Paraguay

Guía de orientación a familias sobre estimulación y desarrollo en la emergencia por COVID-19: Desde el embarazo hasta los 4 años

Format
Manual and Guideline
Sources
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

Introducción

Para brindar las condiciones esenciales e intervenciones que garanticen un buen comienzo en la vida de todas las niñas y niños pequeños (especialmente los recién nacidos, bebés y niños/as hasta los 4 años de edad), es necesario reconocer a las familias como actores clave con capacidad para proveer intervenciones tempranas oportunas, proporcionar un ambiente de aprendizaje temprano, crear un entorno familiar receptivo y protector, y demandar orientación y apoyo de manera continua.

La crisis de COVID-19 genera una serie de preocupaciones y desafíos, a la vez que brinda nuevas oportunidades para fortalecer estrategias de inclusión, promover el desarrollo integral de la niñez con participación de las familias y así evitar que los niños y niñas en general y específicamente aquellos con discapacidad y en contexto vulnerables queden atrás o fuera de las respuestas a la crisis.

En los primeros años las interacciones de las niñas y los niños con su entorno cercano —es decir, su familia y su comunidad— son fundamentales, particularmente cuando estas son afectivas, receptivas, de calidad, intensas y frecuentes.

Las actividades sugeridas tienen un enfoque de atención integral temprana y se basan en el Marco de cuidado cariñoso y sensible para el desarrollo en la primera infancia desarrollado por la Organización Mundial de la Salud, UNICEF y el Banco Mundial, en colaboración con la Alianza para la Salud de la Madre, del Recién Nacido y del Niño, la Red de Acción por el Desarrollo en la Primera Infancia (ECDAN) y otros socios. El Marco incluye las necesidades de niños y niñas desde el embarazo hasta los 4 años de edad, tales como: buena salud, nutrición óptima, protección y seguridad, oportunidades para el aprendizaje temprano y atención receptiva. Los padres, las madres, las familias y otros cuidadores primarios son los principales encargados de proporcionar el cuidado cariñoso y sensible. Las actividades también se han basado en la propuesta de “Marco de componentes esenciales (MCE)” elaborado por la Oficina Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe, que busca brindar condiciones esenciales e intervenciones que garanticen un buen comienzo en la vida de todas las niñas y niños pequeños, especialmente los recién nacidos, bebés y aquellos con discapacidad.

Considerando que UNICEF también ha producido durante los últimos años una serie de materiales de orientación a familias, se han incluido en los diversos apartados los vínculos de las páginas donde puede ampliar dicha información.