Venezuela

Venezuela: Informe de situación, abril, mayo 2020

Format
Situation Report
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

DESTACADOS

  • Hasta el 7 de julio, se han confirmado 7.411 casos de COVID-19, 2,100 personas recuperadas y 68 fallecidas. Los estados más afectados son Zulia, Apure, Táchira, Bolívar y Miranda.

  • La tendencia de personas retornando al país continua. Desde el 6 de abril hasta el 1 de julio, 63.484 personas han regresado a Venezuela por fronteras terrestres.

  • Cinco aviones con 230 toneladas de ayuda llegaron al país desde el inicio de la pandemia incluyendo medicinas, insumos médicos y material de agua, saneamiento e higiene.

  • Los grandes retos para la respuesta son las limitaciones de movimiento, la escasez de combustible y el acceso intermitente a los servicios de agua, energía y telecomunicaciones.

  • Hasta el 7 de julio, se recibieron $121,7 millones de dólares para actividades humanitarias, incluyendo fondos para las Naciones Unidas y ONG internacionales y nacionales.

CIFRAS CLAVE

430.000 Personas beneficiaron de medicamentos

381.000 Personas tuvieron acceso a agua potable

256.000 Personas recibieron servicios protección

89.000 Estudiantes recibieron material educativo

ANÁLISIS

Panorama de la Situación

Hasta el 7 de julio, las autoridades han confirmado 7.411 casos de COVID-19 en el país, 2.100 personas recuperadas y 68 fallecidas, siendo los estados más afectados Zulia, Apure, Táchira, Bolívar, Miranda y Distrito Capital. Las medidas implementadas por las autoridades para contener la propagación de la COVID-19, lograron mantener en un nivel estable la curva de casos confirmados hasta mediados de mayo. Sin embargo, entre el 15 de mayo y el 1 de julio, según cifras oficiales, se ha registrado un incremento del 812 por ciento, con una mayor incidencia en los casos importados en personas retornadas, que al 1 de julio se ubicaban en 3.893, representando un 64 por ciento del total. También se ha registrado un aumento en los casos de transmisión comunitaria, así como en el registro de varios conglomerados de casos en distintas ciudades del país, siendo el de un mercado popular en Maracaibo uno de los que ha tenido mayor número de confirmados. Es necesario aumentar los números de pruebas de 'Reacción en Cadena de la Polimerasa' (PCR) y de reducir los tiempos para obtener los resultados

La tendencia de personas retornando al país continua, según cifras oficiales desde el 6 de abril hasta el 1 de julio, 63.484 personas han regresado a Venezuela por fronteras terrestres, la mayoría por el estado Táchira. Las autoridades establecieron espacios de alojamiento temporal en los estados fronterizos, en los cuales las personas retornadas deben cumplir el período de cuarentena obligatoria (mínimo dos semanas) antes de ser trasladados a los estados de destino.

Durante abril y mayo, el promedio de personas retornando diariamente al país por fronteras terrestres se estimó en unas 1.000 personas. Sin embargo, desde el 8 de junio, las autoridades venezolanas han limitado el cruce fronterizo a tres días por semana y reducido el número de personas a un total semanal de 300 personas por Táchira, 250 por Zulia y 100 por Apure.

El Coordinador Humanitario y los representantes de varias agencias de Naciones Unidas realizaron visitas a los estados Apure, Bolívar y Táchira para conocer la situación y la respuesta en los espacios de alojamiento temporal que acogen a las personas retornadas durante la cuarentena obligatoria, los protocolos sanitarios aplicados en la frontera y la acciones para contener la transmisión de la COVID-19. Durante las misiones, se realizaron reuniones con las autoridades civiles y militares locales, para identificar áreas de colaboración y de apoyo que permitan fortalecer la asistencia humanitaria y garantizar un acceso regular de los actores humanitarios a los espacios de alojamiento temporal implementados.

En el marco del estado de alarma decretado por las autoridades, se han mantenido las medidas de cuarentena y distanciamiento físico implementadas desde mediados de marzo para contener la propagación de la COVID-19. Sin embargo, un esquema inicial de flexibilización en algunos estados ha permitido la reactivación parcial de algunos sectores alternando siete días de actividad por siete días de cuarentena. Durante la vigencia de estas medidas, las organizaciones humanitarias reportaron obstáculos operativos por las restricciones de circulación y acceso, el abastecimiento de combustible y la disrupción de la cadena de suministro a nivel mundial.

El mayor desafío para garantizar una respuesta efectiva a la COVID-19 es la situación crítica causada por la escasez de combustible y gasolina, que se ha deteriorado en los meses de abril y mayo, afectando la capacidad de los trabajadores de salud para llegar a sus lugares de trabajo y el movimiento de los trabajadores humanitarios. No obstante, con el nuevo esquema de suministro de combustible anunciado por las autoridades a mediados de mayo, la situación ha tenido algunas mejoras.

El acceso continuo a los servicios de agua, energía, gas y telecomunicaciones sigue siendo un reto en diversos estados del país, especialmente para asegurar que las personas puedan adoptar las medidas preventivas de la COVID-19, como el lavado de manos, desinfección en el hogar y limitación de movimientos.

El impacto socio económico de la pandemia de la COVID-19 ha incrementado la preocupación sobre la posible exacerbación de las necesidades humanitarias en el país, principalmente por los efectos de la cuarentena social sobre la actividad económica, así como por la caída de los precios y la producción de petróleo, y la reducción en la demanda de los hogares por la pérdida de ingresos.

En el marco de la respuesta para la atención integral de la COVID-19, las Naciones Unidas y sus socios han traído unas 230 toneladas de asistencia, gracias a la financiación de la comunidad internacional. El 8 de abril llegó el primer vuelo humanitario coordinado por los socios del Sistema de Naciones Unidas con un cargamento de 90 toneladas, el 29 de mayo llegó el segundo vuelo de asistencia humanitaria en cooperación con el Gobierno de Alemania, con 12 toneladas de insumos, el 19 de junio llegó el tercer cargamento de 94 toneladas de insumos en un esfuerzo conjunto de las Naciones Unidas, organizaciones humanitarias y Suiza, el 29 de junio llegó un cargamento de 20 toneladas de la OPS/OMS y el 3 de julio aterrizó un avion con 12 toneladas de insumos de UNICEF. Los equipos e insumos médicos han sido distribuidos entre establecimientos de salud y las comunidades más vulnerables.

UN Office for the Coordination of Humanitarian Affairs
To learn more about OCHA's activities, please visit https://www.unocha.org/.