Guía orientativa: Integración del derecho a una alimentación adecuada en los programas de seguridad alimentaria y nutricional

Existe un amplio consenso en el sentido de que cada mujer, hombre, niña y niño tiene derecho a una alimentación adecuada, derecho que está consagrado en varios instrumentos internacionales, y que se reafirma una y otra vez en los documentos finales de las principales conferencias y cumbres internacionales. También existe un acuerdo generalizado de que es necesario un enfoque basado en el derecho a la alimentación y en una buena gobernanza para hacer frente a las causas estructurales del hambre y para reducir el número tan elevado de personas que padecen hambre y malnutrición.

En consecuencia, las cuestiones fundamentales son las siguientes: ¿de qué manera se pueden traducir los compromisos internacionales en una realidad para la población? y ¿cómo puede marcar la diferencia un enfoque basado en el derecho a la alimentación?

La presente Guía Orientativa proporciona una visión práctica sobre cómo integrar el derecho a una alimentación adecuada en los programas de seguridad alimentaria y nutricional, concentrándose en varios puntos de partida, identificados por los técnicos de programas como los más pertinentes a su trabajo. Mediante la revisión de casos concretos, la publicación comparte buenas prácticas y destaca algunas de las dificultades encontradas, ofreciendo así elementos importantes para responder a las preguntas planteadas en el párrafo anterior.

En la Guía Orientativa se consolida el derecho a la alimentación como objetivo y al mismo tiempo como instrumento para conseguir la seguridad alimentaria para todos. Se pone de manifiesto que el derecho a la alimentación puede proporcionar un marco general que oriente los esfuerzos para hacer frente al hambre y la malnutrición. Al mismo tiempo, adoptar un enfoque basado en el derecho a una alimentación adecuada en la formulación, implementación y seguimiento de los programas aumenta las posibilidades de mejorar la eficacia, la eficiencia, el impacto y la sostenibilidad de los esfuerzos.

La presente publicación es el resultado de dos años de colaboración entre el Servicio de Apoyo Integrado a la Seguridad Alimentaria (TCSF) y el Equipo del Derecho a la Alimentación de la División de Economía del Desarrollo Agrícola (ESA), ambos departamentos de la FAO. Se basa en la información obtenida y las recomendaciones formuladas por técnicos y personal de la FAO durante un taller conjunto celebrado en noviembre de 2011. Es el resultado de un proceso participativo consistente en varias rondas de consultas con los participantes del taller y el personal de la FAO en la Sede y en el terreno.

Este instrumento establece un puente entre las dimensiones normativas del derecho a la alimentación y el trabajo práctico de formulación, implementación y seguimiento de los programas a nivel del país. No se trata de un modelo, ni de recetas concretas para conseguir resultados rápidos. A medida que los países avancen en la integración de este derecho humano en sus programas de seguridad alimentaria y nutricional, se generarán nuevos conocimientos y se extraerán aprendizajes.

Así pues, este instrumento es el primer paso de un proceso prolongado, y habrá que adaptarlo a la situación específica de cada país y perfeccionarlo posteriormente a medida que se avance hacia la integración del derecho a la alimentación en los programas de seguridad alimentaria y nutricional. En el momento de finalizar la presente publicación, la labor de la FAO de asistencia a las políticas en materia de seguridad alimentaria y nutricional está sufriendo cambios importantes con miras a conseguir una integración mayor de los esfuerzos, mejorar la eficacia, aumentar la apropiación de los países y conseguir resultados duraderos. Animamos a que se utilice esta Guía Orientativa y confiamos que constituya un instrumento valioso para los gobiernos, la sociedad civil y el personal que interviene en programas de seguridad alimentaria y nutricional en sus esfuerzos renovados por promover la seguridad alimentaria y nutricional para todos.

Roma, octubre de 2012

Kostas Stamoulis
Director Director
División de Economía del Desarrollo Agrícola (ESA)

Richard China
Director
División de Apoyo a la Elaboración de Políticas y Programas (TCS)