Venezuela

Caja de Herramientas: Apoyo psicosocial de orientación comunitaria y remota durante la pandemia por Covid-19

Attachments

Introducción

La experiencia del programa humanitario de apoyo psicosocial en el marco del proyecto desplegado en Venezuela por Convite-HelpAge-Médicos del Mundo en el Distrito Capital y Miranda en Venezuela entre julio 2020 y mayo 2021, se remonta al año 2019 en una reunión sostenida en Bogotá entre Convite AC y HelpAge en el marco de la presentación a distintas agencias humanitarias de los resultados de un levantamiento de información de necesidades de asistencia realizado previamente en Venezuela. La gravedad de los resultados obtenidos ameritaba instrumentar una respuesta humanitaria, y comenzamos a hilvanar dicha respuesta.

En esta formulación se quería ir un poco más allá de la asistencia, y es allí cuando comenzamos a pensar en cómo hacer de las propias personas adultas mayores algo más que receptores de la ayuda, y verlos como potenciales prestadores de asistencia. Es allí como vimos en la figura de los peers o voluntarios personas mayores, una veta de oportunidad para brindar asistencia psicosocial básica a otros en situación de necesidad.

La implementación supuso un primer proceso de captación de los voluntarios y posterior capacitación en primeros auxilios psicológicos y acompañamiento, lo que significó un reto importante, ya que fue totalmente virtual por la pandemia y eran personas adultas mayores que tenían un rezago tecnológico importante en el manejo de herramientas e-learning; sin embargo, logramos vencer este obstáculo convirtiéndolo en una oportunidad de formación tecnológica.
Una vez formados, los 120 voluntarios comenzaron a brindar asistencia telefónica a 640 personas mayores que diariamente recibían llamadas para identificar factores de riesgos, conocer estado de salud física y emocional, recordar prescripciones médicas o simplemente saludar.

Esta iniciativa fue exitosa tomando en cuenta la valoración positiva de los receptores de la ayuda, pero también lo fue la percepción de quienes brindaban la ayuda, que se sintieron tomados en cuenta e involucrados en la labor humanitaria.
Hoy podemos decir que hay un equipo de personas mayores con capacidades de brindar asistencia humanitaria en sus comunidades, lo cual es un gran valor agregado que deja el proyecto, más allá la propia asistencia que se brindó.

Luis Francisco Cabezas
Director General Convite, A.C.
Representante de HelpAge International para Venezuela