Spain + 8 more

Crisis de refugiados en Europa: Informe de Situación nº 20, actualización - 12 de febrero de 2018

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published

Attachments

Contexto

Desde que comenzara el año 2018, más de 8.000 personas han llegado a Europa buscando un futuro mejor, lejos de la violencia que sufren en sus países de origen. Además, 368 han perdido la vida en el intento o han desaparecido.

En 2017, 178.547 personas refugiadas y migrantes llegaron a Europa tanto por mar como por tierra. Los principales países receptores son Grecia, Italia, España y Chipre. Un 16% de las personas que han llegados son niños, mientras que un 12% son mujeres y el 72% hombres.

En nuestro país, se registró un mayor número de llegadas tanto por tierra como por mar. El número de llegadas marítimas se triplicó en 2017, 20.195 personas. Las llegadas por mar, principalmente a la costa andaluza, representan casi el 80% del total. El número de llegadas a través de las fronteras terrestres también ha aumentado en un 13% en comparación con el mismo período del año pasado. La mayoría de las llegadas por mar continuaron siendo de personas que vienen de Marruecos, Argelia, Costa de Marfil y Guinea, mientras que por vía terrestre han entrado, sobre todo, personas procedentes de Siria.

Respecto a Grecia, a principios de diciembre del año pasado, más de 27.300 refugiados y migrantes habían llegado a las costas griegas, en comparación con más de las 170.000 que habían llegado en el mismo período el año anterior. Además de las llegadas por mar, se estima que más de 5.000 personas llegaron por la frontera terrestre griega-turca.

Por su parte, en la ruta de los Balcanes, más de 4.000 refugiados y migrantes habían llegado a Serbia hasta finales de año. Un 91% de las personas se alojaban en albergues gubernamentales, siendo un 34% de niños y un 15% de mujeres. Entre los registrados en el país, el 52% son de Afganistán, el 14% de Irak y el 2% de Siria.

La situación de las personas migrantes no ha cambiado. Sigue tratándose de una emergencia humanitaria. Los países europeos no han alcanzado las cuotas acordadas, y Grecia y Turquía siguen incrementando su población migrante, y el frío y la nieve de las últimas semanas en Europa complica la situación de la población.