Peru

A 30 años de la Convención sobre los Derechos del Niño: Lo avanzado y lo pendiente en Perú

Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

PRESENTACIÓN

Hace treinta años, los dirigentes mundiales asumieron un compromiso histórico con la niñez y adolescencia cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Convención sobre los Derechos del Niño. Este tratado internacional se ha convertido en el acuerdo de derechos humanos más ampliamente ratificado y ha contribuido a transformar la vida de niñas, niños y adolescentes de todo el mundo.

Perú fue uno de los primeros países en ratificar la Convención, en 1990. Desde entonces se han logrado importantes avances en la generación e implementación de políticas y leyes, así como una mayor inversión pública que han contribuido a la garantía de los derechos de la niñez y adolescencia y, desde 2015, al progresivo cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Hoy hay menos niñas, niños y adolescentes en Perú que viven en situación de pobreza monetaria, que mueren antes de cumplir 5 años, y que sufren de desnutrición crónica. Más niñas, niños y adolescentes tienen documentos de identidad y aseguramiento de la salud, asisten a la escuela y concluyen sus estudios a la edad adecuada. Estos logros concretos y significativos son el resultado de un trabajo sostenido del Estado peruano en colaboración con la sociedad civil, el sector privado, la cooperación internacional, madres, padres, cuidadores y las mismas niñas, niños y adolescentes. A pesar de ello, existen grandes desigualdades según el lugar donde nazca o viva cada niña o niño, y por tanto, un grado de avance heterogéneo en esos mismos objetivos.

Todavía no se ha logrado que todas y todos disfruten de una infancia plena, que nadie se quede atrás. Si bien la primera infancia se va convirtiendo progresivamente en una prioridad de política pública nacional, la adolescencia no ha logrado serlo de una manera integral. Un número muy elevado de chicas y chicos -especialmente las chicas- se enfrentan a la violencia normalizada en la casa, la escuela, su entorno social y en la red. Son las niñas, niños y adolescentes quienes mejor conocen los desafíos a los que se enfrentan, y quienes pueden contribuir proponiendo soluciones, pero tienen pocas oportunidades para que sus voces sean escuchadas.

Por ello, hablamos con niñas, niños y adolescentes de seis regiones que reflejan la diversidad del país: Cusco, Huancavelica, Lima, Loreto, Piura y Ucayali. Ellas y ellos identificaron un grupo de prioridades para los próximos años: la participación, la protección contra la violencia, la educación de calidad, la salud adolescente, el mundo digital, un ambiente limpio y la igualdad de oportunidades.

La conmemoración del 30 aniversario de la Convención es un llamado a renovar nuestro compromiso con los derechos de las niñas, niños y adolescentes, y una fuerte invitación a escucharlos y a actuar. Es nuestra responsabilidad compartida dar cumplimento efectivo al compromiso de Perú con la Convención y garantizar que cada niña, niño y adolescente disfrute de todos sus derechos.

Ana De Mendoza
Represenante de UNICEF en Perú