World

En el día internacional del migrante, la OIM manifiesta que es preciso realizar mayores esfuerzos a fin de encarar la migración por razones medioambientales mas allá de Copenhague

Source
Posted
Originally published
GINEBRA - 18 de diciembre de 2009 - La Organización Internacional para las Migraciones (OIM), al conmemorar hoy el Día Internacional del Migrante, manifiesta que son necesarios mayores esfuerzos, que trasciendan Copenhague, para poder encarar la compleja cuestión de la migración propiciada por cuestiones climáticas y medioambientales.

Cuando los dirigentes del mundo asisten al =FAltimo día de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en la capital danesa para considerar la suscripción de un acuerdo global sobre el cambio climático, que bien puede o no reconocer sus repercusiones en la migración y el desplazamiento de personas, lo cierto es que tanto el cambio climático como la degradación medioambiental ya están propiciando la migración o el desplazamiento en todo el planeta. Y cabe destacar que los países más pobres se llevan la peor parte.

Hay importantes brechas en el conocimiento y comprensión de cómo se ha de encarar adecuadamente las distintas y complejas repercusiones que tiene la migración por motivos medioambientales.

A ese respecto, el Director General de la OIM, William Lacy Swing declaró: "Nadie sabe realmente cuántas personas ya están emigrando voluntariamente o se ven forzadas a hacerlo a raíz del cambio climático o de la degradación medioambiental. Lo que sí sabemos es que gran parte de esta migración es de carácter interno o transfronterizo, y que se trata de una tendencia en pleno auge".

Las crecientes presiones migratorias resultantes de los efectos del cambio climático hacen que sea más apremiante a=FAn encarar los retos que actualmente plantea la gestión de la migración. Por tanto, el Sr. Swing añadió: "Una de las prioridades clave de la OIM seguirá siendo garantizar la protección efectiva de los derechos humanos de todos los migrantes, incluidos los migrantes por razones medioambientales, y el suministro de asistencia adecuada a personas vulnerables que se desplazan. En colaboración con los organismos asociados del Grupo Mundial sobre Migración y otros más, seguiremos trabajando a fin de reducir la migración forzosa en la medida de lo posible, y tratando de que cuando haya migración sea por voluntad propia.

Un reciente estudio de la OIM señala que gran parte de la migración propiciada por factores medioambientales es de carácter interno.

Varios países asiáticos, por ejemplo, están luchando para hacer frente a una migración rural-urbana masiva puesto que las inundaciones recurrentes destruyen sus medios de sustento y suministros agrícolas y obligan a las personas a desplazarse hacia las zonas urbanas superpobladas, lo que tiene consecuencias dramáticas en las infraestructuras, los servicios p=FAblicos y la salud.

Los desastres latentes, suscitan menos atención que los acontecimientos climáticos extremos como inundaciones y tormentas. Ahora bien, globalmente, alrededor de 1,6 millones de personas sufrieron los efectos de las sequías entre 1979 y 2008, es decir, más del doble de las personas afectadas por tormentas, siendo África el continente más vulnerable.

En este contexto, la migración ya desempeña un importante papel como mecanismo de respuesta. En Malí, por ejemplo, se observa una migración interna del Norte al Sur del país y una migración regional hacia las zonas costeras de África Occidental, como una estrategia espontánea de adaptación a la sequía, que alivia así las tensiones que se ejercen sobre un ecosistema frágil pero las transfiere a otro.

Si bien algunos programas nacionales de acción para la adaptación, establecidos por los países menos adelantados para adaptarse al cambio climático incluyen referencias a la migración, queda mucho por hacer para reforzar el papel de la migración en el contexto de la adaptación. El Sr. Swing declaró: "Ya se sabe que no hay una solución =FAnica para los retos que plantea el cambio climático. Tenemos que utilizar todas las herramientas a nuestra disposición, y la migración es una de ellas. Es evidente que la migración puede contribuir y, de hecho, contribuye al desarrollo de los países de origen y de destino. Al reforzar el vínculo entre la migración y el desarrollo y al aprovechar los beneficios que trae consigo la migración temporal y circular se integrarán las necesidades de las comunidades vulnerables en los planes de adaptación".

La posible magnitud de futuros movimientos requerirá el apoyo internacional para los países más afectados por una migración medioambiental interna y hacia países limítrofes, puesto que los países poco o menos adelantados no tendrán la capacidad ni los recursos para encauzar o responder a dichos flujos.

El Sr. Swing prosiguió: "El apoyo financiero para encarar las repercusiones de la degradación medioambiental y del cambio climático en la migración no debe ir en detrimento de la asistencia al desarrollo que ya ha sufrido los efectos de la crisis económica. Dicho apoyo tiene que ser adicional si los países en desarrollo quieren reforzar su resistencia a las repercusiones humanitarias del mismo".

Ahora bien, la migración por razones medioambientales también tendrá una creciente importancia en el mundo desarrollado, donde las políticas para encarar la cuestión brillan por su ausencia.

En un reciente informe publicado por la OIM -en que se citan futuros puntos neurálgicos en varios países de Asia, África, Centro y Sudamérica, con altas tasas de emigración, considerables retos socioeconómicos y desastres climáticos latentes que repercuten en la seguridad alimenticia- se arguye que la falta de políticas sobre la migración por razones medioambientales significará que el mundo desarrollado tendrá que enfrentarse a retos igualmente difíciles a la hora de encarar esta cuestión.

Para concluir el Sr. Swing dijo: "El cambio climático, las tendencias demográficas y la globalización apuntan a una mayor migración en el futuro. Ello significa que el bienestar de un n=FAmero incluso mayor de personas y comunidades estará sujeto a nuestra capacidad de encauzar la migración de manera que acreciente los beneficios y oportunidades y reduzca el sufrimiento. Los efectos del cambio climático serán una variable cada vez más importante de esta ecuación. Tenemos que prever y planificar el cambio; tenemos que plantear soluciones integradas que vinculen la migración a la adaptación al cambio climático; y, además, tenemos que estar preparados para responder a los retos humanitarios que el cambio climático ya está planteando".

International Organization for Migration
Copyright © IOM. All rights reserved.