Peru

Peru: Lima con lluvia - cambios que demandan acción

Source
Posted
Originally published
Origin
View original
En las =FAltimas semanas se han producido inesperados cambios climáticos, probablemente relacionados con un fenómeno mayor como el calentamiento global, que demandan una rápida reacción de las autoridades, así como un cambio en las costumbres de los ciudadanos.

Mientras por un lado se confirma la presencia de un fenómeno de El Niño débil, que seg=FAn los especialistas podría causar escasez de lluvias en la sierra sur y la selva norte, de otro lado en Lima se experimentan inusuales lluvias que están causando serios perjuicios a grandes sectores poblacionales.

El diagnóstico ya es conocido y ha sido repetido por las autoridades y los expertos: no estábamos ni remotamente preparados para estas variaciones climáticas. Pero, de lo que se trata ahora es de tomar medidas urgentes para evitar víctimas y mayores daños materiales.

El Gobierno ha declarado en emergencia nueve distritos capitalinos afectados por las continuas precipitaciones, así como por huaicos, deslizamientos de lodo y piedras de los =FAltimos días, entre ellos Comas, Villa María del Triunfo y San Juan de Lurigancho.

Lo urgente ahora es que, con el concurso y la coordinación del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) y de ministerios como el de Transportes y Comunicaciones y de Salud, se arme un plan integral que involucre a las municipalidades distritales y representantes de los vecinos.

Las prioridades van desde prestar ayuda inmediata, como distribuir carpas y medicinas, hasta construir muros de contención en los puntos neurálgicos. Seg=FAn voceros del Gobierno, hasta el momento hay aproximadamente 3.000 familias damnificadas, lo que no es poco, que demandan por atención rápida, pues muchas se han quedado prácticamente en la calle.

Dicho esto, es evidente que los recientes cambios climáticos obligan a reflexionar sobre otros temas relacionados. Ante todo, debemos estar preparados para evitar y prevenir el estallido de epidemias debido a la formación de lagunas, para proteger principalmente a los niños, que son los más expuestos.

Luego, el incremento de las lluvias en Lima debe también llevarnos a debatir sobre el trazo y la planificación urbana de las ciudades, que tienen su razón de ser y son procesos estrictamente necesarios. Prueba de ello es que los daños más graves, por el incremento de las lluvias, se han producido precisamente en las invasiones de cerros y zonas ribereñas, donde se han construido viviendas de modo informal.

En suma, debemos apoyar a los hermanos damnificados, en un gran esfuerzo de solidaridad que no debe comprometer solo al Gobierno sino a todos los ciudadanos. Pero, con el mismo interés y preocupación, tenemos que demandar un permanente monitoreo climático en todo el país, para descolmatar ríos con anticipación y alertar a la población antes de que se produzcan desbordes de la naturaleza.

Finalmente, imponderables como estos deben hacernos reflexionar sobre nuestra personal responsabilidad en el cambio climático y a optar por el uso de energías renovables y no contaminantes.