World

Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU-Mujeres) - Plan Estratégico para 2022-2025 (UNW/2021/6)

Format
UN Document
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

Resumen

El Plan Estratégico para 2022-2025 (el Plan Estratégico) busca guiar a ONU-Mujeres durante los próximos cuatro años, con la vista puesta en el plazo de 2030 para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). En él se explica cómo utilizará ONU-Mujeres su singular mandato triple, que abarca actividades de apoyo normativo, coordinación del sistema de las Naciones Unidas y operacionales, para movilizar una acción urgente y sostenida con miras a lograr la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y las niñas y apoyar la consecución de la Agenda 2030.

En un momento en el que la COVID-19 ha agravado todos los aspectos de la desigualdad de género, resulta necesario actuar con audacia y aumentar la financiación para reconstruir mejor y de una manera igualitaria, para atender las necesidades de todas las mujeres y niñas y para no dejar a nadie atrás.

El Plan Estratégico se basa en un amplio proceso de consulta y se nutre de análisis de los avances realizados y de los retos persistentes, entre ellos las recomendaciones del examen y la evaluación al cabo de 25 años de la aplicación de la Declaración y la Plataforma de Acción de Beijing, así como de las lecciones aprendidas durante el primer decenio de ONU-Mujeres.

Habida cuenta de la naturaleza interconectada de los retos mundiales, ONU-Mujeres se centrará en enfoques integrados para abordar las causas profundas de la desigualdad y para llevar a cabo un cambio más amplio de los sistemas, abarcando todas sus áreas temáticas de interés: gobernanza y participación en la vida pública; empoderamiento económico; eliminación de la violencia contra las mujeres y las niñas; y las mujeres, la paz y la seguridad, acción humanitaria y reducción del riesgo de desastres.

En apoyo de esta visión, ONU-Mujeres continuará su transformación institucional para aumentar la eficacia y eficiencia de la organización al perfeccionar su modelo institucional, las modalidades de aplicación y la estructura orgánica con el fin de equipar a la Entidad para obtener resultados a escala en tanto que asociado clave de un sistema de desarrollo de las Naciones Unidas reposicionado.

I. Sinopsis

1. El Plan Estratégico para 2022-2025 (el Plan Estratégico), elaborado en medio de una pandemia mundial, tiene como objetivo guiar a ONU-Mujeres durante los próximos cuatro años, con la vista puesta en el plazo de 2030 para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). En las siguientes secciones repasamos los avances realizados y los retos persistentes a nivel mundial en lo relativo a consecución de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y explicamos en detalle la ambiciosa estrategia de ONU-Mujeres para lograr un cambio visible y transformador.

2. En un momento en el que los avances mundiales en materia de igualdad de género ya iban a la zaga, la COVID-19 ha agravado todos los aspectos de la desigualdad y ha traído consigo un retroceso en logros que tanto esfuerzo costó alcanzar. Tras la pandemia, los países tienen la oportunidad de reconstruir mejor y de manera igualitaria al incorporar la igualdad de género en todas las medidas adoptadas para reconstruir las sociedades y las economías, para atender las necesidades de todas las mujeres y niñas y para no dejar a nadie atrás. Esto requerirá una voluntad política inquebrantable, un aumento de la financiación y centrar la atención en medidas audaces que puedan acelerar el ritmo de cambio, elementos que ONU-Mujeres tiene la intención de promover de forma proactiva como parte del Plan Estratégico.

3. El mandato triple de ONU-Mujeres, junto con su red mundial y sus exhaustivos conocimientos especializados en materia de políticas y programación, hacen que la Entidad siga disponiendo de una capacidad única para los siguientes fines: i) ayud ar a los Estados Miembros a reforzar normas y estándares mundiales sobre igualdad de género y empoderamiento de las mujeres y a incorporar perspectivas de género en otras esferas temáticas; ii) promover la coordinación y la coherencia en todo el sistema de las Naciones Unidas para mejorar la rendición de cuentas y los resultados en lo relativo a la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres; y iii) llevar a cabo actividades operacionales para ayudar a los Estados Miembros que lo soliciten a traducir normas y estándares mundiales en legislación, políticas y estrategias a nivel regional y nacional. Esto permite a ONU-Mujeres vincular a actores mundiales, nacionales y locales con el fin de crear un entorno propicio para la consecución de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en todo el mundo.

4. Como visión general, el Plan Estratégico busca lograr la igualdad de género, el empoderamiento de todas las mujeres y las niñas y la realización plena de sus derechos humanos. El Plan Estratégico se basa en la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), la Declaración y la Plataforma de Acción de Beijing, las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre las mujeres, la paz y la seguridad, el Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo y otros resultados de procesos intergubernamentales pertinentes, como resoluciones de la Asamblea General y conclusiones convenidas de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer. Contribuye a la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de una manera que responda a las cuestiones de género, así como a la determinación de respaldar la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres manifestada en otros instrumentos y resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas.

5. En el proceso de examen de Beijing+25, los Estados Miembros pidieron a todos los actores que abordaran las barreras estructurales y las prácticas discriminatorias subyacentes que frenan los avances en materia de igualdad de género. En respuesta a este llamamiento, y habida cuenta de la naturaleza interconectada de los retos mundiales, ONU-Mujeres se centrará en enfoques integrados para abordar las causas profundas de la desigualdad y para llevar a cabo un cambio más amplio de los sistemas, entre otros, al respaldar los siguientes elementos:

  • el refuerzo de marcos normativos mundiales y de leyes, políticas e instituciones que respondan a las cuestiones de género;

  • la financiación en favor de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres;

  • normas sociales positivas, incluida la participación de los hombres y los niños;

  • el acceso equitativo de las mujeres a los servicios, los bienes y los recursos;

  • la voz, el liderazgo y la autonomía de las mujeres;

  • la producción, el análisis y la utilización de estadísticas de género, datos desglosados por sexo y conocimientos; y

  • la coordinación del sistema de las Naciones Unidas para la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres.

6. ONU-Mujeres promoverá estos resultados sistémicos en sus cuatro esferas temáticas de impacto establecidas: i) gobernanza y participación en la vida pública;

ii) empoderamiento económico de las mujeres; iii) eliminación de la violencia contra las mujeres y las niñas; y iv) las mujeres, la paz y la seguridad, acción humanitaria y reducción del riesgo de desastres.

7. La única manera de lograr resultados transformadores en materia de igualdad de género y empoderamiento de las mujeres es con y a través de asociados, y garantizando que las promesas realizadas vayan acompañadas de una financiación sostenible y de una rendición de cuentas. En este contexto, dos de las piedras angulares del Plan Estratégico son profundizar y ampliar las alianzas e influir en las acciones y la financiación de otros agentes.

8. ONU-Mujeres se encuentra en una posición idónea para ofrecer apoyo a los Estados Miembros y para movilizar a un amplio grupo de asociados con el fin de lograr cambios duraderos y transformadores para todas las mujeres y las niñas. Entre los principales asociados se encuentran el sistema de las Naciones Unidas, organizaciones de mujeres y juveniles, el sector privado, instituciones financieras internacionales (IFI), organizaciones de investigación, medios de comunicación, los hombres y los niños y otras partes interesadas.