Uruguay

Uruguay: Inundaciones - Mejora la situación al calor de la solidaridad

Source
Posted
Originally published
La situación en los departamentos del país donde sus habitantes padecieron las consecuencias más duras de esta catástrofe natural, reciben apoyo material, profesional y colaboraciones que llegan desde distintos puntos del territorio nacional y del exterior necesarias para contribuir a una pronta normalización con el paulatino descenso de las aguas.

La situación en el departamento de Treinta y Tres se vio favorecida al bajar la altura del río a su nivel normal, lo cual permitió el retorno de 2.700 personas que se encontraban evacuadas. El Intendente, Gerardo Amaral, sostuvo que el nuevo objetivo es trabajar en la etapa de reinserción social y económica de los damnificados.

Amaral sostuvo que, históricamente, la misión de las intendencias culminaba cuando el evacuado volvía a su casa. En cambio, en esta Administración se busca dar un paso más allá, apoyando a los afectados en el momento más difícil, que es cuando el damnificado se encuentra con su nueva realidad, con menos recursos para salir adelante.

Este plan de reinserción, cuenta con una primera etapa de diagnóstico que consiste en relevar la condición arquitectónica de las viviendas y la situación social y económica de cada grupo familiar.

Aquellas personas que trabajan por cuenta propia y que poseían pequeñas huertas y algunos animales, así como los que trabajaban independientemente en distintos oficios, fueron los más perjudicados.

Para ello, conjuntamente con la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, se solicitó el apoyo económico a treinta empresas y una línea especial de crédito por parte del Banco Rep=FAblica.

Sin embargo, Amaral sostuvo que los productores familiares cuyo esquema de trabajo está vinculado al territorio, no tienen capacidad de repago, por lo tanto no pueden ser apoyados mediante una línea de crédito.

En tal sentido, la Intendencia busca colaborar con ellos reparando los muebles que estén en condiciones de ser reparados y crear aquello que se destruyó, generándoles un salario para que puedan abastecerse de alimentos durante el invierno.

Además, se trabaja en la parte suburbana y rural, realizando una medición del impacto económico, ya que gran parte del ganado cruzó los alambrados del predio al que correspondía y hoy se cuantifica como perdido. Por lo tanto, es necesario buscar el ganado perdido, para que retorne al propietario que correspondía inicialmente.

El Intendente Amaral anunció que esta situación otorgó la posibilidad de medir la cota del río y se pensará en posibles soluciones para prevenir futuras inundaciones. En esta primera etapa, se encuentra trabajando un equipo de ingenieros en la realización de un anteproyecto de diagnóstico y manejo de situaciones similares.

Por otra parte, en el departamento de Durazno, la altura del Río Yi contin=FAa disminuyendo, ubicándose cuatro metros por encima de su nivel normal, lo cual permitió que 1.800 personas puedan regresar a sus hogares.

El Intendente, Carmelo Vidalín, manifestó que cerca de 4.000 personas siguen evacuadas en los refugios o en casas de familiares, ya que muchas de estas personas se encontraron con su vivienda totalmente destruida.

Vidalín hizo hincapié en la buena coordinación que existió en todo momento entre las autoridades nacionales y departamentales, a la vez que se nota el esfuerzo de todo el departamento, que está trabajando fuertemente y que demostró ser un pueblo solidario y con sentimientos de buena vecindad.

A su vez, informó que ya se están construyendo viviendas para aquellos que no tienen un hogar al que regresar. Por tal motivo, la intendencia organizó un censo para tener conocimiento acerca de cuántas vivienda serán para los damnificados. Estas viviendas se sumarán a las 30 que inauguró el Ministro de Vivienda, la semana pasada. En esa ocasión, fueron destruidas las precarias casas que se encontraban en zonas inundables, para evitar que otras personas se instalen allí.

El Intendente de Durazno, anunció que en los próximos días llegará una Delegación de Naciones Unidas, cuyo apoyo se unirá al de los grupos de asistentes sociales que están trabajando arduamente.

El operativo de retorno, se está logrando satisfactoriamente, mediante la correcta limpieza, desinfección y control sobre las zonas con electricidad de las casas.

Si bien los sistemas de agua potable se están normalizando, la Intendencia recuerda que es necesario hervirla previo a su consumo, puesto que a=FAn carece de las condiciones de potabilidad totalmente adecuadas.

En otro orden, se estima que las clases en las escuelas se iniciarán en los próximos días, dependiendo de los problemas de la potabilidad del agua, entre otras cosas.

La mayor problemática, seg=FAn el Intendente Carmelo Vidalín, radica en poder atender la sensibilidad de las personas que lo perdieron todo. Aclaró que todas las donaciones fueron distribuidas con seriedad y responsabilidad para aquellos damnificados que lo necesitaban.

Por su parte, el Intendente de Soriano, Guillermo Besozzi, informó que a las 18:00 horas del lunes, la represa de Palmar cerró las compuertas, pasando de etapa 28 a 22, con lo cual evacuará 4.800 metros c=FAbicos por segundo, ayudando a que baje la altura del río que ahora se ubica en 8,06 metros y disminuye lentamente, enlenteciendo el operativo "vuelta a casa" de los evacuados a sus viviendas.

Señaló que sólo 35 familias están en condiciones de retornar a sus hogares, las cuales se encuentran en plena fase de limpieza y desinfección de la vivienda.

Indicó que en todo momento la solidaridad uruguaya no claudicó, contando además con el aporte valioso de Cruz Roja, quien está colaborando, entre otras cosas, en la donación de ropa de abrigo y colchones, no solo a los que se encuentran en los refugios, sino que llega a todo aquel evacuado que lo necesite.

Besozzi, señaló que se estudia la posibilidad de apoyar a aquellos que cuentan con un trabajo estable, pero que no tienen los recursos suficientes para recuperar todo lo que han perdido en esta catástrofe.

Además, se implementará la entrega de canastas de materiales para quienes deban reparar su vivienda. En este sentido, el Intendente Besozzi recordó que a=FAn se necesitan donaciones de pinceles, pintura, baldes, cemento portland y arena.

El plan de acción, tiene como eje principal la atención de los evacuados que se encuentran en los refugios. Simultáneamente el Plan Vuelta a Casa, cuenta con el trabajo de ocho arquitectos que relevan, casa por casa, los daños ocasionados y las reparaciones necesarias.

Seis cuadrillas del Comité Departamental de Emergencia, están colaborando en la limpieza y desinfección de las viviendas, sobre todo a los ancianos que viven solos y no pueden hacerlo.