Paraguay

Prevén miles de damnificados

Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Fuente: ABC Digital

El río Paraguay llegaría a los 6,80 metros de altura en la zona de Asunción en julio próximo, generando el desplazamiento obligado de unas 6.500 familias de los Bañados Norte y Sur.

Desde hace unos días - acompañando el ingreso de la temporada típica de lluvia - comenzó el ascenso del río Paraguay, que actualmente está con una altura de 3,30 metros, según la marca de la Dirección Nacional de Navegación y Puertos (ANNP).

Según estudios de rigor científico, la previsión es que para julio próximo el cauce hídrico llegue a 6,80 metros, según informó a ABC Color la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN).

De llegar a la altura prevista, unas 6.500 familias de los Bañados Norte y Sur se verían nuevamente obligadas a dejar sus hogares. Actualmente la SEN está coordinando tareas con todas las instituciones que estarán involucradas para atender las necesidades de los posibles damnificados, como el Ministerio de Salud, Fuerzas Armadas, Municipalidad de Asunción, entre otras. La idea es albergar a estas personas en predios de las Fuerzas Armadas, dijo a ABC el ministro de SEN, Joaquín Roa.

También se prevén precipitaciones de magnitud importantes focalizadas en algunos puntos del interior del país, como Concepción, Alberdi, Bahía Negra, Carmelo Peralta. Sobre la situación del muro de contención de Alberdi, que se desmoronó en parte el año pasado, dijo que el Ministerio de Obras está trabajando sobre una solución definitiva -aunque ya van más de cuatro meses-, en tanto que la SEN está en permanente monitoreo y alerta sobre lo que pueda ocurrir en dicha localidad.

El año pasado el río Paraguay llegó a 7,37 metros en Asunción y causó el desplazamiento de más de 17.000 familias. Muchas fueron a predios estatales donde se improvisaron refugios, otros a lugares más organizados dentro de predios de la Fuerza Armada y otros tantos quedaron en los paseos centrales de importantes arterias en Asunción.

Luego de llegar a ese pico máximo después de más de dos décadas, había comenzado su descenso. En todo el país, la crecida del río el año pasado generó unos 300.000 damnificados en total.