Informe global sobre crisis alimentarias de 2018

preview

Mensajes claves

Estimaciones globales sobre la inseguridad alimentaria aguda en 2017

• Alrededor de 124 millones de personas en 51 países se enfrentan a una situación de Crisis de inseguridad alimentaria o peor (equivalente o superior a la fase 3 del IPC/CH) y requieren una acción humanitaria urgente para salvar vidas, proteger los medios de vida y reducir los niveles de hambre y desnutrición aguda.

• Las peores crisis alimentarias de 2017 tuvieron lugar en el noreste de Nigeria, Somalia, Yemen y Sudán del Sur donde cerca de 32 millones de personas fueron afectadas por la inseguridad alimentaria y necesitan una asistencia urgente. En febrero de 2017, la situación de hambruna (fase 5 del IPC/CH) fue declarada en dos provincias de Sudán del Sur. Aunque la asistencia humanitaria ha contribuido hasta ahora a prevenir hambrunas a gran escala, las necesidades humanitarias continúan a ser excepcionalmente elevadas en los cuatro países.

• El Informe global del año pasado sobre crisis alimentarias identificó a 108 millones de personas en situación de Crisis de inseguridad alimentaria o peor en 48 paises.

• Una comparación de los 45 países incluidos en las dos ediciones del informe global sobre crisis alimentarias revela un aumento de 11 millones de personas – un aumento del 11 por ciento – en el número de personas afectadas por la inseguridad alimentaria que necesitan acciones humanitarias urgentes en todo el mundo.

• Este aumento se puede atribuir en gran medida a la aparición o la intensificación y cronificación de conflictos y de situaciones de inseguridad en países como Yemen, el norte de Nigeria, República Democrática del Congo, Sudán del Sur y Myanmar. La sequía persistente también jugó un papel importante, causando cosechas reducidas consecutivas en países de África oriental y meridional que ya conocían altos niveles de inseguridad alimentaria.

• Los niveles de desnutrición aguda en las áreas afectadas por la crisis siguen siendo motivo de preocupación; en las crisis prolongadas los altos niveles de desnutrición aguda y desnutrición crónica siguen constituyendo una doble carga.

• Más niños y mujeres necesitan apoyo nutricional en comparación con 2016 y 2017. Se observó un aumento principalmente en las zonas en conflicto o inseguras como Somalia, Sudán del Sur, República Democrática del Congo, Yemen y el norte de Nigeria. Algunos de estos países también han experimentado brotes severos de cólera, agravando los niveles de desnutrición aguda.

International Food Policy Research Institute:
Copyright © International Food Policy Research Institute
UN Office for the Coordination of Humanitarian Affairs:
To learn more about OCHA's activities, please visit https://www.unocha.org/.