World

Derechos de las personas pertenecientes a minorías nacionales o étnicas, religiosas y lingüísticas - Informe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (A/HRC/46/44)

Format
UN Document
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

Consejo de Derechos Humanos
46º período de sesiones
22 de febrero a 19 de marzo de 2021
Temas 2 y 3 de la agenda
Informe anual del Alto Comisionado de las Naciones Unidas
para los Derechos Humanos e informes de la Oficina del
Alto Comisionado y del Secretario General

Promoción y protección de todos los derechos humanos,
civiles, políticos, económicos, sociales y culturales,
incluido el derecho al desarrollo

Resumen

Este informe, que abarca el período comprendido entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2020, se presenta de conformidad con la resolución 43/8 del Consejo de Derechos Humanos. Contiene información sobre la labor reciente de los órganos y mecanismos de derechos humanos competentes de las Naciones Unidas en los ámbitos pertinentes, y sobre las actividades realizadas por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) que contribuyen a la promoción y el respeto de las disposiciones de la Declaración sobre los Derechos de las Personas Pertenecientes a Minorías Nacionales o Étnicas, Religiosas y Lingüísticas y de los tratados internacionales de derechos humanos pertinentes. En las conclusiones de este informe se indica, entre otras cosas, que la pandemia de enfermedad por coronavirus (COVID-19) ha tenido una amplia serie de repercusiones desproporcionadas y negativas para las minorías. Asimismo, en el informe se recomienda a los Estados que adopten medidas urgentes para mejorar la protección de las minorías en el transcurso de la pandemia y en sus esfuerzos destinados a reconstruir para mejorar, y que refuercen los mecanismos de diálogo para garantizar la participación efectiva de las minorías en las decisiones que les afectan.

I. Introducción

  1. En julio de 2020, el Consejo de Derechos Humanos aprobó su resolución 43/8, relativa a los derechos de las personas pertenecientes a minorías nacionales o étnicas, religiosas y lingüísticas, y en ella solicitó a la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos que siguiera presentándole un informe anual.

  2. Pocas veces ha experimentado el mundo entero de forma simultánea una perturbación tan compleja como la de la enfermedad por coronavirus (COVID-19). La crisis sanitaria de carácter pluridimensional que se está viviendo hoy en día y sus consecuencias económicas han puesto de manifiesto la estrecha correlación existente entre el origen étnico, la situación socioeconómica y los resultados sanitarios. La COVID-19 ha tenido una amplia serie de repercusiones desproporcionadas y negativas para las comunidades pertenecientes a minorías nacionales, étnicas, religiosas y lingüísticas. A fin de que sirvieran como base para dar una respuesta a la crisis basada en los derechos humanos, el ACNUDH publicó unas orientaciones detalladas sobre las repercusiones de la COVID-19 para las minorías, las medidas de emergencia, el espacio cívico y la mujer y la discriminación racial, entre otros temas.

  3. En su 43er período de sesiones, el Consejo de Derechos Humanos celebró un “debate urgente sobre fenómenos tan actuales como las violaciones de los derechos humanos por motivos raciales, el racismo sistémico, la brutalidad policial contra los afrodescendientes y la violencia contra las protestas pacíficas”. Las protestas contra el racismo organizadas en numerosos países a raíz del asesinato de George Floyd en mayo de 2020 en Atlanta, Georgia (Estados Unidos de América), pusieron de manifiesto la indignación mundial frente al racismo, la desigualdad y la discriminación.

  4. Durante el período que abarca el informe, la Alta Comisionada destacó las repercusiones manifiestamente desproporcionadas que estaba teniendo la COVID-19 para las minorías raciales y étnicas, incluidas las personas afrodescendientes, y subrayó que la pandemia había revelado la existencia de alarmantes desigualdades en las sociedades.