Venezuela: Respuesta Humanitaria - Informe de situación No. 4 | Septiembre 2019

DESTACADOS

• Durante el mes de septiembre, más de 35.000 estudiantes se beneficiaron de actividades educativas en 292 centros; más de 60.000 dosis de insulina fueron distribuidas en el Distrito Capital y 21 estados; más de 21.700 personas recibieron servicios especializados de protección y 50.000 personas se beneficiaron de actividades de apoyo a la seguridad alimentaria, como distribución y producción de alimentos.

• Mas de 3,2 millones de niños y niñas menores de seis años fueron vacunados contra la polio durante una campaña de vacunación masiva entre julio y septiembre.

• Dos talleres de Coordinación Civil-Militar se realizaron en Caracas para 29 actores humanitarios y 50 representantes de la protección civil y el ejército venezolano.

• Según el Financial Tracking Service (FTS), se recibieron 157,9 millones de dólares en 2019 para actividades humanitarias (hasta 14 de noviembre). Esto incluye fondos movilizados antes y a través del Plan de Respuesta y fondos recibidos por organizaciones que no tienen proyectos en el Plan (como el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja).

PANORAMA DE LA SITUACIÓN

• La situación humanitaria en los estados a lo largo de la frontera con Colombia y también en otros estados, se ve afectada por la falta de servicios básicos de agua, energía eléctrica y gas y de gasolina. En relación con la gasolina, se han reportado largas colas en las estaciones de combustible, algunas durando varios días. Esto ha afectado la prestación de servicios básicos, incluyendo jornadas de salud, y en los últimos meses ha comenzado a afectar las operaciones humanitarias. Varios actores humanitarios reportan haber tenido dificultades para obtener combustible y han tenido que suspender activadas o pagar altos costos adicionales de transporte.

• Una parte de la población más vulnerable en las partes centrales del país están desplazándose hacia la frontera en busca de mejores condiciones de vida, pero a la vez exponiéndose a altos riesgos de protección. En Táchira, donde un alto número de personas han llegado, estos riesgos incluyen altos niveles de inseguridad en algunas zonas y presencia de grupos irregulares, incidentes de trata, explotación y abuso, y violencia de género, que ha aumentado debido a la falta de agua y energía (gas, electricidad) ya que las mujeres y las niñas se ven obligadas a recolectar madera y agua exponiéndose más a estos riesgos.

• La suspensión de las actividades de registro para asociaciones civiles y fundaciones está teniendo un impacto sobre la implementación del Plan de Respuesta Humanitaria. Esto crea tramas administrativas, incluyendo la inhabilidad de manejar recursos, firmar contratos con proveedores, alquilar oficinas, contratar personal o realizar compras de insumos entre otros. El Equipo Humanitario País (EHP) está abogando con el Gobierno para resolver el tema.

• Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en 2018 se registraron 406.924 casos de malaria en Venezuela, más del 50 por ciento del total de casos reportados en la región, mientras que en 2019 la transmisión se mantuvo alta con 214.021 casos reportados hasta junio 2019, un aumento del 7 por ciento en comparación con el mismo periodo en 2018. El brote de difteria que comenzó en 2016 sigue en curso, y se reportaron un total de 2.956 personas sospechosas de difteria incluyendo 287 muertes hasta agosto de 2019.
Otros problemas de salud pública incluyen aumentos en casos de tuberculosis y mortalidad materna e infantil, así como problemas relacionados con la salud mental y salud preventiva. Otra preocupación es el acceso limitado a medicamentos y atención adecuada para personas con afecciones agudas y crónicas potencialmente mortales, incluidos los pacientes con VIH.

UN Office for the Coordination of Humanitarian Affairs:
To learn more about OCHA's activities, please visit https://www.unocha.org/.