Venezuela

Venezuela: ACNUR y sus socios entregan asistencia ante emergencia en Guasdualito

CARACAS, Venezuela, 13 de julio 2015 (ACNUR) - En respuesta a la emergencia por lluvias decretada por el Gobierno de Venezuela, desatada los primeros día del mes en la ciudad de Guasdualito, edo. Apure, la comunidad humanitaria de la mano con autoridades en frontera activó sus redes para facilitar donaciones de bienes de primera necesidad a la población refugiada, solicitante de refugio y habitantes locales de ese importante punto fronterizo de intercambio con Arauca, Colombia.

Desde el pasado 02 de julio ACNUR, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados desde sus oficinas en Guasdualito y Arauca coordinaron esfuerzos a fin de entregar diariamente entre cinco y diez mil litros de agua potable, donados por la Alcaldía de Arauca.

Asimismo, la red de socios humanitarios en los edos. Táchira y Apure, conformada entre otros por OIM, Cruz Roja, HIAS, RET, SJR de la mano de ACNUR, entregaron ayuda humanitaria con kits de primera necesidad, incluidos alimentos, higiene personal, medicinas, colchones, hamacas, mantas, ropa y artículos de desinfección, entre otros.

El Sistema de Naciones Unidas en Venezuela a través de su grupo de emergencia inter-agencial UNETE y de ACNUR ha estado en constante comunicación con las autoridades nacionales y locales, como las Fuerzas Armadas (FANB), Protección Civil y el sector salud para conocer de primera mano la situación y necesidades de la población y ofrecer respuesta articulada.

A la fecha, las lluvias han cedido, la ciudad ha comenzado a drenarse y reactivar su actividad normal. Sin embargo, en palabras del Jefe de Oficina de ACNUR en Guasdualito, Kaweh Hagi “tenemos mucha preocupación por unas 50 mil personas que han perdido absolutamente todo”. Esta agencia y sus socios están realizando un inventario rápido de necesidades entre la población refugiada y solicitante en esa ciudad, en su mayoría colombianos, a fin de proveerles de kits especiales que ayuden a aliviar su situación tras los embates del clima.

ACNUR