Venezuela

Mujeres en movilidad durante la pandemia de COVID-19

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Trabajando en pro de apoyar a las y los venezolanos en movimiento en todo el territorio nacional durante la pandemia de COVID-19.

Muchas familias que viven en las zonas fronterizas de los estados de Zulia, Apure y Táchira, entre las principales áreas de implementación de OIM, son extremadamente vulnerables, particularmente los hogares encabezados por mujeres. Las personas beneficiarias identificadas por OIM, en el marco de varios proyectos humanitarios, incluyen mujeres jefas de hogar, mujeres embarazadas, mujeres lactantes o con niños y/o niñas menores de 1 año, mujeres víctimas de violencia basada en género (violencia intrafamiliar, abuso sexual, trata de personas), y mujeres solas, sin recursos económicos.

En el marco de su apoyo a personas en movilidad y red de albergues temporales, la OIM proporciona, paralelamente a los kits de higiene, copas menstruales a las mujeres y niñas en edad menstrual que no tienen acceso a esos artículos para cubrir sus necesidades esenciales, incluidas las normas mínimas de higiene. Sobre la base de una experiencia pasada positiva y los comentarios recibidos en varias encuestas de Monitoreo Post Distribución de kits, las copas menstruales se incluyen en la mayoría de los kits de higiene.

La OIM trabaja para abordar las necesidades de protección de los venezolanos en movilidad en dichos centros mediante la distribución de información crucial para salvar vidas y de actividades de conciencia sobre los riesgos y la prevención de Violencia Basada en Género (VBG), trata de personas y otros riesgos de explotación y abusos, así como orientación e información sobre el acceso a la documentación.

En dichos centros, la OIM aborda los riesgos de protección relacionados con la provisión de alojamiento y de enseres y garantizará que se tomen medidas para mitigar los riegos de las personas vulnerables, incluyendo la provisión de luz en lugares comunes, seguridad contra los incendios, acceso para personas con discapacidad, y que las necesidades específicas de género se aborden transversalmente en todas las actividades. Los espacios reconocen aquellas normas de género y dinámicas culturales que facilitan la violencia y, por lo tanto, apuntan a género y edad específicos, por lo que asegurar que los espacios sean sensibles al género e inclusivos es de suma importancia. En total, 588 mujeres han sido atendidas en todos los centros de OIM hasta marzo 2021. (La gran mayoría en Apure).

Ante la dinámica de movilidad y las restricciones del COVID-19, los centros de la OIM se han habilitado para atender a los venezolanos que regresan al país, a los grupos más vulnerables como madres solteras con hijos, mujeres embarazadas, ancianas, víctimas de trata, sobrevivientes de VG para cumplir con la cuarentena obligatoria en los estados fronterizos. Se redactó un protocolo con las autoridades sanitarias locales para la remisión de casos. A pesar de las negociaciones iniciales, debido a la renuencia del gobierno a aplicar la estrategia planificada, durante este tiempo, solo se atendieron algunos casos de violencia de género en los estados Zulia y Táchira y los retornados en el estado Zulia.

Notar que el 67% del personal (contando también al de los IPs) que trabaja en los centros de la OIM son mujeres.

En coordinación con UNFPA, la OIM ha brindado capacitaciones a los socios implementadores sobre VBG que brindan asistencia directa a los venezolanos en movimiento a través de centros de alojamiento temporal en los estados Zulia, Táchira, Sucre, Bolívar y Apure, a través de equipos móviles a lo largo de las principales rutas migratorias y a través de la distribución de artículos alimentarios y no alimentarios en las comunidades.

En el marco de su programa Mobility Tracking Matrix, la OIM ha asegurado que el 65% de los informantes clave y al menos el 50% de los encuestadores sean mujeres.

OIM Venezuela está apoyado por un equipo de género para coordinar las actividades durante la implementación de sus proyectos. El equipo, dirigido por el Especialista Regional de Violencia de Género (VG) para la Respuesta de Venezuela en Panamá, está compuesto por asistentes de VG del equipo de protección de las oficinas implementadoras.