infectadas —en su mayoría niños y jóvenes— y deja a una de cada cinco con discapacidades duraderas, como convulsiones, pérdida de audición y visión, daños neurológicos y deterioro cognitivo.

En los últimos diez años se han producido epidemias de meningitis en todas las regiones del mundo, aunque más frecuentemente en el «cinturón de la meningitis», que abarca 26 países del África subsahariana. Estas epidemias son imprevisibles, pueden perturbar gravemente los sistemas de salud y crean pobreza, ya que generan gastos catastróficos para los hogares y las comunidades.

«Más de 500 millones de africanos corren el riesgo de sufrir brotes estacionales de meningitis, pero la enfermedad ha estado fuera del radar durante demasiado tiempo,» dijo la Dra. Matshidiso Moeti, Directora Regional de la OMS para África. «Este cambio de la lucha contra los brotes a la respuesta estratégica tiene que darse cuanto antes. Esta hoja de ruta ayudará a proteger la salud y la vida de cientos de miles de familias que cada año temen sufrir esta enfermedad.»

Varias vacunas protegen contra la meningitis, entre ellas la vacuna antimeningocócica, la vacuna contra el Haemophilus influenzae de tipo b y la vacuna antineumocócica. Sin embargo, no todas las comunidades tienen acceso a estas vacunas que salvan vidas, y muchos países aún no las han introducido en sus programas nacionales.

Aunque se está investigando para desarrollar vacunas contra otras causas de meningitis, como el estreptococo del grupo B, sigue habiendo una necesidad urgente de innovación, financiación e investigación para desarrollar más vacunas contra la meningitis. También es necesario reforzar el diagnóstico precoz, el tratamiento y la rehabilitación de todas las personas que lo necesiten tras contraer la enfermedad.

«Esta hoja de ruta es la encarnación de la ambición de las personas y familias afectadas de todo el mundo que han pedido su creación. Son su experiencia y su pasión las que han impulsado a toda una comunidad de interesados a llegar hasta aquí,» dijo Vinny Smith, Director General de la Fundación para la Investigación sobre la Meningitis y de la Confederación de Organizaciones de Lucha contra la Meningitis (CoMO), una organización internacional de grupos de defensa de los pacientes de meningitis. «Celebramos juntos el objetivo común de derrotar la meningitis y nos dejaremos guiar por su inspiración para hacerlo realidad.»

En la nueva hoja de ruta se detallan las siguientes prioridades con respecto a la respuesta y la prevención de la meningitis:

  • logro de una alta cobertura de inmunización, desarrollo de nuevas vacunas asequibles y mejora de las estrategias de prevención y la respuesta a los brotes;
  • diagnóstico rápido y tratamiento óptimo de los pacientes;
  • buenos datos para orientar los esfuerzos de prevención y control;
  • atención y apoyo a los afectados, centrándose en el reconocimiento precoz y en la mejora del acceso a la atención y el apoyo con respecto a las secuelas, y
  • promoción y compromiso para garantizar una gran concienciación sobre la meningitis, la rendición de cuentas respecto de los planes nacionales y la afirmación del derecho a los servicios de prevención, atención y cuidados ulteriores.

La OMS y sus asociados están prestando apoyo a los países para aplicar la hoja de ruta, entre otras cosas mediante la elaboración de marcos regionales y nacionales que ayudarán a los países a alcanzar sus ambiciosos objetivos.

Citas de asociados

«La Hoja de Ruta Mundial con miras a Derrotar la Meningitis para 2030 demuestra lo que se puede lograr cuando una necesidad mundial se satisface mediante una acción mundial,» dijo Nikolaj Gilbert, Presidente y Director Ejecutivo de PATH. «Los progresos en la lucha contra la meningitis han estado estancados durante demasiado tiempo; trabajando juntos, podemos superar la enfermedad que ha costado tantas vidas en países de todo el mundo. PATH se enorgullece de haber participado en la elaboración de la hoja de ruta y se compromete a impulsar soluciones vacunales asequibles y equitativas para derrotar la meningitis.»

«Debemos estar unidos en nuestros esfuerzos por acabar con todas las enfermedades infantiles prevenibles, incluida la meningitis bacteriana,» dijo el Dr. Aboubacar Kampo, Director de Programas de Salud de UNICEF. «UNICEF lleva décadas apoyando a los gobiernos mediante la facilitación del suministro de vacunas contra la meningitis que salvan vidas. Sin embargo, demasiados niños están sucumbiendo a esta y otras enfermedades prevenibles, y la situación no hace más que empeorar como consecuencia de la pandemia. Tenemos que actuar con decisión para reforzar la atención primaria de salud y volver a poner en marcha la inmunización sistemática, antes de que más niños se enfrenten a resultados de salud adversos —o a la muerte— infligidos por la meningitis y otras enfermedades infecciosas prevenibles.»

«Aunque la principal carga de meningitis se da en los países pobres, la meningitis bacteriana aguda es un problema mundial y ningún país se libra de sus devastadores efectos,» dijo el Sir Brian Greenwood, Profesor de Medicina Tropical Clínica de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres y copresidente del grupo de trabajo que apoya la aplicación de la hoja de ruta. «Por tanto, la contención de este grave grupo de infecciones requiere una respuesta mundial. Esto es lo que la hoja de ruta se propone conseguir, reuniendo bajo el paraguas de la OMS a profesionales de la salud de todo el mundo para controlar esta enfermedad de aquí a 2030.»

«La Hoja de Ruta Mundial con miras a Derrotar la Meningitis ofrece un plan claro para vencer esta devastadora enfermedad,» dijo el Profesor Robert Heyderman, Director del Departamento de Investigación sobre Infecciones del University College London. «En ella se identifican de forma fundamental las lagunas en nuestros conocimientos y las herramientas necesarias. Para alcanzar los ambiciosos objetivos de la hoja de ruta, los países, los responsables de la formulación de políticas a nivel mundial, la sociedad civil, los financiadores, los investigadores, los especialistas en salud pública, los trabajadores de la salud y la industria se reunirán con un enfoque de equipo para generar y aplicar estrategias nuevas e innovadoras.»

Notas

El evento de presentación de hoy ha contado con el apoyo de una amplia red de organizaciones y expertos individuales implicados en la prevención y el control de la meningitis, entre los que se encuentran los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, Médecins Sans Frontières, Epicentre, la Meningitis Research Foundation, PATH, UNICEF, la Fundación Gates y CoMO. También se extiende el agradecimiento a todos los asociados que han participado en la elaboración de la hoja de ruta.

La hoja de ruta es el resultado de la primera resolución sobre la meningitis, aprobada por la Asamblea Mundial de la Salud y refrendada unánimemente por los Estados Miembros de la OMS en 2020.

Uno de los primeros resultados tangibles de esta hoja de ruta es que la OMS y la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres presentarán el 3 de noviembre un informe mundial basado en la evidencia sobre la identificación y prevención de las muertes debidas al estreptococo del grupo B, también conocido como bacteria estreptocócica, la principal causa de meningitis neonatal e infantil.