Paraguay

Niños asisten a espacio de protección instalados en refugios

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

La familia de Pedro tiene una pequeña casa en Viñas Cue, cerca del río Paraguay y a pasos de un arroyo. La crecida les obliga a abandonarla, al menos dos veces al año, con lo poco que pueden rescatar.

Su mamá, Virgilia, nos cuenta desde hace meses están en el refugio instalado en el predio militar (RC4), en Zeballos Cué, donde actualmente viven al menos 350 familias desplazadas por las inundaciones. “Solo pudimos traer algunas vigas de la cocina y que usamos para hacer nuestra casa aquí, esperando que podamos volver pronto y rehacer la casa del río con lo que queda” comenta con su mirada dirigida hacia donde queda el río.

Cuando el espacio de recreación para los niños, niñas y adolescentes se instaló en el refugio de RC4, a finales de julio, Pedro y sus hermanos fueron los primeros en acercarse a mirar. Era un día muy frío y la carpa que instalaron, colmada de juegos y colores, parecía invitarles a pasar. En esta habilitación conocieron a la Ministra de la Niñez y la Adolescencia y también a Rafael Obregón, representante de Unicef; porque ambas instituciones instalaron 10 carpas iguales a ésta en refugios de Asunción, como Copaco, Villa Esperanza, Lambaré, Mburicaó, RC4 y otros.

Pedro y sus hermanos no faltan un sólo día al espacio de protección, asegura Lizza Villagra, responsable de las actividades que se organizan desde ahí. El espacio busca ser un lugar seguro y atractivo, con juegos y actividades recreativas para niños, niñas y adolescentes.

Descubren cada propuesta del espacio seguro y vuelven a casa solo para almorzar. “Lo que más me gusta son los juguetes y los juegos”, nos dijo y es lo que pudimos comprobar, siguiéndolo durante las actividades.

Pedro asiste a una escuela en Viñas Cue, pero como ahora vive en el refugio debe tomar un transporte público para llegar. No todos los días tienen para el pasaje, por eso no siempre puede ir a clases, este es uno de los motivos que mueve a la familia a regresar pronto a su comunidad. Entretanto, reciben apoyo con actividades lúdicas y formativas en la carpa.