Paraguay

Como consecuencia de los efectos de la sequía prolongada, Gobierno Nacional declara Emergencia Nacional por 90 días

Source
Posted
Originally published
Origin
View original

La prolongada sequía que azotó los últimos meses la República del Paraguay, ocasionando pérdidas en la producción de alimentos en las fincas de la agricultura familiar y en las comunidades indígenas, impulsa al gobierno nacional a tomar las medidas necesarias para mitigar los efectos sobre el acceso y la provisión de alimentos.

En tal sentido, las estimaciones del Ministerio de Agricultura y Ganaderia señalan que las pérdidas en la producción de los principales rubros alimenticios (maíz, maní, mandioca, habilla, poroto) de la canasta familiar, principalmente de la población campesina, presentan una merma entre el 30% y el 70% del rendimiento, dependiendo de la zona y el rubro.

Asimismo, teniendo en cuenta el rol del estado de garantizar y hacer efectivo “El derecho fundamental a la alimentación de toda persona a estar protegida contra el hambre y la malnutrición”, así como la adopción de instrumentos que faciliten de manera eficiente y oportunas tomar medidas tendientes a atenuar los perjuicios ocasionados por fenómenos naturales, como la implementación de medidas de mitigación por los efectos de la sequía y pérdida de rendimiento en la producción de alimentos de la Agricultura Familiar campesina e indígena, en todo el territorio nacional.

El Poder Ejecutivo, en reunión de Ministros, presidido por el Presidente Lugo y en base al informe presentado por el Ministerio de Agricultura y Ganadería, ha decidido declarar en “situación de EMERGENCIA ALIMENTARIA a la producción de alimentos de la agricultura familiar campesina e indígena a nivel nacional, por un periodo de noventa (90) días, debido a la prolongada sequia”.

A partir de la vigencia de este decreto, el Ministerio de Agricultura y Ganadería coordinará las acciones pertinentes para enfrentar y apoyar la rápida recuperación de la producción de alimentos en las comunidades indígenas y de la agricultura familiar; con Instituciones del Poder Ejecutivo cuyas competencias y recursos estén relacionados con seguridad alimentaria como INDERT, INDI, SEN, SAS, MSPBS, DIBEN, MEC, SM Gobernaciones y Municipalidades. Las organizaciones campesinas e indígenas estarán representadas en esta instancia, participando en todas las etapas de la implementación del programa.

Es importante destacar que estas acciones del gobierno hacen parte de las Políticas de Desarrollo Social, en el marco del Programa de Producción de Alimentos por la Agricultura Familiar ejecutado por el MAG; que en calidad de Emergencia busca paliar la pérdida significativa de alimentos de las familias campesinas e indígenas debido a la prolongada sequía y asegurar que la capacidad de producción no se vea afectada y se establezcan las bases para seguir creciendo como proveedores de alimentos.

Una de las primeras medidas a implementar será la distribución de semillas de rubros agrícolas que puedan aún sembrarse (maíz, porotos, habillas) y el levantamiento de datos a nivel de fincas para estimar las pérdidas tanto en alimentos como en rubros de renta, para a partir de dicha información implementar las otras medidas como ser familias que requieran un soporte alimentario adicional, o compensaciones por pérdidas en los cultivos de renta entre otras cosas.