Peru

Informe sobre la Misión a Perú, 17 - 22 de Noviembre de 2020

Format
Analysis
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

I. Introducción

  1. Entre el 17 y 22 de noviembre de 2020, tras una invitación del Estado de Perú, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) realizó una misión de observación al área de Lima Metropolitana para recabar información sobre la situación de los derechos humanos en el contexto de las protestas ocurridas entre el 9 y el 15 de noviembre.

  2. Durante su misión, ACNUDH sostuvo reuniones con las altas autoridades del país, incluyendo el Presidente de la República, Francisco Sagasti, la Ministra de Relaciones Exteriores, Elizabeth Astete, el Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Eduardo Vega, el entonces Ministro del Interior, Rubén Vargas, funcionarias del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, la Fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, la Presidenta del Congreso, Mirtha Vásquez, la Presidenta de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Congreso, Leslye Lazo, así como congresistas, representantes del Poder Judicial, y altos mandos de la Policía Nacional de Perú (PNP o “la Policía”).

  3. ACNUDH llevó a cabo 113 entrevistas, con víctimas de presuntas violaciones a derechos humanos, testigos, integrantes de la Policía, representantes legales de víctimas y abogados/as voluntarios/as, organizaciones y actores de sociedad civil, incluyendo personas defensoras de derechos humanos, asociaciones de periodistas, federaciones de estudiantes, bomberos y brigadistas voluntarios, personal de la Dirección General de Defensa Pública y Acceso a la Justicia, la Defensoría del Pueblo, el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura y las autoridades municipales. La misión visitó comisarías y varios hospitales donde entrevistó personas heridas en el contexto de las protestas, así como el personal médico. Las víctimas y testigos fueron entrevistadas individualmente, con estricta observación de los principios de protección de las víctimas y de sus familiares, incluyendo, cuando se solicitó, la confidencialidad de su identidad o de la información compartida.

  4. ACNUDH analizó un volumen considerable de información, incluida aquella proporcionada por las víctimas, sus familiares y las autoridades, registros audiovisuales y otra información pública.
    La información obtenida fue evaluada a la luz del derecho internacional de los derechos humanos aplicable al Estado peruano, considerando además la legislación nacional. ACNUDH ejerció la debida diligencia para evaluar la credibilidad y la fiabilidad de todas las fuentes y verificó la información reunida para acreditar su validez.

  5. En particular, ACNUDH ha documentado que, en el contexto de las protestas que ocurrieron entre el 9 y el 15 de noviembre de 2020, la Policía hizo un uso innecesario y excesivo de la fuerza que resultó en dos muertes, mientras que al menos 200 personas resultaron heridas. ACNUDH también identificó un patrón de detenciones arbitrarias en conexión con las protestas, incluso por parte de policías de civil sin identificarse, así como violaciones de las garantías procesales, casos de malos tratos y ataques contra el derecho de reunión pacífica, la libertad de expresión y el derecho a defender los derechos humanos.

  6. ACNUDH toma nota de las medidas anunciadas o adoptadas por el gobierno y del compromiso expresado de garantizar la rendición de cuentas por las violaciones a los derechos humanos que se produjeron en noviembre de 2020 y de prevenir que se repitan tales hechos. ACNUDH llama al pleno disfrute y promoción de los derechos a la verdad, justicia y reparación, incluyendo las garantías de no repetición. ACNUDH permanece disponible para asistir al Estado peruano en abordar las cuestiones planteadas en este informe.

  7. ACNUDH agradece al Estado peruano por su amplia cooperación, por el diálogo franco sostenido y por la información proporcionada. Asimismo, agradece a la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, una coalición de sociedad civil, y al equipo de Naciones Unidas en el país por su apoyo durante la misión.