Mozambique

Informe de situación: Inundaciones en Mozambique

Source
Posted
Originally published
1. Introducción
Mozambique, el sexto país con más bajos índices de desarrollo humano del mundo, atraviesa uno de los momentos más dramáticos de su historia. Las peores inundaciones en 50 años han dejado un rastro de muerte y destrucción que hacen difícil vislumbrar el momento en el que el país volverá a alcanzar la normalidad.

El país africano, con una superficie de 801.590 km2, tiene una población agrícola del 85 %. Las fuertes inundaciones provocadas, primero, por las lluvias torrenciales y el desbordamiento de los ríos Limpopo, Inkomati y Umbeluzi a principios de Febrero y más tarde por la aparición del ciclón Eline, han convertido el país en un verdadero desastre.

Seg=FAn datos del Gobierno de Mozambique, 1.000.000 de personas han resultado damnificadas por las inundaciones en la región sur de África. El n=FAmero de los que se han quedado sin hogar se aproxima al medio millón y a=FAn no se ha podido cuantificar el n=FAmero de muertos ya que la bajada de las aguas está descubriendo nuevos cadáveres. Los daños en las infraestructuras son incalculables. Puentes, carreteras y vías férreas han quedado completamente intransitables en algunas zonas durante muchos días.

Los efectos del ciclón Eline se han dejado sentir en todo el sur del continente africano, afectando a la mayor parte del África Austral. Zimbabue, Suazilandia y Botsuana, junto con Sudáfrica, son los otros países afectados por las inundaciones.

En los próximos días, lejos de desaparecer todo rastro de lluvia, a la zona se aproxima un nuevo ciclón desde las costas de Madagascar, conocido como Gloria, que ya ha dejado una estela de muertos en este país y que podría empeorar a=FAn más la situación.

2. Situación actual

El desastre que comenzó en Mozambique a principios de febrero, alcanza ya a los países vecinos, aunque es este país el que peores destrozos y daños personales ha sufrido.

El día 4 de febrero comenzaba a llover torrencialmente en Mozambique y durante tres semanas las nubes no han parado de verter agua sobre el país africano, lo que ha provocado fuertes inundaciones y el desbordamiento de los principales ríos. Las intensas lluvias se vieron agravadas por la aparición del ciclón Eline, que azotó las costas de Mozambique el pasado 21 y 22 de febrero, empeorando a=FAn más la crítica situación que vivía el país.

Los efectos del ciclón se dejaron sentir fuertemente en la zona hasta el día 24 de febrero, pero los daños no han podido ser evaluados en su totalidad ya que ha seguido lloviendo y un nuevo ciclón, el Felicia, se aproximó a la zona desde Madagascar, azotando de nuevo las costas de Mozambique del 26 al 28 de febrero, provocando crecidas de más de 2 metros del río Limpopo a su paso por las localidades de Chókué y Chibuto, en las provincias de Gaza e Inhambane.

Las tormentas, intensificadas con la fuerza de los ciclones, han afectado a parte del centro y sur de Mozambique, a Suazilandia, a Zimbabue, a Sudáfrica y el sureste de Botsuana.

En los =FAltimos días el aumento de caudal del río Zambeze ha anegado de nuevo las provincias de Tete, Manica, Sofala y Zambezia, en Mozambique, con nuevas inundaciones que vuelven a hacer difíciles las tareas de rescate.

También un nuevo ciclón, el Gloria, se ha aproximado al África Austral, añadiendo un nuevo país afectado a la lista: Madagascar. El Gloria ha dejado a su paso por este país al menos 130 muertos y grandes inundaciones. Y está vertiendo agua de nuevo sobre los países ya afectados.

En la actualidad

Se contin=FAan evaluando los daños y las necesidades en la zona. Cientos de miles de personas siguen desplazadas sin casa, sin víveres ni agua. Muchas contin=FAan esperando a=FAn a ser rescatadas por las organizaciones humanitarias.

Cientos de personas están volviendo a sus casas para intentar encontrar allí a los familiares perdidos y para recuperar las pocas pertenencias que les quedan.

Las principales carreteras y líneas férreas se han visto seriamente afectadas, así como otras infraestructuras importantes.

Tierras de cultivo han sido destruidas y se teme que se produzca una fuerte escasez de alimentos a largo plazo.

El temor de los Gobiernos y de las Organizaciones Humanitarias ahora se centra en la amenaza de epidemias de cólera, tifus y malaria, ya que se han detectado numerosos casos de estas enfermedades en la zona y los suministros de agua potable siguen siendo el principal problema.

Como respuesta al desastre, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja hizo un llamamiento internacional el 11 de febrero de ayuda a los damnificados por las inundaciones, que ha ido revisando progresivamente hasta llegar a establecer 11.346.464 de francos suizos (1.180.032.256 de pesetas) como ayuda necesaria para restablecer una situación normal en las zonas afectadas del África Austral.

En cada uno de los países afectados, la Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja está coordinando la respuesta de emergencia con las respectivas Sociedades Nacionales, así como con las Agencias de la ONU y las ONG.

Organizaciones humanitarias hablan de una necesidad de mayor coordinación entre la realización y los esfuerzos de rescate, particularmente en el área de Save-Buzi. El Gobierno, en particular, ha puesto de manifiesto la necesidad de una mayor coordinación y control en la distribución de alimentos y materiales de ayuda humanitaria.

3. Área del desastre

Mientras contin=FAan las acciones de rescate y emergencia en Mozambique, el énfasis está centrado ahora en paliar las necesidades más urgentes de alimentos, agua y medicinas. Las organizaciones humanitarias se esfuerzan en determinar las necesidades de materiales de emergencia. Uno de los principales problemas contin=FAa siendo la falta de vehículos para transportar personal y materiales de ayuda de emergencia.

La prioridad principal en los países afectados ha sido el rescate de las personas aisladas, después proveer de asistencia básica de emergencia a los damnificados.

Mozambique

Mozambique fue el primer país azotado por las lluvias torrenciales a principios de febrero. Las zonas más afectadas han sido la ciudad de Maputo y su provincia y la provincia de Gaza.

Las provincias de Maputo, Gaza e Inhambane y los ríos que las surcan registraron los niveles de agua más altos que se recuerdan en el área. Ha habido multitud de daños y las inundaciones son las peores en décadas.

El Gobierno de Mozambique ha efectuado un llamamiento internacional por valor de 65 millones de dólares (10.900 millones de pesetas) para mejorar la situación de la población y poder emprender tareas de reconstrucción.

El Instituto Nacional de Desastres de este país ha identificado las siguientes áreas como críticas. Chibuto, Guija y Xai Xai, en la provincia de Gaza; Govuro, en la provincia de Inhambane; Machanga, Machaze y Massangena, en la provincia de Sofala.

Las cifras de las personas que se encuentran alojadas en albergues temporales son las siguientes:

Provincia
Población alojada en albergues provisionales
Maputo (ciudad)
9.361
Maputo (provincia)
70.505
Gaza
94.493
Inhambane
5.100
Sofala / Manhica
66.678
Matola
3.919
Total
250.056

Maputo Ciudad y Provincia

Se calcula que 120.000 personas se han visto afectadas por las inundaciones en la provincia de Maputo - de las cuales 79.866 se encuentran alojadas en albergues provisionales-. Aunque todavía no se dispone de cifras concretas, las localidades más afectadas han sido la capital, Maputo, Matola, Moamba, Marracuene y Manhica.

Existe una necesidad urgente de estabilizar el suministro de agua y saneamiento. Además, las prioridades en esta provincia son la prevención de enfermedades relacionadas con agua contaminada, el abastecimiento de agua potable, el suministro de alimentos y el de suministros no alimentarios y cuidados básicos de salud.

Provincia de Gaza

Con una población de 1,2 millones de habitantes, toda la provincia de Gaza quedó inundada por los efectos de las lluvias torrenciales de febrero. Se estima que a=FAn quedan personas por rescatar por lo que las operaciones de salvamento contin=FAan en esta zona. Tres campamentos temporales han sido instalados al sur del río Limpopo para las personas desplazadas por las inundaciones, que ascienden a 47.000.

El PAM (Programa Alimentario Mundial) se está encargando de llevar suministros alimentarios a la zona.

En la localidad de Xai Xai el pasado 29 de febrero los niveles del río alcanzaron los 9.88 metros (5 metros por encima de lo que se considera estado de alerta). Las condiciones de salubridad son todavía muy precarias en esta zona, donde la mayoría de los suministros de agua quedaron destruidos. La pista de aterrizaje ha permanecido inundada durante varias semanas, pudiéndose utilizar =FAnicamente para vuelos humanitarios. El derrumbamiento del puente que une Xai Xai y Chókué, el 22 de febrero ha dificultado sobremanera la distribución de materiales de emergencia en esta zona.

Las cifras indican que la inundación del valle del Limpopo ha afectado en torno a 100.000 hectáreas de terreno para el cultivo que han quedado completamente arruinadas tras el paso de las riadas.

Los charcos de agua estancada y las condiciones insalubres incrementan el riesgo de propagación de enfermedades como la malaria, el tifus y el cólera en la provincia.

Decenas de miles de personas han tenido que ser evacuadas en Gaza por medio de helicópteros y trasladadas a zonas seguras para situarlas en campos de agrupamiento, improvisados.

Los daños a las propiedades y a las personas están siendo evaluados en estos momentos.

Las localidades de las que se disponen datos no oficiales de personas desplazadas en esta provincia son las siguientes:

Localidad
Estimación desplazados
Chókué
24.000
Chibuto
20.000
Chaquelane
47.000
Chilabane
10.000
Xai-Xai
40.000

* Datos de 7 de marzo de 2000

La mayor preocupación se centra ahora en la prevención de enfermedades relacionadas con el agua contaminada, suministros alimentarios, cuidados básicos de salud y suministros no alimentarios.

Provincias de Inhambane y Sofala

La situación es crítica en torno al río Save, con inundaciones en las provincias de Inhambane (Govuro) y Sofala (Machanga). En el valle del río Save, miles de personas han esperado hasta dos semanas a poder ser rescatadas. Desde la aparición de las primeras inundaciones, aproximadamente 19.000 personas han sido alojadas en albergues temporales. Se estima que un total de 25.000 personas al sur del río Save y 35.000 al norte se han visto afectadas por las inundaciones.

Los daños en las carreteras y la destrucción de los puentes han impedido las labores de rescate en la zona. Los centros de alojamiento se han establecido en Save (Govuro), Mahave (a 32 km. De Save) y Pande (Inhassoro).

El suministro alimentario está llegando a 19.000 personas en Buzi, 5.000 en Chibabava y 11.000 en Machanga, a través del PAM (Programa Alimentario Mundial)

Botsuana

Se estima que las fuertes inundaciones han afectado a cerca de 115.000 personas en Botsuana y han dejado sin hogar a 32.000. De acuerdo con la Cruz Roja de Botsuana, algunas familias desplazadas que han sido previamente alojadas en escuelas y centros comunitarios, han retornado a sus casas, mientras otros contin=FAan con sus familiares en áreas seguras. La situación se está normalizando y los meteorólogos predicen condiciones secas en los próximos días, principalmente en la región central. Las líneas de ferrocarril y el transporte por carretera están siendo restituidos y ya se ha iniciado la reconstrucción de los puentes.

Suazilandia

La gravedad de la situación en este país llevó a la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja a ampliar el llamamiento inicial que realizó a favor de las víctimas de las inundaciones en Mozambique y Botsuana, también a Suazilandia.

Desde diciembre, las lluvias caídas en el país han excedido el promedio normal.

La región de Hhohho, de 92.000 habitantes, en el norte del país fue la más afectada. Muchas carreteras montañosas quedaron intransitables y los corrimientos de tierra causaron daños en casas y otras infraestructuras. 6.900 casas están dañadas y 1.115 han sido completamente destruidas.

Mientras el tiempo y la situación de inundación en el país mejora, la necesidad de asistencia de emergencia y rescate persiste entre la población más afectada.

El nivel de las aguas subterráneas ha crecido tanto que no llega a absorber el exceso de agua, lo que está inundando campos y casas. La destrucción de las casas y el riesgo de enfermedades por la contaminación de las fuentes de agua, plantea problemas en todo el país.

El temor ante la extensión de epidemias se confirma con el incremento de casos de malaria debido a las aguas estancadas y al aumento del n=FAmero de mosquitos.

Una preocupación en la zona es el incremento del n=FAmero de desplazados mozambicanos que están entrando por el norte de Suazilandia desde la pasada semana.

Zimbabue

En este país, el ciclón Eline ha proporcionado muchos días de fuertes lluvias inusuales que como resultado han dado inundaciones que se estima han afectado a 180.000 personas en las provincias de Manicaland, Midlands, Masvingo y el sur de Matabeleland.

Muchas propiedades particulares quedaron completamente destruidas por el desbordamiento de los ríos. Muchos puentes quedaron cubiertos por las aguas y la caída de árboles dañó sistemas de comunicación y electricidad, haciendo los accesos y comunicaciones prácticamente imposibles en muchas áreas.

La mayoría de las zonas afectadas están cerca de ríos en las tierras bajas. Debido a las continuas lluvias, los esfuerzos para evacuar a las personas que se habían quedado aisladas han sido muy dificultosos.

En la mayoría de los casos las víctimas son pequeños agricultores con un n=FAmero limitado de ganado. En muchos casos sus campos han quedado anegados y las cosechas destruidas.