World + 17 more

Identificar las desigualdades para actuar: Resultados y determinantes del Desarrollo de la Primera Infancia en América Latina y el Caribe

Format
Analysis
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

Resumen ejecutivo

El adecuado Desarrollo de la Primera Infancia (DPI), es un indicador importante de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible. Adicionalmente, es un factor crítico con potencial para disminuir las brechas en la sociedad, sostener la economía y mejorar el futuro de los países.
Durante la primera infancia, los ambientes enriquecidos y una adecuada estimulación pueden tener el mayor impacto en el desarrollo cerebral. Lo anterior constituye una ventana única de oportunidad para que quienes toman decisiones de política pública, así como los padres, madres y cuidadores, promuevan las mejores condiciones para el pleno desarrollo de la Primera Infancia.

Este estudio se hizo a partir de la información proveniente de 17 países de América Latina y el Caribe (ALC) para generar evidencia robusta sobre el DPI. El estudio revisó cifras estandarizadas de aproximadamente 35.000 niños y niñas de 3 y 4 años, que son representativos del 41 por ciento de la población de la región para este grupo de edad, por lo que dicha información puede ser útil en la formulación e implementación de políticas públicas para la Primera Infancia.

Mediante una serie de técnicas analíticas, este estudio se propuso cuantificar el número de niños y niñas que se encuentran en riesgo de no alcanzar su potencial de desarrollo. Con los datos para cada país y para toda la región se llevaron a cabo análisis de equidad, análisis bivariados y se usaron modelos multivariados para evaluar asociaciones con el DPI e identificar los niños y niñas que se enfrentan a los mayores desafíos en términos de nutrición, acceso a educación, estimulación y cuidado, así como seguridad y protección.

Los resultados demuestran que en ALC 3,6 millones de niños y niñas de 3 y 4 años se encuentran rezagados en cuanto a su desarrollo. Estos niños y niñas tienen mayor probabilidad de hacer parte de las familias más pobres, vivir en áreas rurales y pertenecer a algún grupo indígena o étnico.

La probabilidad de alcanzar un adecuado DPI es del 93 por ciento cuando los niños y niñas no están expuestos a ningún factor de riesgo, mientras que esta probabilidad desciende a 67 por ciento cuando enfrentan 5 o más factores de riesgo. Desafortunadamente en la región 9 de cada 10 niños y niñas están expuestos a por lo menos 1 factor de riesgo, entre los que se cuentan: prácticas de cuidado inadecuado, exposición a métodos de disciplina violenta o no asistencia a programas de Educación para la Primera Infancia.

Este estudio provee información contundente sobre la necesidad de focalizar los esfuerzos en los niños y niñas más vulnerables, y adicionalmente demuestra que se pueden lograr mejores resultados en su desarrollo, cuando tienen acceso a cuidados adecuados, a oportunidades de aprendizaje, así como a ambientes seguros y libres de violencia.