Venezuela

Clúster ASH (WASH) Venezuela – mayo 2020

Sources
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

David Alford
Seleen Suidman

ASH Venezuela 2020

Necesidades

La mayoría de la gente en Venezuela vive en zonas urbanas (casi 90%) y en esas zonas la población recibe agua por tubería. 2,5 millones de personas no están conectadas a las tuberías. El suministro de agua depende totalmente de bombas eléctricas. Además, las instalaciones de saneamiento están conectadas a la red de agua. La mayor parte del agua residual se descarga libremente sin tratamiento a los cuerpos de agua. Si falta electricidad, no hay agua, y los sistemas de saneamiento no funcionan. El suministro de energía sigue siendo limitado en todos los estados, incluyendo en Distrito Capital. También, los sistemas – las tuberías de alcantarillado, los colectores y las plantas de tratamiento de aguas residuales – están en malas condiciones o inoperantes. Además de la cantidad, también la calidad y continuidad del agua están en muchos casos por debajo de los estándares.

En zonas rurales, la gente depende de los pozos para el agua y usan baños o letrinas conectados a pozos sépticos. Una gran proporción de estos pozos sépticos carecen de limpieza o mantenimiento.

En la parte de higiene, existe un déficit de acceso a artículos de higiene personal y de limpieza como jabón y cloro. Por esta razón, es difícil lavarse las manos, lavar la ropa y limpiar el hogar. Especialmente ahora con el COVID-19, la gente necesita practicar los hábitos básicos de higiene. Con respecto a la higiene ambiental, casi la mitad (49%) reporta tener problemas, por ejemplo, por la deficiencia en los servicios de gestión de desechos sólidos, o la presencia de desechos líquidos.

La situación de agua, saneamiento, higiene e higiene ambiental plantea un riesgo de salud pública. Se estima que, en toda Venezuela, unas de 3,4 – 5,1 millones de personas necesitan servicios de ASH. Eso es solamente basado en el acceso de agua. Especialmente los estados Amazonas, Bolívar, Delta Amacuro, Falcón, La Guaira, Nueva Esparta, y Zulia tienen una gran parte de la población que les falta los servicios de ASH. Las mujeres, adolescentes y niñas forman un grupo vulnerable por la higiene menstrual que es difícil de mantener sin agua, baños adecuados y productos de higiene.

Respuesta

El Clúster ASH intenta apoyar a los socios al proporcionar una plataforma donde conocimiento, información, buenas prácticas y experiencia pueden ser compartido. También, el Clúster conecta y coordina a los socios para un mejor resultado para Venezuela.

Para responder a las necesidades, las organizaciones que trabajan en ASH hicieron un plan estratégico (HRP 2020) y planean alcanzar un total de 2,4 millones de personas en 2020. La meta para el acceso:

  • al agua es 2,2 millones,

  • a servicios de saneamiento 252.000 personas,

  • a productos e información básica de higiene y tratamiento del agua 1,3 millones,

  • a productos e información de higiene ambiental 77.000 personas.

La meta de establecimientos/instituciones (establecimiento de salud o de atención nutricional, instituciones educativas, espacios de aprendizaje o espacios de protección) con intervenciones de ASH es de 2.533 establecimientos/instituciones.

El Clúster ASH se esfuerza por proyectos y programas integrados, esto significa que los proyectos incluyen componentes de agua, saneamiento, higiene e higiene ambiental. Otra prioridad de Clúster ASH es realizar la capacidad de agua permanente; hacer más énfasis en provisión de filtros, en lugar de distribución de pastillas de cloración para tratamiento del agua.