Peru

Perú: Emergencia ambiental - Después del derrame, al 24 de febrero 2022

Attachments

Derrame motiva solicitud de asistencia

El 15 de enero de 2022, un vertido de petróleo en una refinería al norte de Lima provocó que al menos 2.100 toneladas de petróleo se derramaran en el mar y derivaran hacia el norte, afectando a una zona marina de 80 km de longitud que incluye áreas protegidas que albergan vida marina que sólo se encuentra en las aguas de Perú.

Poco después del derrame, el petróleo que había sido arrastrado hacia el norte por el flujo de la corriente de Humboldt comenzó a afectar las aguas y costas cercanas de Ventanilla, así como los distritos vecinos de Ancón, Aucallama, Chancay y Santa Rosa.

Entre la magnitud del derrame y la vulnerabilidad de las zonas afectadas, el Gobierno declaró una emergencia ambiental de 90 días y solicitó formalmente la asistencia de las Naciones Unidas para hacer frente a los diversos impactos provocados por el derrame, considerado uno de los peores desastres ecológicos de la historia reciente de Perú.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA), a través de su Unidad Conjunta para el Medio Ambiente (JEU), desplegaron a Perú un equipo de expertos en respuesta y técnicos, entre los que se encontraban expertos de Equipo de las Naciones Unidas para la Evaluación Y Coordinación en Casos de Desastres (UNDAC) y del Mecanismo de Protección Civil de la Unión Europea (EUCPM), para apoyar la respuesta del Gobierno.

El equipo JEU buscaba asesorar al Gobierno a través de asistencia técnica en la contención y limpieza, en la gestión y coordinación de la respuesta a los impactos ambientales y socioeconómicos del derrame y en la reducción del riesgo de futuros desastres por derrame de petróleo.

El equipo llegó a Lima el 22 de enero y comenzó a trabajar con el sistema de la ONU en Perú, que incluye el Equipo de Asesoramiento Humanitario (HAT) dentro de la Oficina del Coordinador Residente de la ONU (OCR), para colaborar con las oficinas gubernamentales nacionales y subnacionales y apoyar la coordinación entre más de 30 instituciones estatales. El equipo también se reunió con personal técnico de Repsol, la empresa operadora de la refinería.

Los expertos en gestión de incidentes de derrames de petróleo y evaluaciones medioambientales rápidas realizaron visitas de reconocimiento con sus homólogos técnicos de las instituciones públicas para empezar a conocer el impacto del derrame. Los técnicos analizaron la distribución del vertido, la vulnerabilidad de los recursos naturales cercanos, el impacto social y humano de la catástrofe y las metodologías de limpieza y contención.

Disclaimer

UN Office for the Coordination of Humanitarian Affairs
To learn more about OCHA's activities, please visit https://www.unocha.org/.