South Sudan + 2 more

Acción contra el hambre intensifica su respuesta ante el incremento de la crisis

Source
Posted
Originally published
  • La comunidad internacional debe actuar con rapidez para frenar los ya preocupantes niveles de inseguridad alimentaria, una oportunidad que no deben dejar pasar en la conferencia de donantes en Oslo

  • 6,9 millones de sursudaneses no tiene acceso a alimentos, una cifra que podría verse aumentada durante los próximos meses

Madrid, 20 de mayo de 2014

El pasado mes de diciembre, tan solo dos años y medio después de la proclamación de su independencia, Sudán del Sur y sus más de ocho millones de habitantes se vieron envueltos en los violentos enfrentamientos políticos entre el Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán (SPLA) y la oposición. Desde entonces, más de 1,3 millones de sursudaneses han tenido que abandonar sus hogares, de los que más de 300.000 se han convertido en refugiados en los países vecinos. De no tomarse medidas urgentes para hacer llegar la ayuda, la situación humanitaria puede llegar a ser catastrófica para finales de año.

Emergencia humanitaria de nivel 3
Como reflejo de la gravedad de la situación, las Naciones Unidas están contemplando la posibilidad de activar la emergencia de nivel 3, el nivel más grave, por una extensión de seis meses (normalmente, los plazos que se asignan a este tipo de emergencias son de tres meses).

Esta inminente declaración refleja el hecho de que alrededor de 6,9 ​​millones de sursudaneses no tienen acceso a alimentos. Entre junio y agosto de este año, este número podría aumentar a 7,3 millones de personas. Los estados más afectados del país son Unity, el Alto Nilo y Jonglei, donde entre el 50 y el 85% de la población vive en una situación de crisis o emergencia. Sin embargo, crece el temor a que el alcance geográfico del conflicto se esté extendiendo.

Los efectos del conflicto, el desplazamiento de población y una escasa cosecha están entre los factores desencadenantes de esta crisis. Se prevé que estos factores se traducirán en la pérdida de medios de vida, y por tanto de ingresos y de activos, en el insuficiente acceso a alimentos y en el aumento de los precios en los mercados, fuera del alcance de la mayoría de la población.

Según el grupo de Clasificación de la Fase de Seguridad Alimentaria Integrada (IPC, por sus siglas en inglés), del que forma parte Acción contra el Hambre, es imperativo que las organizaciones humanitarias actúen con rapidez para evitar que se produzca una situación de hambruna en el país.

La planificación, clave para responder a unas necesidades sin precedentes
En el transcurso de la crisis, que no ha hecho sino ir en aumento, Acción contra el Hambre ha continuado llevando a cabo sus programas nutricionales, de seguridad alimentaria y medios de vida, y de agua, saneamiento e higiene en los estados de Warrap y de Bahr el Gazal del Norte. Desde principios de año, se han atendido a 7.080 niños desnutridos en estos dos estados y otros 6.500 están recibiendo tratamiento en la actualidad. Muchos de estos niños y sus familias son desplazados internos que se han visto obligados a viajar desde las principales zonas de conflicto en el este, en Warrap.

A fin de responder al alto nivel de necesidades en los servicios nutricionales, Acción contra el Hambre ha creado un equipo de emergencia nutricional, cuya misión es la priorización de la respuesta a las necesidades nutricionales en los diez estados de Sudán del Sur. La creación de este grupo ha sido posible gracias al apoyo de la Oficina de Asuntos Humanitarios y Protección Civil de la Comisión Europea (ECHO, por sus siglas en inglés), la Agencia de Estados unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y la Oficina de Estados Unidos para la Asistencia de Desastres en el Extranjero (OFDA, por sus siglas en inglés). Asimismo, ante la crisis provocada por las olas de refugiados que llegan hasta Uganda y Etiopía, Acción contra el Hambre está poniendo en marcha diferentes proyectos nutricionales y de agua y saneamiento en estos países.

Acción contra el Hambre se une al llamamiento a los donantes reunidos hoy en Oslo en la Conferencia Humanitaria de Donantes para Sudán del Sur que se está celebrando hoy en Oslo para que aumenten su apoyo para combatir la desnutrición y brinden su apoyo a otros proyectos cuyo fin sea salvar vidas en estos momentos de necesidad.

“Dos son los factores que determinarán nuestra efectividad en Sudán del Sur”, explica Nipin Gangadharan, Jefe de Programas de Acción contra el Hambre para África oriental. “Uno de ellos es la disponibilidad de fondos para incrementar nuestra respuesta. La otra es nuestra capacidad de llegar físicamente hasta las personas en medio de la inseguridad que se vive “.

Acción contra el Hambre en Sudán del Sur
Durante más de veinte años , Acción contra el Hambre viene trabajando con las poblaciones más vulnerables en lo que es hoy Sudán del Sur, en respuesta a las altas tasas de desnutrición, la falta de agua potable y la inseguridad alimentaria crónica. Después de reclamar la independencia en 2011, la República de Sudán del Sur se ha enfrentado tanto a situaciones de emergencia como a desafíos de desarrollo a largo plazo. Hoy, estos problemas continúan. Casi siete millones de personas necesitan asistencia humanitaria de manera urgente, incluyendo ayuda alimentaria.

Tan sólo en 2013, Acción contra el Hambre ha tratado a alrededor de 27.000 niños con desnutrición severa, al mismo tiempo que ha brindado atención de emergencia a otras 45.000 personas. Ha proporcionado acceso a agua potable y saneamiento a más de 189.000 personas y ha trabajado con más de 80.000 personas para que recuperaran su autosuficiencia.

Actualmente, la principal oficina de la organización en el país se encuentra en su capital, Juba, y lleva a cabo programas de nutrición, seguridad alimentaria y medios de vida, y agua, saneamiento e higiene en cada una de las bases en Alek , Malualkon y Wunrok.

Acción contra el Hambre es una organización humanitaria internacional e independiente que combate la desnutrición infantil a la vez que garantiza agua y medios de vida seguros a las poblaciones más vulnerables. Intervenimos en más de 40 países apoyando a más de siete millones de personas. Nuestra visión es un mundo sin desnutrición; nuestro primer objetivo, devolver la dignidad a quienes hoy viven amenazados por el hambre.

Más Información y entrevistas con portavoces: Acción contra el Hambre Carlos Riaza – 91 771 1672, 608 788 320 www.accioncontraelhambre.org