Venezuela

Venezuela: Informe de situación, agosto 2020

Format
Situation Report
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

DESTACADOS

  • Hasta el 11 de octubre se reportan 83.137 casos de COVID-19, 74.664 personas recuperadas y 697 fallecidas. Los estados más afectados: Distrito Capital, Miranda, Zulia y Apure.

  • Hay un descenso en el número de personas retornando al país, que coincide con nuevos movimientos informales para cruzar las fronteras.
    Desde mediados de marzo hasta octubre, se estima que más de 120.000 personas han regresado a Venezuela.

  • En diversos estados del país se siguen reportando limitaciones en el acceso continuo a los servicios de agua, electricidad, gas doméstico, combustible y telecomunicaciones.

  • Las lluvias han causado el desbordamiento de algunos ríos y la inundación de algunas comunidades en los estados de Aragua, Portuguesa, Bolívar, entre otros.

CIFRAS CLAVE

3,3 M alcanzados con asistencia hasta agosto

2,4 M alcanzados con ayuda COVID hasta agosto

238 Proyectos incluidos en el Plan 2020

ANÁLISIS

Panorama de la Situación

Hasta el 11 de octubre, las autoridades han confirmado 83.137 casos de COVID-19 en el país, 74.664 personas recuperadas y 697 fallecidas. La tendencia de un aumento mayor en los casos de transmisión comunitaria frente a los casos confirmados en personas retornadas se ha mantenido. Al 11 de octubre, las autoridades habían confirmado 9.286 casos en personas retornadas, lo que representa un 11 por ciento del total de casos.

A nivel nacional, debido al incremento en los casos de transmisión comunitaria en varias zonas, las autoridades nacionales y regionales han establecido espacios adicionales en hoteles, centros deportivos y de convenciones o villas deportivas para el alojamiento temporal de personas diagnosticadas con COVID-19 asintomáticas o con síntomas leves.

Las zonas más afectadas por la COVID-19 han sido Caracas y los estados Miranda y La Guaira en la región capital, así como los estados Zulia, Apure, Táchira y Aragua, aunque la tasa de incremento de casos en la frontera ha continuado disminuyendo, en parte debido a la menor proporción de casos confirmados en personas retornadas.

Ante el incremento de casos y defunciones por COVID-19 en personal de salud de los países de la Región de las Américas, la Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) emitió una alerta instando a los Estados Miembros a fortalecer las capacidades de los servicios de salud en todos sus niveles y mantener a los profesionales de salud dotados de los recursos y capacitación, asegurando una respuesta adecuada y oportuna de los sistemas de salud ante la pandemia.

El flujo de personas retornando al país continúa, aunque en menor medida. También, hay reportes de venezolanos saliendo del país nuevamente por vías informales, alentados en parte por la flexibilización de las medidas de cuarentena en países vecinos. Desde mediados de marzo hasta el 12 de octubre se estima que más de 120.000 personas habían regresado a Venezuela, la mayoría por el estado Táchira. Los espacios de alojamiento temporal (PASI) establecidos por las autoridades en los estados fronterizos, se mantienen prestando servicio para que las personas retornadas cumplan el período de cuarentena de mínimo dos semanas, antes de ser trasladados a los estados de destino. Los últimos días de septiembre, cambiaron los protocolos de entrada en Apure, ahora las personas que tengan una prueba rápida negativa deben cumplir una cuarentena de 10 a 14 días, sin la necesidad de esperar una prueba PCR negativa para salir.

El Estado de Alarma y de las medidas de cuarentena que han sido implementadas desde el 13 de marzo por la pandemia, se han venido extendiendo de forma mensual. El Instituto Nacional de Aeronáutica Civil extendió la restricción de operaciones aéreas en todo el país desde el 12 de octubre hasta el próximo 12 de noviembre, con excepción de los vuelos de carga, humanitarios, de repatriación, correo, o autorizados por las Naciones Unidas. Como parte del estado de alarma, las autoridades han seguido implementando el esquema de cuarentena y flexibilización parcial de actividades con una aplicación diferenciada en tres niveles, que van desde la cuarentena radical hasta la implementación de la flexibilización de algunos sectores alternando siete días de actividad por siete días de cuarentena, de acuerdo con la evaluación que realizan las autoridades sobre la evolución territorializada de la situación.

En la mayor parte del país se reporta escasez de gasolina a pesar de que se han reportado esfuerzos por incrementar la producción en dos refinerías. La limitación en la oferta de combustible ha impactado y restringido incluso la prestación del servicio en sectores prioritarios y en la respuesta humanitaria.

En diversos estados del país se siguen reportando limitaciones en el acceso continuo a los servicios de agua, electricidad, gas doméstico y telecomunicaciones. Hay reportes sobre los frecuentes cortes de energía eléctrica y fallas en la distribución de gas doméstico en varios estados a nivel nacional, lo que ha generado, entre otras cosas, que un mayor número de personas deban recurrir a la biomasa y leña para cocinar, pese al riesgo de enfermedades respiratorias vinculados.

Los impactos socioeconómicos de la COVID-19 han incrementado la preocupación sobre la exacerbación de las necesidades humanitarias en la región y en Venezuela. Muchas empresas del país se han visto afectadas por la pandemia, con un impacto sobre la producción económica y el empleo. El salario mínimo es de 800.000 bolívares, que a la tasa de cambio oficial del Banco Central equivale a aproximadamente US$ 1,8 al mes. Además, el Banco Central de Venezuela (BCV) informa que en lo que respecta la inflación acumulada en los nueve meses transcurridos de 2020, la cifra asciende a 844,1 por ciento.

La temporada de lluvias ha causado el desborde de ríos y la inundación de comunidades en varios estados del país. Algunas comunidades de los municipios Girardot y Mariño del estado Aragua, así como de Guanare en el estado Portuguesa y Upata y Santa Elena de Uairén en el estado Bolívar fueron las más afectadas. También se registraron familias afectadas en los estados Cojedes, Mérida, Nueva Esparta y Zulia. Entre el 9 y el 15 de septiembre, se reportaron varias inundaciones en distintas comunidades debido al desbordamiento del río Limón en el estado de Aragua afectando alrededor de 300 familias. El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (INAMEH) y Protección Civil monitorearon la situación y las autoridades locales con apoyo del nivel nacional iniciaron la respuesta a las personas afectadas, priorizando el restablecimiento de los servicios de agua y electricidad, además de la remoción de material para despejar las vías de transporte.

UN Office for the Coordination of Humanitarian Affairs
To learn more about OCHA's activities, please visit https://www.unocha.org/.