Centro Sismológico Nacional se posiciona al mismo nivel que el de otros países referentes

Report
from Government of Peru
Published on 05 Nov 2019 View Original

Gracias a modernización emprendida por el IGP en coordinación con el Estado

Actualmente el Instituto Geofísico del Perú (IGP) cuenta con un moderno Centro Sismológico Nacional (Censis), gracias a la implementación de instrumentos ante el desarrollo tecnológico y de las comunicaciones; además de otras mejoras realizadas en coordinación con el Estado para divulgar información confiable y fidedigna al servicio de la población.

Así lo destacó el presidente ejecutivo del IGP, Hernando Tavera, y añadió que ahora pueden cumplir con mayor responsabilidad y reto la función que el Estado les ha encargado, que es el monitoreo continuo, sin descanso, de la ocurrencia de movimientos telúricos en el país, para la emisión de reportes, boletines e informes respetivos.

“La modernización del Censis nos coloca al mismo nivel de países tan desarrollados en el tema como Japón- que siempre es un referente- México o Chile”, puntualizó Tavera en declaraciones a la Agencia Andina.

Subrayó que la actividad del monitoero de la sismicidad en el país viene de los años 70, pero se ha ido modernizando en la instrumentación, en los procedimientos para el análisis y los cálculos de los parámetros del sismo.

El presidente ejecutivo del IGP afirmó que esta modernización los lleva a asumir el reto de que son responsables de la Red Sísmica Nacional, lo que involucra tener un gran número de estaciones sísmicas, la cuales suman alrededor de 70 en todo el país y transmiten información por satélite; aproximadamente 200 estaciones acelerométricas, que envían los datos por internet y registro 'in situ'; y a la vez hay unos 250 puntos de monitoreo de deformación cortical a nivel nacional.

Como el IGP posee una mayor cantidad de sensores que están cubriendo practicante todo el país, ahora registran sismos con magnitudes muy pequeñas y de los que son percibidos por la población se hace el recojo de los datos y el cálculo de los parámetros porcentuales en tiempo reducido.

“Hay un protocolo que nos permite definir nuestras responsabilidades junto con el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) y la Dirección de Hidrografía y Navegación (DHNI de la Marina de Guerra del Perú, el cual señala que los reportes sísmicos deben estar en un tiempo máximo de 8 minutos, pero en realidad los reportes salen en 3 a 4 minutos”, destacó.

Tavera agregó que la implementación de la Red Sísmica hace posible registrar diariamente 5, 8 o hasta 10 eventos sísmicos, de los cuales 1 o 2 son percibidos por la población y son los que se reportan.

Tavera, mencionó igualmente, que toda esta información que se acopia en el Censis permite cumplir con satisfacción el rol de monitorear la actividad sísmica del país y proporcionar la información a los integrantes del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (Sinagerd), a los pobladores, pero del mismo modo utilizarla para hacer investigación que hoy les permite estar en un nivel de decisión de Estado”, refirió.

En ese contexto, explicó que en la actualidad los simulacros se hacen para un sismo de magnitud 8.5 y esa es la contribución del IGP por cuanto ha logrado ya identificar donde van a ocurrir los próximos grandes eventos telúricos en el país y cuáles podrían ser sus magnitudes.

Sistema de Alerta Temprana de Sismos

Tavera recordó que se estableció el Centro Nacional de Monitoreo Volcánico, con una inversión del Estado de cerca de 18 millones de soles y este año el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) les asignó un aproximado de 20 millones de soles para hacer realidad el 2020 el Sistema de Alerta Temprana de Sismos para el país. Al indeci- involucrado igualmente en este proyecto- le corresponderá una cifra similar.

“Este sistema permitirá, dependiendo el escenario del evento telúrico, ganar algunos segundos de alerta antes de que el movimiento sísmico produzca el sacudimiento del suelo que puede causar daño a las personas. Esperamos que para mayo del 2021 se pueda ejecutar el simulacro usando este sistema al menos para las regiones Lima, Áncash e Ica”, adelantó.

El tiempo de alerta, continuó, dependerá de que tan lejos o cerca se está del lugar de la ocurrencia del sismo “En el caso de Lima en un escenario positivo estaríamos dando una alerta de 8 a 10 segundos antes, aproximadente”, anotó.

Simulacro Nacional de Sismo y Tsunami

Sobre el Simulacro Nacional de Sismo y Tsunami nocturno programado para las 20:00 horas de hoy, Tavera exhortó la participación activa de la población, pues dijo que muchas veces no se les presta la debida atención a estos ejercicios y al final la evaluación es un desencanto.

“La ciencia de la sismología a nivel mundial siempre ha buscado lograr predecir el terremoto, pero somos conscientes que aún no estamos a ese nivel de conocimiento porque son muchísimos los parámetros geofísicos que hay que evaluar, pero sí ha habido un esfuerzo muy grande de tratar de pronosticar el terremoto y se han creado instrumentación, metodologías que nos permiten lograr este objetivo”, comentó.

En ese sentido, resaltó que el IGP, por lo menos en tres publicaciones científicas, ha indicado que en la Costa Central del Perú – probablemente en las regiones de Lima, Áncash (Chimbote) e Ica (Pisco)- se espera en cualquier momento un terremoto que sobrepase la magnitud de 8.5 y que sería percibido en todo el país, “porque los terremotos son cíclicos.

Ya pasaron más de 270 años del último evento de gran magnitud y la energía acumulada tiene que liberarse algún día”.

El presidente ejecutivo del IGP reiteró que las personas no pierden la vida por el sismo sino por el colapso de las estructuras que ellos mismo diseñaron o construyeron en lugares vulnerables como las laderas de los cerros.