Mozambique + 1 more

Informe de situación inundaciones en Mozambique

Source
Posted
Originally published
1. INTRODUCCIÓN
Mozambique, el sexto país con más bajos índices de desarrollo humano del mundo, atraviesa uno de los momentos más dramáticos de su historia. Las peores inundaciones en 50 años han dejado un rastro de muerte y destrucción que hacen difícil vislumbrar el momento en el que el país volverá a alcanzar la normalidad.

El país africano, con una superficie de 801.590 km2, tiene una población agrícola del 85 %. Las fuertes inundaciones provocadas, primero, por las lluvias torrenciales y el desbordamiento de los ríos Limpopo, Inkomati y Umbeluzi y más tarde por la aparición del ciclón Eline, han convertido el país en un verdadero desastre.

Según datos del Gobierno de Mozambique, 350 personas han muerto y 1.000.000 de personas han resultado damnificadas por las inundaciones en la región sur de África. El número de los que se han quedado sin hogar es de 300.000 y aún no se han podido cuantificar el número de afectados que continúan sin poder ser evacuados, aunque se habla de cientos de miles. Los daños en las infraestructuras son incalculables. Puentes, carreteras y vías férreas han quedado completamente intransitables en algunas zonas.

Los efectos del ciclón Eline se han dejado sentir en todo el sur del continente africano, afectando a la mayor parte del África Austral. Zimbabue, Suazilandia y Botsuana, junto con Sudáfrica, son los otros países afectados por las inundaciones.

En los próximos días, lejos de desaparecer todo rastro de lluvia, parece que se avecina un nuevo ciclón desde las costas de Madagascar, conocido como Felicia, que podría empeorar aún más la situación, complicando el salvamento del resto de los damnificados que continúan aún sin poder ser rescatados.

2. SITUACIÓN ACTUAL

El desastre que comenzó en Mozambique, alcanza ya a los países vecinos, aunque es este país el que peores destrozos y daños personales ha sufrido.

El día 4 de febrero comenzaba a llover torrencialmente en Mozambique y durante tres semanas las nubes no han parado de verter agua sobre el país africano, lo que ha provocado fuertes inundaciones y el desbordamiento de los principales ríos. Las intensas lluvias se han visto agravadas por la aparición del ciclón Eline, que azotó las costas de Mozambique el pasado 21 y 22 de febrero, empeorando aún más la crítica situación que vivía el país.

Los efectos del ciclón se dejaron sentir fuertemente en la zona hasta el día 24 de febrero, pero los daños no han podido ser evaluados en su totalidad ya que sigue lloviendo y los últimos informes meteorológicos anuncian la llegada de un nuevo ciclón desde Madagascar, conocido como Felicia.

Las tormentas, intensificadas con la fuerza del ciclón que azota las costas del sureste de África, han afectado a parte del centro y sur de Mozambique, a Suazilandia, y el sureste de Botsuana.

Mientras se continúan evaluando las necesidades en la zona, cientos de miles de personas siguen desplazadas sin casa, ni víveres y muchas continúan esperando a ser rescatadas por las organizaciones humanitarias.

Las principales carreteras y líneas férreas se han visto seriamente afectadas, así como otras infraestructuras importantes.

El temor ahora se centra en la amenaza de epidemias de cólera y malaria, ya que se han detectado numerosos casos de estas enfermedades en la zona y los suministros de agua potable siguen siendo el principal problema.

La Federación Internacional de Cruz Roja hizo un llamamiento internacional el 11 de febrero para ayudar a la Cruz Roja de Mozambique y a la Cruz Roja de Botsuana para responder a las necesidades urgentes detectadas en ambos países tras las inundaciones. El llamamiento enfatizaba que las inundaciones se estaban extendiendo por lo que en su último informe implica ya a Suazilandia.

2.1. Últimos acontecimientos

En Mozambique, las provincias de Maputo, Gaza y Inhambane y los ríos que las surcan registraron los niveles de agua más altos que se recuerdan en el área. Hay multitud de daños y las inundaciones son las peores en décadas. El Gobierno y otras fuentes estiman que 300.000 personas se han visto directamente afectadas por las inundaciones en el país. El número de muertos alcanza los 200, pero esta cifra puede aumentar debido al difícil acceso a algunas de las zonas y a la falta de helicópteros que permitan rescatar a las miles de personas que aún continúan sin poder ser evacuadas.

Nuevas inundaciones registradas en la madrugada del 26 de febrero en las provincias de Gaza e Inhambane han producido crecidas de más de 2 metros del río Limpopo a su paso por las localidades de Chókué y Chibuto.

Un delegado de Cruz Roja Española desplazado en la zona ha permanecido durante 48 horas en la azotea de un hotel de Chókué sin poder salir por la crecida del río Limpopo que alcanzó tres metros de altura y taponó todas las salidas. El delegado se encontraba en el hotel prestando asistencia alimentaria a un grupo de niños que llevaban varios días sin comer cuando la crecida del río Limpopo les sorprendió y les dejó atrapados. Finalmente, un helicóptero pudo acudir en su ayuda.

Mientras las inundaciones de los ríos Maputo e Incomati han disminuido, el valle del Limpopo está aún muy afectado. El rescate y las tareas de emergencia en todas las provincias está siendo muy difícil por las carreteras destrozadas y los puentes derrumbados por lo que en muchas ocasiones se debe evitar el acceso por carretera.

La evaluación urgente de las necesidades en Mozambique se está llevando a cabo en la provincia de Gaza por un equipo de la Federación Internacional de Cruz Roja, Unicef e Intermón, que preparan un plan de distribución de materiales básicos.

Lo que más preocupa en estos momentos a los Gobiernos y organizaciones humanitarias que se encuentran operando en la zona es el avance de enfermedades como la malaria o el cólera, que empiezan a registrar estadísticas preocupantes.

En los últimos días el aumento de caudal del río Zambeze ha anegado de nuevo las provincias de Tete, Manica, Sofala y Zambezia, en Mozambique, con nuevas inundaciones que vuelven a hacer muy difíciles las tareas de rescate.

2.2. Situación en la zona

Mozambique

El Gobierno de Mozambique ha efectuado un llamamiento internacional por valor de 65 millones de dólares (10.900 millones de pesetas) para mejorar la situación de la población y poder emprender tareas de reconstrucción.

Maputo Ciudad y Provincia

Aproximadamente el 70 % de las necesidades de suministro de agua están cubiertas en Maputo, la capital de Mozambique. Gran parte de las personas que estaban temporalmente alojadas en escuelas han sido trasladadas a otros lugares como una antigua fábrica. La superpoblación y la precariedad sanitaria están incrementando los riesgos de salud. Las personas sin casa en la ciudad de Matola aún están viviendo en albergues temporales. Existe una necesidad urgente de estabilizar el suministro de agua y sanitario. El acceso a los distritos de Matutuine y Magude es difícil debido a los daños en las carreteras y los puentes.

Gaza

Cifras preliminares indican que la inundación del valle del Limpopo ha afectado aproximadamente a 60.000 personas, mientras que 30.000 hectáreas de terreno se han perdido, y 1.609 kilómetros de carreteras han sido destruidos. Los charcos de agua estancada y las condiciones insalubres han incrementado el riesgo de extensión de enfermedades como la malaria y el cólera. Los mosquitos aumentan y como consecuencia la incidencia de casos de malaria se está multiplicando. En la ciudad de Xai Xai, las condiciones sanitarias están empeorando con la ruptura del sistema de aguas subterráneas que están contaminando las fuentes de agua potable. La pista de aterrizaje continúa inundada, pero hay una utilizable en Chibuto, a 80 kilómetros, que está siendo en estos momentos utilizada para vuelos humanitarios. Sin embargo, el derrumbe del puente que une Xai Xai con Chókué, ocurrido el 22 de febrero está dificultando la distribución de materiales de emergencia en la zona.

Se estima que aproximadamente 19.500 hectáreas de cultivo se han perdido en el distrito, afectando a 33.000 familias.

Botsuana

En Botsuana, el ciclón Eline ha agravado las inundaciones en la franja del este así como en áreas del sur, centro y norte del país. Aunque se han visto afectados todos los puntos cardinales del país, el este y el sur de Botsuana, donde se concentran dos terceras partes de la población, fueron los más afectados, ya que la mayoría de los ríos y diques de esa parte del país resultaron inundados y desbordados. La mayoría de las carreteras y los puentes continúan estando intransitables por los derrumbamientos y destrucciones y los sistemas de alcantarillado están inundados.

La valoración de necesidades llevada a cabo en la zona por el Gobierno, la Cruz Roja y Medical Rescue International, una ONG que opera en Botsuana, ha indicado que un total de 9.786 casas han sido destruidas con aproximadamente 65.422 afectados.

A pesar de la extensión de las inundaciones, las principales carreteras que unen Gabarone con el norte del país han sido reabiertas, así como las líneas ferroviarias del sur. Aproximadamente 10.000 personas, afectadas por las inundaciones, están alojadas temporalmente en escuelas e iglesias localizadas en el este y el norte de Botsuana.

Después de realizar las primeras valoraciones, se ha llegado a las siguientes conclusiones:

  • El extendido uso de letrinas y de tanques sépticos amenazan los cauces de agua en esta región.
  • La amenaza de mosquitos y el incremento de roedores en superficies secas hace necesario un control médico de enfermedades relacionadas con diarreas, debido a la contaminación de los suministros de agua.
  • El control de la calidad del agua es necesaria en las zonas afectadas por las inundaciones.
  • Las campañas de educación para la salud tienen que ser intensificadas.
Suazilandia

La gravedad de la situación en este país ha llevado a la Federación Internacional de Cruz Roja ha ampliar el llamamiento que ha hecho a favor de las víctimas de las inundaciones en Mozambique y Botsuana.

En Suazilandia la región de Hhohho en el norte del país es la más afectada de todas por las lluvias torrenciales que asolan muchas áreas del sur de la región africana. Muchas carreteras montañosas están intransitables y los corrimientos de tierras amenazan con causar daños en las casas cercanas y otras infraestructuras. Miles de casas han sido destruidas por las lluvias, que también han devastado cosechas.

La población de la región de Hhohho, de 92.000 habitantes está profundamente afectada. 6.900 casas están dañadas y 1.115 casas han sido completamente destruidas. El temor ante la extensión de epidemias se confirma con el incremento de casos de malaria debido a las aguas estancadas y al aumento del número de mosquitos. Con el 90 % de la población tomando agua de fuentes contaminadas tales como ríos y manantiales no controlados, existe un ato riesgo de aumento de cólera y diarrea.

Desde diciembre, las lluvias caídas en el país exceden el promedio normal. En particular, durante el mes de enero las regiones de Highveld y Lubombo excedieron el porcentaje de lluvias acostumbrado con 300 m3 de lluvia en Higheld frente a los 196 usuales, y 227 m3 en Lubumbo frente a 138 m3.

Un total de 272.000 personas se encuentran afectadas en Suazilandia. El nivel de las aguas subterráneas ha crecido tanto que no llega a absorber el exceso de agua, lo que está inundando campos y casas. La destrucción de las casas y el riesgo de enfermedades por la contaminación de las fuentes de agua, plantea problemas en todo el país.

3. ACTUACIÓN Y RESPUESTA DE LA CRUZ ROJA ESPAÑOLA

PLAN ESPECIAL MOZAMBIQUE

Como respuesta al Llamamiento efectuado por la Federación Internacional, y con el fin de trabajar conjuntamente con el resto de las Sociedades Nacionales operantes, así como con las organizaciones humanitarias presentes en la zona, la Cruz Roja Española ha puesto en marcha el Plan Especial Mozambique con el objetivo de asistir a los damnificados por las inundaciones y los efectos del ciclón Eline.

La actuación de Cruz Roja Española hasta el momento ha sido la siguiente:

CAMPAÑA DE RECAUDACIÓN: Cruz Roja Española puso en marcha el pasado 11 de febrero una campaña de recaudación de fondos para poder llevar a cabo proyectos de ayuda de emergencia y humanitaria en la zona y, posteriormente, proyectos de reconstrucción y rehabilitación. Por el momento, se llevan recaudados 37 millones de pesetas.

Cruz Roja Española mantiene abierta la campaña de recaudación para Mozambique por lo que rogamos la difusión del teléfono de emergencias 902 22 22 92 y las siguientes cuentas bancarias:

AYUDAS INTERNACIONALES

Banco Santander Nº de cuenta: 0085-0615-09-0000009292

Banco Español de Crédito Nº de cuenta: 0030-1292-05-0002222271

Banco Central-Hispano Nº de cuenta: 0049-0001-53-2110022225

Banco Bilbao Vizcaya Nº de cuenta: 0182-5906-86-0010022227

Banco Popular Español Nº de cuenta: 0075-0001-89-0600222267

Caja Madrid Nº de cuenta: 2038-1500-71-6000002275

La Caixa Nº de cuenta: 2100-0600-85-0201960066

Conf. Esp. Cajas de Ahorros (Ceca) Nº de cuenta: 2000-0002-28-9100510908

Argentaria Nº de cuenta: 0104-0328-92-0300222241

INTERNET: http://www.cruzroja.es

Por teléfono mediante tarjeta

Si su tarjeta es: 4B - VISA - MASTER CARD o AMERICAN EXPRESS puede efectuar su donativo llamando al teléfono 902 22 22 92 -

DELEGADOS EN LA ZONA: El primer delegado de Cruz Roja Española llegó a la zona el 15 de febrero para colaborar con la Cruz Roja de Mozambique en las labores de rescate y emergencia que se están llevando a cabo en la zona. El segundo delegado español, técnico en aguas, llegó al país africano el 22 de febrero y está también colaborando con la Cruz Roja Local en las labores de salvamento, en las distribuciones humanitarias y en la identificación de necesidades. Un tercer delegado viajará a Mozambique el próximo 7 de marzo.

ENVIOS DE AYUDA HUMANITARIA: Cruz Roja Española realizó un primer envío de ayuda humanitaria a Maputo, capital de Mozambique, el sábado 19 de febrero desde Vitoria (Álava) con un cargamento de 15 toneladas, financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), valorado en 39.028.600 de pesetas y compuesto por cuatro plantas potabilizadoras de agua con una capacidad de 1.000 litros por hora, 2.300 bidones de 15 litros, 100 tiendas de campaña familiares, 500 kits de cocina y 2.300 mantas.

Actualmente, se está preparando el segundo envío de ayuda humanitaria a Mozambique.

PROYECTOS DE CRE A CORTO PLAZO: Cruz Roja Española va a iniciar un programa de Suministros No Alimentarios en las zonas afectadas cuyos beneficiarios serán 30.000 habitantes (4.286 familias) de las provincias de Maputo, Sofala, Gaza e Inhambane. Los productos -30.000 mantas, 4.300 kits de cocina, 4.300 bidones de agua y 4.300 toldos plásticos- serán adquiridos en los mercados locales y distribuidos a la población por 60 voluntarios de la Cruz Roja de Mozambique. Este programa se verá complementado con la formación de monitores de salud en la prevención de enfermedades como la malaria y el cólera y en la formación en el manejo de sistemas de potabilización de agua.

Dentro del programa de prevención de enfermedades, se van a distribuir, además de 250.000 folletos informativos, 21.500 litros de lejía, 24 toneladas de jabón y 8.572 mosquiteras que eviten las picaduras del mosquito que transmite la malaria.

Cruz Roja Española tiene entre sus objetivos prioritarios desarrollar proyectos en los países lusófonos, en concreto con los siguientes sectores de población: mujeres, infancia y juventud.

Actualmente, en Mozambique se encuentran ya en fase final dos proyectos de Desarrollo. Uno, de formación de reclusas de la cárcel de mujeres de Maputo y otro, de sensibilización en la prevención contra las minas antipersonas y educación ambiental realizado en centros educacionales infantiles y juveniles y desarrollado por la Cruz Roja Juventud de Mozambique. Anteriormente, delegados de Cruz Roja Española han estado en la zona para colaborar en proyectos de apoyo institucional.

4. ACTUACIÓN DE LA FEDERACIÓN INTERNACIONAL DE LA CRUZ ROJA Y DE LA MEDIA LUNA ROJA

Para apoyar a la Cruz Roja de Mozambique y a la Cruz Roja de Botsuana en sus esfuerzos de rescate y emergencia, la Federación lanzó un llamamiento por valor de 2,8 millones de francos suizos (291.200.000 millones de pesetas) el 11 de febrero para distribuir asistencia a unos 10.000 beneficiarios para un periodo de 6 meses. Para responder inmediatamente a las primeras actividades de emergencia, 50.000 francos suizos (5.200.000 millones de pesetas) fueron dados a Botsuana y 100.000 (10.400.000 millones de pesetas) para Mozambique del Fondo de Emergencia para Ayuda de Desastres de la Federación. El pasado 25 de febrero la Federación Internacional revisó el llamamiento inicial y lo ha ampliado a 4.667.312 millones de francos suizos (485.400.448 millones de pesetas) para atender las necesidades de la zona e incorpora también al llamamiento a Suazilandia.

Mozambique

Maputo y su provincia

En las tres semanas que duran las lluvias más de 12.000 personas han sido atendidas por voluntarios de la Cruz Roja de Mozambique. En Maputo, una antigua fábrica está sirviendo de alojamiento a 4.000 personas evacuadas. La Federación Internacional, por su parte, está construyendo letrinas.

En la provincia de Maputo un total de 4.820 evacuados están siendo atendidos por 60 voluntarios de la Cruz Roja Local.

Provincia de Gaza

Seis equipos de voluntarios de Cruz Roja de Mozambique han sido enviados en helicóptero a las comunidades aisladas de la provincia de Gaza para desarrollar programas de educación sanitaria que prevenga enfermedades como la diarrea, el cólera y la malaria. Además se han repartido en muchos distritos medicinas y pastillas de cloro.

Los voluntarios de la Cruz Roja de Mozambique continúan asistiendo en las operaciones de rescate y asistencia que se están llevando a cabo aún en la zona. La delegación de la Cruz Roja local en Gaza va a distribuir mantas, jabón, ropa, cubos de agua y utensilios de cocina a 150-200 víctimas de las inundaciones en el centro Koko-Missiva en Chibuto. Las condiciones de salud en el centro serán incrementadas con la provisión de tiendas, letrinas portátiles y tratamientos de malaria y diarrea. En Chókué voluntarios de la Cruz Roja están asistiendo a 2.226 familias en cinco centros.

Las provincias de Inhambe, Sofala and Zambezia

Las áreas más afectas por las inundaciones en Inhambe son Govuro, Inhassoro y Vilanculos. Los voluntarios de Cruz Roja de Mozambique trabajan en la recaudación de fondos y en educación para la salud para prevenir el cólera y la malaria.

En la provincia de Sofala 23 voluntarios están trabajando en el distrito de Buzi con primeros auxilios, cloración de agua, educación sanitaria y recogida de cualquier tipo de contribución para las víctimas de las inundaciones. Además se ha preparado a los voluntarios para estar alerta ante el nuevo ciclón que se aproxima a la zona desde Madagascar.

Delegados de distintos países -Islandia, Austria, Reino Unido- están presentes en la zona colaborando en las distribuciones de emergencia y prestando apoyo en las labores de rescate.

Botsuana

La Cruz Roja de Botsuana ha participado activamente desde el principio en la emergencia en las áreas de salud, agua y saneamiento, en la valoración de necesidades, la coordinación de voluntarios y la recaudación de fondos, asistiendo al llamamiento del Gobierno y los llamamientos de la ONU, participando en reuniones de coordinación a todos los niveles del Instituto Nacional de Coordinación de Desastres.

Los voluntarios de Cruz Roja de Botsuana están realizando labores de identificación de necesidades y están presentes en la distribución de alimentos y suministros no alimentarios dados por los donantes.

La Cruz Roja de Botsuana está centrando su actividad en 7 de los 18 distritos más seriamente afectados, donde las cruces rojas locales tienen suficiente capacidad. Sin embargo, necesita apoyo externo técnico en áreas como la coordinación de emergencia, sistemas sanitarios y comunicaciones.

En la Cruz Roja Local de Francistown, 79 familia continúan alojadas en el centro comunitario bajo los cuidados de la Cruz Roja.

La Cruz Roja Alemana ha distribuido entre los afectados de Botsuana 500 tiendas y 3.000 mantas donadas por el Gobierno Alemán.

La Cruz Roja de Botsuana, apoyada por la Federación Internacional, no sólo va a trabajar en la distribución de la ayuda, sino que va a emprender acciones a largo plazo que se centran en proveer de alimentos básicos y necesidades de abrigo a 10.000 beneficiarios por un periodo de tres meses; emprender campañas públicas de educación sanitaria para prevenir enfermedades y proveer de agua potable e incrementar la sanidad en las áreas más afectadas; así como asistir al Gobierno en el realojo de lo desplazados de las áreas inundadas a zonas seguras identificadas por las autoridades locales.

Suazilandia

Un total de 250.000 francos suizos (26 millones de pesetas) han sido asignados por el Fondo de Emergencia en Casos de Desastre de la Federación para iniciar las operaciones de emergencia en la región.

La Cruz Roja de Suazilandia ha distribuido tiendas de campaña, paquetes alimenticios (principalmente en la región Hhohho) del stock existente para emergencias.

El 14 y 15 de febrero, voluntarios y equipos de la Cruz Roja de Swazilandia realizaron una valoración de las necesidades en las áreas de la región norte de Hhohho.

La Cruz Roja de Suazilandia ha trazado un plan de acción que engloba el entrenamiento de voluntarios para ser capaces de valorar y registrar las personas más afectadas y para distribuir la ayuda de emergencia. Además se ha formado un grupo nacional de respuesta ante el desastre.

La Cruz Roja de Suazilandia continúa realizando valoraciones de necesidades y preparando un equipo de personal y voluntarios para distribuir materiales de emergencia, así como conducir actividades de educación para la salud para la población en las áreas afectadas.

Necesidades Urgentes en la zona

En Mozambique y Botsuana, los esfuerzos continúan centrados en el rescate y las necesidades más urgentes en la zona son de alojamiento (tiendas, kits de cocina y mantas), alimentos, agua (pastillas potabilizadoras, bidones de agua y plantas potabilizadoras), material sanitario (letrinas portátiles, insecticidas en aerosol) y material higiénico (jabón), ya que se ha detectado un aumento de los casos de cólera y malaria.

Por la extensión de las inundaciones existe una necesidad urgente de herramientas y materiales agrícolas que permitan a los agricultores -la principal actividad de la población en este zona- intentar recuperar las cosechas. La reparación y rehabilitación de infraestructuras es, pues, una urgente prioridad.

En Botsuana, la capacitación de la Cruz Roja Local y la Federación Internacional de Cruces Rojas han dado suficiente apoyo a la operación inmediata de emergencia. Sin embargo, las necesidades más urgentes se centran en la recuperación de los sistemas de agua y en la prevención sanitaria.

PLAN DE ACCIÓN DE LA FEDERACIÓN DE SOCIEDADES NACIONALES PARA MOZAMBIQUE:

Fase de Emergencia: Febrero - Marzo 2000

Distribución de material de emergencia y asistencia. Diseminación de conocimientos de salud.

Segunda Fase: Abril - Junio 2000

Se centrará en completar las distribuciones de ayuda humanitaria de emergencia, así como en la realización de evaluaciones y control de las condiciones sanitarias, y capacitación para la preparación de desastres.

Capacitación de las Sociedades Nacionales

Una vez pasada la fase de emergencia se procederá a la capacitación de las Sociedades Nacionales afectadas para que ellas mismas desarrollen sus propios mecanismos para hacer frente a los desastres.