Sierra Leone

Sierra Leona afronta las consecuencias de unas lluvias torrenciales que han provocado el desplazamiento de más de 14.000 personas

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published

Después del Ebola, inundaciones
Los estadios deportivos de la capital, convertidos en alojamientos temporales

Madrid, 30 de septiembre de 2015.- Las recientes inundaciones en Sierra Leona han provocado el desplazamiento de unas 14.000 personas de sus hogares, 6.000 de ellas solo en la capital, Freetown. Los suburbios donde vivían hasta ahora serán probablemente demolidos, teniendo en cuenta el estado en el que han quedado tras las lluvias.

En el contexto de una epidemia de Ebola todavía activa, estos hechos añaden más inestabilidad al complicado panorama por el que atraviesa el país. Además, el riesgo de que aparezcan nuevos casos de la enfermedad aumenta en un contexto de hacinamiento.

Estadios deportivos se convierten en alojamiento temporal

Más de 2.000 afectados por las lluvias torrenciales se encuentran a día de hoy pasando las noches en el Estadio Nacional de Freetown, donde Médicos del Mundo está prestando atención médica.

La prioridad es la atención de mujeres embarazadas y lactantes, que se está realizando en una sala dentro del propio estadio, con un enfermero, una enfermera y un médico de la ONG apoyando al personal del sistema sanitario sierraleonés.

La organización ha instalado también allí una tienda para el tratamiento del cólera, una de las enfermedades de posible aparición en contextos de falta de higiene y que es endémica en el país, y coordina además la zona de aislamiento para posibles casos de Ebola dentro del estadio.

En cuanto al alojamiento temporal en instalaciones deportivas, además del Nacional, la situación es especialmente preocupante entre quienes se hacinan en un segundo estadio, el de Atouga, puesto que no cuentan con las mínimas condiciones de habitabilidad deseables.

Médicos del Mundo participa también en la operativa de prevención y control de enfermedades transmisibles: 10 higienistas trabajan coordinados por dos supervisores de la organización desplazados desde el distrito de Koinadugu a la capital del país para asegurar la correcta puesta en marcha de medidas de prevención de patologías infectocontagiosas en general y de Ebola en particular, ámbito en el que la ONG acumula ya una dilatada experiencia.

La entidad ha incorporado además como trabajadores temporales a personas afectadas por las inundaciones, que están prestando servicios de limpieza.