Syria

Más de la mitad de los centros sanitarios del país han quedado inoperativos

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published

338 instalaciones de salud fueron atacadas en 2016. Sólo el 12% de las que siguen operativas cuenta con energía para garantizar su funcionamiento

Madrid-París, 15 de marzo de 2017.-Seis años después del inicio del conflicto, Siria sigue siendo devastada por la guerra, mientras la comunidad internacional se ha demostrado incapaz de detener el sufrimiento que sufre su población. Médicos del Mundo reclama la necesidad de establecer una tregua duradera para facilitar el movimiento de las poblaciones sitiadas y el trabajo humanitario.

A medida que el conflicto entra en su séptimo año, las necesidades sanitarias son aún mayores en Siria. En la actualidad se estima que

12,8 millones de habitantes necesitan asistencia médica. El año pasado esta cifra fue de 11,5 millones.

Desde la caída de Alepo, en diciembre de 2016, parece que la comunidad internacional una ya no mira a Siria. Pero el drama sigue: allí, las personas siguen sufriendo lesiones físicas y traumas psicológicos graves y en los países limítrofes, el número de personas refugiadas no deja de aumentar, en un volumen muy superior al que recibimos en Europa.

El sistema de salud, colapsado y víctima de ataques

Más de la mitad de los centros de salud y hospitales existentes antes del conflicto en Siria ya no están plenamente operativos. Los ataques deliberados contra instalaciones de alcanzaron niveles sin precedentes durante el último año, con 338 informes de ataques confirmados. En 2016, seis unidades de atención médica apoyadas por Médicos del Mundo fueron blanco de ataques, matando a 53 pacientes y a 15 miembros del personal sanitario.

Los servicios de salud carecen de todo: equipos, medicamentos, personal. Las estructuras que todavía siguen activas sufren recurrentes cortes de energía y sólo el 12% dispone de generadores para garantizar un servicio mínimo. El suministro de medicamentos y material fungible también se ve obstaculizado, sobre todo en las zonas sitiadas. Más de la mitad del personal sanitario ha huido del país. Sin la posibilidad formarse, la falta de actualización de los efectivos médicos tendrá graves consecuencias que perdurarán durante años después de terminado el conflicto.

El papel de la UE y la ONU

A pesar de que esta situación está ampliamente documentada, seis años, medio millón de muertes y más de 5 millones de personas desplazadas y refugiadas después, la solución parece cada día más lejana.

Al contrario, parece que los gobiernos y las instituciones europeas han consolidado un recorte de derechos que creíamos asegurados desde hace décadas.
Como la confirmación, ratificada la semana pasada por la Corte de Justicia europea, de que los Estados pueden negar visados humanitarios a quienes huyen de situaciones de guerra y persecución. Médicos del Mundo considera que con esta decisión se pone en riesgo el mismo concepto del derecho al asilo.

También en los últimos días la Comisión Europea ha pedido a los gobiernos que aumenten las deportaciones de inmigrantes y el tiempo que estos pasan detenidos en territorio comunitario. Un contexto que ha llevado a la organización humanitaria a lanzar la campaña Personas que se Mueven, que recoge testimonios de personas sirias refugiadas en España o varadas en los campos griegos, entre otros.

Médicos del Mundo pide a los Estados miembros del Consejo de Seguridad de la ONU y los estados que participan en las conversaciones de paz a:

  • Establecer un mecanismo creíble de monitoreo del alto el fuego para lograr detener el bombardeo de la población civil.

  • Asegurar el acceso humanitario seguro y sin obstáculos a las poblaciones afectadas por el conflicto en Siria.

  • Asegurar una investigación creíble y transparente para establecer la responsabilidad de violaciones del derecho internacional humanitario y el derecho internacional cometidos en Siria desde marzo de 2011.

  • Implicar a la sociedad civil en las negociaciones internacionales.

En Siria, Médicos del Mundo tiene operativas clínicas fijas y móviles para compensar la falta de infraestructuras en el norte del país, y por lo tanto proporcionar atención primaria de salud y salud reproductiva a la población de la gobernación de Idlib. La asociación también apoya a los centros de salud y hospitales todavía funcionales en las provincias de Alepo, Idlib y Deraa con provisiones de medicamentos, equipos y suministros.

MATERIALES Y RECURSOS:

Web www.personasquesemueven.com

Video-testimonio de Baker, refugiado sirio en España: https://www.youtube.com/watch?v=BCl_yCCe5e4

Video-testimonio de Ahlan Adrubi desde un campo de refugiados de Grecia: http://bit.ly/2mialqp