World

El Grupo Banco Mundial movilizó más de US$20.700 millones para ayudar a la región de América Latina y el Caribe a responder a múltiples desafíos

El apoyo brindado desde el comienzo de la pandemia muestra un fuerte compromiso con la región

WASHINGTON, 18 de agosto de 2022 – Mientras América Latina y el Caribe continúa lidiando con el impacto negativo de la pandemia, el Grupo Banco Mundial (GBM) desembolsó más de US$20.700 millones para apoyar a la región durante el año fiscal recién finalizado (concluido el 30 de junio de 2022).

Esto hace que el apoyo total del GBM a la región desde abril de 2020 llegue a un total sin precedentes de US$49.800 millones, destinados a combatir los efectos sanitarios, económicos y sociales de la COVID-19, además de apoyar la respuesta de la región a los desafíos superpuestos de la abrupta desaceleración económica, inflación creciente e inseguridad alimentaria acentuada resultantes de la guerra en Europa, entre otros.

Los compromisos del Grupo Banco Mundial durante este período incluyen un total de US$24.900 millones del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y la Asociación Internacional de Fomento (AIF), normalmente conocidos como Banco Mundial, US$19.500 millones de la Corporación Financiera Internacional (IFC) para promover el desarrollo sostenible impulsado por el sector privado y US$5400 millones en garantías del Organismo Multilateral de Garantías de Inversiones (MIGA).

“El Grupo Banco Mundial brindó un gran apoyo a los países de América Latina y el Caribe, alcanzando un récord de US$49.800 millones en préstamos totales desde el comienzo de la pandemia”, dijo el vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Carlos Felipe Jaramillo. “Mirando más allá de la COVID, nuestra región enfrenta importantes desafíos y nuestro compromiso es el de trabajar juntos en áreas críticas como lo son revertir las pérdidas educativas, recuperar la sustentabilidad fiscal, reforzar la salud, impulsar la agenda de cambio climático y promover la agricultura climáticamente inteligente y la economía digital, a fin de lograr un crecimiento más sustentable e inclusivo, que beneficie a la población de América Latina y el Caribe, en especial a los más vulnerables.”

Durante este último año fiscal, el financiamiento y los conocimientos del Banco Mundial se centraron en protección social, adquisición y distribución de vacunas, fortalecer los sistemas de salud a nivel nacional, apoyar la sostenibilidad fiscal y una recuperación verde.

IFC, el brazo del Grupo Banco Mundial para el sector privado, comprometió US$8.700 millones para América Latina y el Caribe, incluidas movilizaciones (US$3.700 millones) y financiamiento a corto plazo (US$1.800 millones). Desde abril de 2020, cuando puso en marcha su respuesta ante la COVID-19, la IFC comprometió US$6.000 millones en respaldo de liquidez para la región –proveyendo recursos para COVID tanto por fuera como mediante la vía rápida de financiamiento por COVID (FTCF, por sus siglas en inglés) –ayudando así a ampliar el financiamiento para mipymes, para que estas continúen operando. También trabajó junto a instituciones financieras para promover el financiamiento verde y apoyó a empresas agroexportadoras de la región.

“Nuestra prioridad en la región es ayudar al sector público y al privado a trabajar conjuntamente para superar los desafíos más importantes de cara al desarrollo y navegar las dificultades económicas que enfrentan nuestros países”, dijo Alfonso García Mora, vicepresidente de la IFC para Europa y América Latina y el Caribe. “En los últimos doce meses, la IFC ejecutó proyectos con un alto impacto sobre el desarrollo que ayudan a mejorar la calidad de vida de las personas, promover la inclusión e impulsar el crecimiento de la economía verde en la región”, dijo. “Durante el último año fiscal, el 47 por ciento de nuestras inversiones de cartera propia en esta región se centraron en proyectos climáticamente inteligentes y estamos preparados para redoblar nuestros esfuerzos por fortalecer una recuperación verde, inclusiva y sostenible para que la región logre sus objetivos de desarrollo”, agregó.

El Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA), el mayor proveedor de seguros para riesgos no comerciales del mundo, cuyo mandato es el de ayudar a promover la inversión extranjera directa de alto impacto en los países en desarrollo, emitió US$1.600 millones en nuevas garantías para América Latina y el Caribe. Desde abril de 2020 lleva emitidos US$5.400 millones para la región.

"Las garantías de MIGA permitieron que el capital internacional llegara a la región para ayudar a mejorar la resiliencia frente a shocks como la pandemia y el cambio climático", dijo Junaid Ahmad, vicepresidente de operaciones de MIGA. "Nos complace que con nuestra ayuda se hayan ejecutado proyectos como el de Puerto Antioquia, un importante puerto de la región, logrando importantes objetivos de desarrollo."

Desde el comienzo de la pandemia de COVID-19, el financiamiento total del Grupo Banco Mundial alcanzó US$272.000 millones para ayudar a nuestros clientes del sector público y privado a luchar contra los impactos sanitarios, económicos y sociales de la pandemia de COVID-19.

Para más información sobre nuestro trabajo en América Latina y el Caribe: www.bancomundial.org/lac

Visítenos en Facebook: http://www.facebook.com/bancomundial

Manténgase informado vía Twitter: http://www.twitter.com/BancoMundialLAC

Nuestro canal de YouTube: http://www.youtube.com/user/BancoMundialLAC

COMUNICADO DE PRENSA N.º 2022/LAC

Contacto

En Washington, DC:

Yuri Szabo Yamashita

(202) 948-5341

yszaboyamashita@worldbankgroup.org

Elizabeth Howton

(202) 458-5922

ehowton@worldbankgroup.org

En Bogotá:

Darcy Crowe

+57 (1) 313-644

dcrowe@ifc.org