Mozambique

La recuperación de los manglares, clave en la adaptación al cambio climático en la lucha contra ciclones e inundaciones en Mozambique

El “Pacto de los alcaldes para el África Subsahariana” (CoM SSA) cofinanciado en Mozambique por la Unión Europea y la Cooperación Española, apoya al municipio de Maputo en un proyecto piloto de repoblación y conservación del manglar en una zona con alto riesgo de tormentas e inundaciones.

La vulnerabilidad de Mozambique al cambio climático es extrema; de hecho, es el país que ha presentado mayor índice de riesgo climático global según datos de 2019. Mozambique cuenta con extensas zonas costeras, como el área metropolitana de Maputo, que están expuestas a frecuentes ciclones tropicales, inundaciones y sequías. El litoral de Mozambique cuenta con un gran aliado para la lucha contra las inundaciones y ciclones, los manglares. Estos protegen las costas con sus densos sistemas de raíces que actúan como amortiguadores naturales contra las marejadas ciclónicas. Además, son un hábitat de cría para la biodiversidad marina y desde el punto de vista ecológico tienen un papel crucial en la fertilización, la estabilización y la regulación del microclima.

Pero no todo son buenas noticias. El cambio climático está causando dos efectos importantes en las costas. El nivel del mar sube y la composición química de los océanos se está modificando. En las últimas décadas entre el 20 y el 30% de los manglares de África central y oriental han desaparecido debido a varios factores además de los mencionados anteriormente. Se le suma la urbanización, la contaminación de las industrias, la extracción de leña, todos ellos acentuados por el crecimiento demográfico.

Si no se actúa hoy, es altamente probable que el ritmo en el que se suceden estos cambios supere la capacidad de adaptación de los bosques de manglares y las especies que viven en ellos.

EL MUNICIPIO DE MAPUTO TOMA MEDIDAS PARA LA PROTECCIÓN DEL MANGLAR

Por estos motivos, el municipio de Maputo ha desarrollado un proyecto piloto con el apoyo de la Cooperación Española para la recuperación del manglar, que contempla la realización de actividades en diferentes áreas del municipio.

En Katembe, el municipio de Maputo tiene prevista la regeneración de 102 Ha de manglar con plantas que producirá en el vivero municipal. La preservación de la zona y la educación ambiental forman parte del proyecto. Según afirmó Nilza Zandamela, técnica del departamento de Ambiente y Salubridad de Maputo "La contaminación de las aguas por vertidos, la construcción ilegal y el uso del espacio son las principales amenazas para el manglar en nuestro municipio".

Además de la reforestación en la zona de Katembe, Maputo prevé la rehabilitación de las compuertas -en la imagen superior- que permiten controlar la entrada y salida del agua procedente de las mareas en la zona de manglar de Costa del Sol. De esta forma, será posible tener un apropiado control del flujo del agua que llega de forma natural a la zona y poder retenerla más tiempo, permitiendo una inundación controlada de toda el área que favorezca el desarrollo del manglar.

El proyecto también contempla habilitar un paseo peatonal delimitado a la zona del manglar. La construcción de una pasarela de madera permitirá una mayor aproximación al ecosistema, para su uso en actividades de educación ambiental a la vez que evitará invasiones del mismo. Como constata la coordinadora del proyecto de la AECID, Maria Salazar, "litorales como el de Mozambique necesitan acciones para proteger hábitats críticos como los manglares y combatir el cambio climático".

Con el apoyo del Pacto de los Alcaldes, la alcaldía de Maputo está adoptando medidas concretas para adaptarse al cambio climático. El municipio está apostando por un equilibrio entre las necesidades de sus poblaciones y la preservación del potencial ecológico de los manglares, implementando un manejo sostenible de estos ecosistemas tan vulnerables.

La Cooperación Española apoya a las ciudades de Maputo, Matola y Boane en Mozambique, Dakar y Pikine en Senegal, Praia y Ribeira Grande de Santiago en Cabo Verde y la región de Nuakchot en Mauritania. Todas ellas ciudades signatarias del Pacto de los Alcaldes (https://comssa.org/en/), que junto con otras 270 ciudades de áfrica subsahariana, se han unido en la lucha contra el cambio climático.

Por María Salazar responsable del Programa de fortalecimiento Institucional a Municipios en la Oficina Técnica de la AECID en Mozambique; Cristina Moyano es coordinadora del Proyecto del Pacto de los Alcaldes CoM SSA de AECID en su sede en Madrid