World

ACNUR: El mundo debe convertir las palabras de la COP26 en acciones para las personas desplazadas por la fuerza y apátridas

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Origin
View original
Familias atraviesan las aguas de la inundación en el estado del Alto Nilo, Sudán del Sur, en septiembre de 2021. © ACNUR/Mary-Sanyu Osire

El siguiente contenido corresponde a las declaraciones formuladas hoy por un portavoz de ACNUR en una rueda de prensa en el Palacio de las Naciones, en Ginebra.

La crisis climática es una crisis humana. Ya está aquí y tiene consecuencias para todos, en todas partes.

Sin embargo, los países y las comunidades con menos recursos y menos capacidad de adaptación a un entorno cada vez más inhóspito son quienes se enfrentan a los peores impactos. El cambio climático está intensificando las amenazas de seguridad, protección y dignidad de las personas al empeorar la pobreza y el acceso sostenible a los alimentos, el agua y los medios de vida.

Esta semana, en la COP26, se destacamos el impacto de la emergencia climática en las personas refugiadas, desplazadas y apátridas. El noventa por ciento de los refugiados bajo el mandato de ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, y el 70 por ciento de las personas desplazadas internas a causa del conflicto proceden de países que se encuentran entre los más vulnerables al cambio climático. Otros millones de personas se ven obligadas a abandonar sus hogares cada año debido a los desastres relacionados con el clima.

Las comunidades desplazadas que viven en zonas de alta vulnerabilidad climática enfrentan amenazas a sus vidas y medios de vida. Sin ayuda suficiente para adaptarse, los ciclos de crisis y desplazamientos continuarán y se agravarán.

Mujeres, niñas, niños, personas adultas mayores, personas con discapacidad y los pueblos indígenas suelen verse afectados de forma desproporcionada. Los objetivos de desarrollo sostenible, y otros esfuerzos para garantizar los derechos de estos grupos, se ven socavados por nuestra negligencia colectiva a la hora de reducir las emisiones de carbono y financiar la adaptación.

En Glasgow, ACNUR ha pedido que se incrementen las acciones y el apoyo para evitar, minimizar y abordar los desplazamientos, y que se aumente el apoyo a la adaptación, en particular para las comunidades desplazadas y de acogida.

Recibimos con satisfacción los esfuerzos para mitigar las emisiones, aumentar la financiación y el apoyo a la adaptación, y abordar las pérdidas y los daños. Sin embargo, nos preocupa que la COP26 no haya presentado acciones concretas para hacer realidad los compromisos en estas áreas, que serán esenciales para proteger a las comunidades vulnerables de todo el mundo y evitar consecuencias devastadoras para millones de personas refugiadas, desplazadas y apátridas.

Los líderes mundiales deben redoblar la apuesta por la construcción de defensas para los más afectados por la crisis climática. Esto requerirá apoyo financiero, tecnológico y de capacidad a quienes ya están trabajando sobre el terreno para fortificar y proteger a sus comunidades.

Los Estados deben cumplir sus compromisos de limitar el calentamiento a 1,5 °C y asegurar un nivel global cero para mediados de siglo.

Debe garantizarse la participación significativa y el liderazgo de las comunidades desplazadas en los esfuerzos de investigación, adaptación y mitigación del clima.

Deben cumplirse los compromisos de 100.000 millones de dólares (USD) anuales para financiar la acción climática. La mitad de estos fondos deben destinarse a la adaptación.

Si estos esfuerzos se quedan cortos, millones de personas refugiadas, desplazadas y apátridas serán gravemente impactadas.

ACNUR ya está trabajando para proteger a las personas que se encuentran en primera línea de la crisis climática, apoyando la resiliencia de las personas desplazadas ante la aceleración del riesgo climático. Para hacer frente a este momento, estamos desempeñando nuestro papel, pero se necesitan urgentemente esfuerzos colectivos para reducir drásticamente las emisiones y apoyar la adaptación.

Para más información sobre este tema, favor de contactar:

  • En Ginebra, Boris Cheshirkov, cheshirk@unhcr.org, +41 79 433 7682
  • En Nueva York, Kathryn Mahoney, mahoney@unhcr.org, +1 347 443 7646