Panama + 8 more

Seguimiento a la emergencia: Estaciones de Recepción Migratoria (ERM) Pandemia COVID-19 - Reporte de situación #16 (10 al 23 de julio de 2020)

Format
Situation Report
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

METODOLOGÍA

La información de este reporte es recolectada por personal de OIM Panamá en Darién y Chiriquí, a través de monitoreo en terreno, evaluaciones multisectoriales con informantes claves, así como el intercambio de información regular a nivel técnico y a nivel central del Grupo Inter Agencial de las Naciones Unidas sobre Movilidad Humana. Este grupo es co-liderado por OIM y ACNUR, en donde actualmente participan activamente agencias, fondos y programas del sistema de naciones unidas en Panamá como: Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH), Organización Panamericana de la Salud (OPS), Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONU Sida), Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). El grupo Interagencial de Movilidad Humana, coordina acciones a nivel nacional para complementar los esfuerzos del Gobierno de Panamá tendientes a hacer frente a los retos que supone la gestión de la movilidad humada desde una perspectiva digna, humana segura, ordenada y regular.

CONTEXTO DE LA SITUACIÓN

La provincia de Darién se ha caracterizado en la última década por ser uno de los sitios de paso más importantes en los últimos once años para las personas migrantes extrarregionales. No obstante, Darién es una de las provincias con mayores desafíos en el desarrollo socioeconómico de Panamá, situación que incrementa los retos para la atención de flujos migratorios masivos e irregulares.

Desde el 2009 se han identificado flujos migratorios extrarregionales significativos, es decir, de personas migrantes que provienen desde otros continentes como África, Asia y la región del Caribe, específicamente personas haitianas y cubanas.

En el 2016, se dio la primera crisis migratoria por personas extrarregionales en la provincia del Darién, influenciada por el cierre de fronteras en Costa Rica y Nicaragua. Ante toda esta situación, los gobiernos de Panamá y Costa Rica establecieron un acuerdo conocido como Operación Flujo Controlado, para garantizar el paso de migrantes de manera ordenada, regular y segura.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró estado de pandemia por el virus COVID-19 el 11 de marzo de 2020, razón por la cual a nivel mundial se han tomado medidas para mitigación del contagio. En América Central, una respuesta a ello ha sido el cierre de fronteras o alteraciones en las políticas de gestión de fronteras, así como campañas masivas de higiene y la aplicación de estas medidas implica alteraciones en la movilidad de las personas migrantes en tránsito por Panamá. Asimismo, organismos como SICA han realizado planes de trabajo a nivel regional para la contingencia de la pandemia.

Desde el 12 de marzo Panamá se ha encontrado en estado de emergencia, con cierre de fronteras, producto de las medidas tomadas para la contención del virus. Debido al cierre de fronteras de Costa Rica, desde el 16 de marzo, la Operación Flujo Controlado se ha visto severamente afectada. Al momento, contamos con 2,474 migrantes varados en el territorio nacional, distribuidos de la siguiente manera:

En las estaciones de la Provincia de Darién hay: 1,510 migrantes en ERM La Peñita, 94 en ERM de Bajo Chiquito y 220 en ERM de Lajas Blancas. En la provincia de Chiriquí, en el ERM de Los Planes, actualmente hay 650 migrantes. El cierre de fronteras áreas continúa postergado hasta el 23 de julio.