World + 8 more

Boletín Humanitario América Latina y el Caribe Volumen 30 | Noviembre – Diciembre 2016

Format
Situation Report
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

DESTACADOS

• 2016 cerró con 10.7 millones de personas afectadas, 10 % más que en 2015.

• Las inundaciones ocupan el primer lugar en tipo de desastre en la región, aunque la sequía genera el mayor número de personas afectadas.

• La temporada de huracanes en el Atlántico fue la más activa desde 2012 y las más mortal desde 2005.

• Durante 2016, Naciones Unidas solicitó fondos por US$339 millones en la región.

• 2016 marcó el 25 aniversario de la Resolución 46/182 de la ONU.

Más de 10 millones de personas afectadas por desastres durante 2016

Sequía, huracanes, inundaciones y terremotos fueron los principales generadores de afectación en 2016. Adicionalmente 3.7 millones de personas fueron afectadas por dengue, chikungunya y Zika.

Cifras preliminares cuentan en 10.7 millones las personas afectadas por desastres durante 2016 en América Latina y el Caribe. A la sequía - desastre con el mayor número de personas afectadas - le siguen los efectos por los huracanes Matthew y Otto, las inundaciones en varios países y emergencias complejas como la falta de agua para consumo humano en grandes ciudades de Bolivia, debido a fallas estructurales en la red de distribución.

Las inundaciones, los terremotos y las crisis generadas por violencia y migración son algunos de los desastres que también afectaron a la región en 2016. El total de afectados supera en 10 por ciento a los reportados en 2015, es decir 1.4 millones más de personas afectadas.

Zika, una de las principales emergencias en 2016

Las epidemias transmitidas por el mosquito Aedes aegypti afectaron a 3.7 millones de personas. Unas 2.5 millones padecieron de dengue, 700,000 de Zika y 495,00 de chikungunya. La Organización Mundial de la Salud anunció en noviembre pasado que el Zika dejó de ser una emergencia sanitaria, sin embargo, seguirá siendo un desafío para la salud pública. El virus alcanzó el grado de epidemia en 49 países y territorios de la región. El Zika fue declarado emergencia sanitaria mundial, debido a los casos de nacimientos de bebés con microcefalia por madres infectadas, así como casos de síndrome de Guillain-Barré.

Temporada de Huracanes 2016 La Temporada de Huracanes en el Atlántico fue la más activa desde 2012 y las más mortal desde 2005. Parte de la intensidad se atribuye a La Niña, que provocó un calentamiento - por encima de lo normal - en la superficie del mar, favoreciendo la formación de huracanes.

La temporada terminó oficialmente el 30 de noviembre, dejando a 2.7 millones de personas afectadas en 13 países. La temporada de huracanes inició formalmente el 1 de junio, aunque cinco meses antes - a mediados de enero - el Huracán Alex se formó en el Atlántico norte, esto no ocurría desde 1955. La tormenta más fuerte, costosa y mortífera fue el Huracán Matthew, seguido por el Huracán Otto. En el Pacífico, la temporada fue muy activa, pero no se generaron afectaciones mayores debido a que la mayoría de los sistemas no tocaron tierra.

Otto pone a prueba las medidas de preparación en América Central Otto fue el séptimo huracán de la Temporada de Huracanes 2016 del Atlántico. El impacto más fuerte ocurrió en la parte norte de Costa Rica. En Nicaragua, el huracán impactó como categoría 2 con vientos de hasta 175 km/h, afectando principalmente la zona del caribe sur. Otto también provocó daños en Panamá.

Más de 10,000 personas en Costa Rica fueron afectadas directamente por el huracán que causó además 9 muertes y pérdidas económicas al sector agrario por US$56 millones. En Nicaragua las autoridades movilizaron a 11,600 personas a sitios seguros y refugios oficiales, mientras que en Panamá más de 2,500 personas fueron afectadas por la tormenta. OCHA movilizó un Oficial de Asuntos Humanitarios a Costa Rica para asistir al sistema de las Naciones Unidas, en apoyo a la respuesta del Gobierno. Adicionalmente OCHA asignó fondos de emergencia por US$30,000 para las primeras labores de respuesta.

En total Otto afectó a tres países, dejó unas 24,940 personas afectadas, 18 personas muertas, 16,000 personas en albergues, 120 casas destruidas y 2,300 casas con daños.

Costa Rica fue el país más afectado. Las autoridades respondieron inmediatamente a la situación. Naciones Unidas reconoció el liderazgo del Gobierno en la respuesta a la emergencia y recalcó que el impacto humano no fue mayor gracias a los esfuerzos conjuntos y a la gestión proactiva de las autoridades.

Para más información visitar: www.redhum.org/emergencia

UN Office for the Coordination of Humanitarian Affairs
To learn more about OCHA's activities, please visit https://www.unocha.org/.