World

Estado del clima en 2021: los fenómenos extremos y sus principales repercusiones

Attachments

Los últimos siete años van camino de ser los más cálidos jamás registrados y el aumento del nivel del mar alcanza un nuevo nivel máximo

De acuerdo con la Organización Meteorológica Mundial (OMM), las concentraciones sin precedentes de gases de efecto invernadero en la atmósfera y el calor acumulado conexo han empujado al planeta a un territorio desconocido, lo que trae aparejadas repercusiones de gran alcance para las generaciones actuales y futuras.

Los últimos siete años están en camino de ser los siete más cálidos de los que se tiene registro, según se desprende del informe provisional de la OMM sobre el estado del clima mundial en 2021, en función de los datos correspondientes a los primeros nueve meses de 2021. Debido al efecto de enfriamiento temporal del episodio de La Niña que se produjo a principios del año, se prevé que el 2021 “solo” será entre el quinto y el séptimo año más cálido del que se tenga constancia. Sin embargo, esto no anula ni revierte la tendencia a largo plazo de aumento de las temperaturas.

El aumento del nivel del mar a escala mundial se aceleró desde 2013 y ha alcanzado un nuevo nivel máximo en 2021, a lo que se suma el calentamiento y la acidificación constantes de los océanos.

El informe se basa en datos de diversos organismos de las Naciones Unidas, Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales y expertos científicos. En el informe se ponen de relieve las repercusiones en la seguridad alimentaria y el desplazamiento de población, que se traducen en daños a los ecosistemas esenciales y socavan el avance hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

“El informe provisional de la OMM sobre el estado del clima mundial en 2021 se basa en los últimos datos científicos que demuestran que el planeta está cambiando ante nuestros ojos. Desde las profundidades oceánicas hasta las cimas de las montañas, desde el derretimiento de los glaciares hasta los implacables fenómenos meteorológicos extremos, se están destruyendo los ecosistemas y las comunidades de todo el mundo. El 26º período de sesiones de la Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CP 26) debe ser un punto de inflexión para las personas y el planeta”, sostuvo António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas.

“Los científicos no dejan dudas sobre los datos. Ahora los dirigentes deben ser igualmente contundentes en la adopción de medidas. La puerta está abierta; las soluciones existen. La CP 26 debe ser un punto de inflexión. Debemos actuar ahora, con ambición y solidaridad, para proteger nuestro futuro y salvar a la humanidad”, afirmó el señor Guterres en una declaración en video.

“Por primera vez desde que se dispone de registros, llovió, en lugar de nevar, en la cima del manto de hielo de Groenlandia. Los glaciares de Canadá experimentaron una rápida fusión. En el marco de la ola de calor que se produjo en Canadá y partes adyacentes de los Estados Unidos, se registraron temperaturas cercanas a 50 °C en un pueblo de la Columbia Británica. El Valle de la Muerte, en California, alcanzó 54,4 °C durante una de las numerosas olas de calor que afectaron al suroeste de los Estados Unidos, y en muchas partes del Mediterráneo se registraron temperaturas sin precedentes. El calor excepcional a menudo estuvo acompañado de devastadores incendios”, explicó el profesor Petteri Taalas, Secretario General de la OMM.

“En unas horas cayó el equivalente a meses de lluvia en China, y partes de Europa se vieron asoladas por graves inundaciones que ocasionaron decenas de víctimas y pérdidas económicas valuadas en miles de millones. Las sequías que se produjeron por segundo año consecutivo en la región subtropical de América del Sur redujeron el caudal de las imponentes cuencas fluviales y perjudicaron la agricultura, el transporte y la producción de energía”, añadió el profesor Taalas.

“Los fenómenos extremos son la nueva normalidad”, afirmó el profesor Taalas. “Existen cada vez más pruebas científicas que indican que algunos de estos fenómenos llevan el sello del cambio climático causado por las actividades humanas”.

“Si se mantiene el ritmo actual de aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero, el incremento de la temperatura a finales de este siglo superará con creces las metas establecidas en el Acuerdo de París de limitar el calentamiento global a 1,5 o 2 °C por encima de los niveles preindustriales”, expresó el profesor Taalas. “La CP 26 es una oportunidad decisiva para volver a encaminarnos”.

El informe provisional sobre el estado del clima en 2021 se presentará al inicio de las negociaciones de las Naciones Unidas sobre el cambio climático, en la CP 26, que se celebrará en Glasgow. En el informe se brinda una síntesis de algunos indicadores climáticos, por ejemplo, las concentraciones de gases de efecto invernadero, las temperaturas, los fenómenos meteorológicos extremos, el nivel del mar, la acidificación de los océanos y su contenido calorífico, el retroceso de los glaciares y el derretimiento de las masas de hielo, así como las repercusiones socioeconómicas conexas.

Esta publicación es uno de los informes científicos insignia que orientarán las negociaciones y se dará a conocer en el Pabellón de la Ciencia organizado por la OMM, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) y la Oficina Meteorológica del Reino Unido. Durante la CP 26, la OMM presentará la Coalición para el Agua y el Clima, que coordinará la acción en los ámbitos del agua y el clima, y el Servicio de Financiamiento de Observaciones Sistemáticas, el cual se centrará en la mejora de las observaciones y predicciones meteorológicas y climáticas que son esenciales para la adaptación al cambio climático.