Somalia

“El fin oficial de la hambruna no quiere decir que la crisis haya terminado”

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
  • Acción contra el Hambre advierte que, aunque ya no se registren los criterios técnicos para definir una hambruna (un 20% de la población con acceso a menos de 2.100 kcal al día, una tasa de desnutrición aguda por encima del 30% , más de 2 fallecimiento por cada 10.000 personas al día, menos de 4 litros por persona al día…) sigue habiendo en el país niños desnutridos, familias que dependen de la ayuda exterior para alimentar a los suyos y miles de refugiados y desplazados.

  • Ahora hay que seguir trabajando para que esto no vuelva a pasar, ni en Somalia ni en otras regiones en peligro, como Sahel, donde podríamos encontrarnos en primavera con 2,6 millones de niños en estado de desnutrición aguda

Madrid, 3 de febrero de 2012

La buena estación de lluvias entre octubre y diciembre de 2011, junto a los insumos agrícolas facilitados por la ayuda internacional y la respuesta de emergencia han conseguido reducir de 4 millones a 2,34 millones el número de personas que necesita ayuda humanitaria de emergencia en el país, pero la situación sigue siendo grave.

“Las respuestas de emergencia son paliativas y de contención, pero ahora tenemos un enorme reto por delante: fortalecer las capacidades erosionadas durante estos meses y preparar a las familias para enfrentarse a las próximos eventos que pongan en peligro sus precarios medios de vida, y sea una sequía o una guerra”, explica Amador Gómez, Director Técnico de Acción contra el Hambre.

Por otra parte, esta noticia “no puede llevarnos a bajar la guardia, ni en Somalia, ni en zonas del mundo donde hoy los sistemas de alerta temprana apuntan a escenarios muy graves de desnutrición aguda, como es el caso de Sahel. Es inaceptable saber con antelación que algo así puede pasar y no hacer nada para evitarlo”, asegura el Director General de Acción contra el Hambre, Olivier Longué.

Acción contra el Hambre lanzó en noviembre la alerta por la crisis que se avecina en cinco países al Sur del Sáhara (Níger, Malí, Mauritania, Burkina Faso y Chad), donde diez millones de personas podrían agotar antes de abril sus reservas de alimentos y 2,6 millones podrían padecer desnutrición aguda, entre ellos un millón en su forma más severa.

Acción contra el Hambre, que ya ha puesto en marcha un programa regional de contingencia para facilitar a los más pobres dinero con el que comprar alimentos y distribuir raciones de protección a las familias con un niño desnutrido, recuerda que es necesario actuar lo antes posible para mitigar el impacto de la crisis que se avecina.

Acción contra el Hambre es una organización humanitaria internacional e independiente que combate la desnutrición infantil a la vez que garantiza agua y medios de vida seguros a las poblaciones más vulnerables. Intervenimos en más de 40 países apoyando a más de 6,4 millones de personas. Nuestra visión es un mundo sin desnutrición; nuestro primer objetivo, devolver la dignidad a quienes hoy viven amenazados por el hambre.