Panama + 2 more

Alerta de situación: Refugiados y migrantes en tránsito en Necoclí (Antioquia) - Fecha actualización: 19 julio 2022

Attachments

CONTEXTO

07 julio 2022

En Panamá, sindicatos y organizaciones sociales convocaron protestas indefinidas debido a demandas sobre el alza en los precios, al desempleo y la corrupción. A raíz de ello, se han presentado bloqueos en las vías, que han generado desabastecimiento de bienes y combusbles. Los bloqueos incluyen la vía Panamericana, ruta de movimientos mixtos transconnentales provenientes de la región del Darién, fronteriza con Colombia.

11 julio 2022

El Gobierno de Panamá convocó a los líderes de la protesta para una mesa de trabajo que, a la fecha de elaboración de este reporte, no ha llegado a acuerdos para un levantamiento de las protestas.

15 julio 2022

Según un reporte conjunto del Grupo de Movilidad Humana del Sistema de Naciones Unidas en Panamá y los actores humanitarios con presencia local, varios puntos de la vía Interamericana, al sur del país, se encuentran cerrados (con aperturas parciales y paulanas en horas de la noche). En los puntos de atención a refugiados y migrantes en la frontera sur, donde hay unas 4.000 personas represadas; se brindan servicios básicos, pero persisten brechas en WASH y alojamiento, y las condiciones de seguridad impiden la apertura de corredores humanitarios.

18 julio 2022

El GIFMM local Urabá idenfica un riesgo importante de colapso de servicios en Panamá para personas en transito así como un riesgo de represamiento en Necoclí en caso de que la situación en Panamá connúe y conduzca a que se cierre el tránsito fluvial. A esto se suma la tendencia creciente en los flujos semanales durante el mes de julio, cuyo promedio aumentó un 78% frente a junio. Dado que la media diaria de salidas desde el muelle oficial de Necoclí fue de ≈440 personas entre el 9 y el 15 de julio, y que en junio aproximadamente la mitad de personas no salieron desde el muelle, según cifras oficiales del gobierno panameño, se esma que, potencialmente, entre 800 y 900 personas al día podrían represarse en Necoclí, otras localidades del Urabá e incluso otras zonas del país.